A la hora de comprar una fuente usualmente nos encontramos con productos con precios y números de todo tipo. Fuentes de 600W de $1500 o fuentes de 450W a $5000. Claramente, son números que están claramente pensados para confundir al inexperto.

La diferencia está, además de la marca, en que una tiene una certificación 80 plus y la otra no.

¿Qué implica una certificación?

Que una fuente esté certificada da una sensación de confianza, cómo si se tratara de rangos de calidad.

Hay varios «tipos» de 80 Plus: Bronce, Plata, Oro, Platino y Titanio.

A ciencia cierta la fuente es lo que conecta la computadora a la red eléctrica. Y si hay algo que todos deben saber es que esta red eléctrica es todo menos estable. Y no es una de esas cosas de un argentino quejándose que el país se cae a pedazos (aunque un poco de eso hay), pero ninguna red eléctrica es estable por definición, dando lugar tanto a cortes como a picos.

Y si bien hay muchas partes de nuestra red eléctrica que esto le cambia poco y nada, pocas cosas se llevan tan mal con la electrónica que un pico o una bajada de tensión. Hay altas chances que una fuente de $1500 marca GuilleTronic – Nota del Editor: andá a cagar, jaja – tenga muchas menos medidas de seguridad que una Gigabyte 80 plus bronce de ar$8000.

Y únicamente por una noción de seguridad general, no recomendaría a nadie abaratar en fuentes. Aún al armar una computadora barata, una buena fuente barata puede llegar a ser la diferencia entre tener un equipo aun andando o no.

Con esto dicho, es un poco de voto ciego, ya que el certificado 80 plus, aun por generar cierta confianza, no testea medidas de seguridad en absoluto.

¿Qué testea entonces 80 plus?

Es una de esas magias del marketing en que todo se encuentra en el nombre. Ok, bien, pero… 80 plus, pero ¿plus de qué?

El plus es sobre una cosa: Eficiencia.

Un certificado 80 plus garantiza que la fuente en todos sus modos (bajo, medio y alto consumo) mantenga al menos un 80% de eficiencia al transformar la corriente alterna de 220V a corriente contínua de 12V, 5V y 3,3V entre otros. Es decir y por poner un ejemplo: si comprás una fuente de 1000 Watts te asegurás que al menos 800 Watts sean entregados cómo corriente real para los componentes y no se transformen en calor.

Se entiende, y sobre entiende, que una fuente que logra ser eficiente, probablemente implemente componentes de calidad. Y usualmente podemos afirmar algo así cuando hablamos de pasar de gamas muy bajas a gamas medias bajas.

Hay una gran cuota de subjetividad y de mitología urbana digital, pero en criterio personal, he escuchado más frikis con una computadora «quemada» usando fuentes fantasmas, que aquellas usando fuentes 80 plus. No tengo pruebas. Tampoco dudas.

«Sinónimo de confianza».

Entonces digamos que fabrico fuentes y quiero cerficarlas… ¿que tengo que hacer?

Fácil: Entrar a esta pagina, pagar unos U$D 50000 dolares, enviarles un par de copias de tu fuente, y esperar el resultado. Ese nivel de entrada, de alguna forma también está garantizando cierta calidad. La prueban de diversas maneras y te devuelven que tipo de 80 Plus es la fuente.

Hay algo importante de este test y es que una vez certificado no la vuelven a recertificar. O sea, que si el fabricante cambia los componentes que tiene adentro o manda una versión «premium» a testear y después la degradan, nadie tiene forma de darse cuenta, y como dije, el certificado únicamente mide eficiencias.

Si bien es un sistema muy superior que el que teníamos antes donde dividíamos las fuentes entre «500 W» y «500W reales», y comprar algo coherente y de calidad se volvía tortuoso en un mar de marketing. Entonces es un poco de confianza ciega, y de fe en el sistema, si. Pero usualmente paga tenerla.

A criterio personal, mientras no uses algo de una marca que no viste nunca y mientras sea 80 Plus vas a estar relativamente a salvo, siempre y cuando mantengas en tu casa condiciones coherentes eléctricas, como puesta a tierra, disyuntores y demás.

¿Entonces cuando vale la pena invertir en fuente cara?

Únicamente preocúpate por comprar una fuente de más de U$D80 cuando tenga que acompañar a una 3070 o superior o similar.

Quizá es tentador pagar el lujo de esas fuentes modulares, que le podes meter y sacar cables, pero nunca me dio terror esconder cables en algún lado del gabinete, así que siempre lo sentí un desperdicio.

Actualizacion 1/11/21: se agrego el link de la pagina web de la empresa certificadora

8 COMENTARIOS

  1. Gracias por el artículo… Me quedó solo una duda que seguro alguien me puede sacar ¿A quien hay que enviarles la fuente/enviarles u$s 50.000? O sea, ¿Quien certifica?

  2. Me encantaria poder pagar una fuente modular, siempre tuve el impulso de meterle un tijeretazo violento a los cables que me sobraban ja

    • Otro fan de las tijeras y de Slayers! Pero aún no me animé a usarlas!

      Yo recomiendo en las empresas que atiendo a que compren la certificada más baja aunque sea. Tarde o Temprano uno reniega con la fuente…

      Ahora la PC con una 1660 SUPER vicio/minera tiene una «Gigabyte 650W 80 Plus Bronze P650B» que espero que nunca me haga renegar.

  3. «Como dice el refrán en casa de herrero cuchillo de palo» Desde el 2010 que en mi pc de escritorio/ocio funciona una kanji 800 w y luego de varias actualizaciones termina acompañando a una 1050ti desde hace un par de años ya.

    Claramente los mejores y suertudos 300 pesos invertidos hasta el momento.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here