Destiny 2 es como volver a la casa de tus viejos y sentarte a comer las mejores milanesas del mundo. Se siente muy bien, en tu zona de confort y solo pensás que querés volver todos los días por más. A lo largo de los años no tuvo muchos cambios sino un refinamiento de una fórmula que funciona muy bien, y aunque es fácil decir que es más de lo mismo me resisto a ver eso como algo tan malo.

Como toda beta, solo se nos da un pequeño vistazo al potencial del juego, y hay que tomarlo como tal. El contenido incluye la primera misión del juego, con unos muy buenos cutscenes de historia incluidos, un strike para probar el cooperativo y un modo multiplayer. Lo que se percibe es un juego épico, con una historia de fondo que no quiere ser un relleno sin mucho sentido entre misiones, con buenos toques de humor e interesantes personajes.

Lo más probable es que la clave para saber qué te puede parecer la beta la va a definir si sos nuevo en la serie.

Para los que caen en esta categoría, se van a encontrar con uno de los mejores shooters del mercado, que parece hacer todo bien y que al jugarlo con amigos cobra vida, te llama a volver a su mundo, a rejugar misiones hasta el cansancio sin importarte porque la estás pasando más que bien.

Si sos un veterano de la torre, de esos que pueden decir de memoria algunas de las frases previas a las misiones – “Beneath the ruins of the Cosmodrome, in the shadow of an old colony ship” se escucha de fondo – vas a notar algunos pequeños cambios, nuevas armas, nuevas subclases y habilidades, pero una familiar mecánica y enemigos muy conocidos. Esa familiaridad ya la vivimos con los DLCs del primer juego y por más fan que seas es difícil negar que la cantidad de contenido nuevo nunca fue muy extenso. ¿Hizo eso que dejásemos abandonado al Speaker y nuestros compañeros de Fireteam? ¡Nunca!

Lo que más nos interesa a los que ya tenemos cientos de horas no puede ser respondido por ninguna beta. Las grandes dinámicas del juego, el grind, el end-game, los raids y miles de cosas más sabremos realmente cómo han evolucionado una vez que salga el juego completo.

Tuvimos la suerte de probar el beta tanto en PS4 como en Xbox One y en ambos casos el juego funcionó muy bien, con un sólido y buen framerate, fluido y con buenos tiempos de carga (a primera vista mejor que en su versión anterior).

Si este breve demo es una buena referencia, los que ya hemos pasado por todos sus DLCs y Raids vamos a volver en septiembre. Aunque muchos digan que no, seamos sinceros, no nos vamos a poder resistir, porque sabemos lo que nos espera.

¿Vos lo probaste? ¿Qué te pareció?

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here