Los que me conocen saben que soy un gamer de toda la vida, y además de eso, que siempre fui bastante defensor de la piratería.

No del concepto de piratería en sí mismo, que resumiendo sería el de no pagar porque tengo ganas, sino más por el hecho de que en situaciones donde aquellas personas que no pueden pagar por un juego, una película, una serie o un disco, puedan igualmente acceder a los mismos de otras maneras, principalmente por dos razones:

  • No daña a la industria, cómo muchas veces la misma nos quiere hacer creer.
  • Termina sumando personas, o futuros clientes, al círculo de la cultura, las franquicias y el arte.

Hace poco mi amigo Agustín Abadi habló largo y tendido al respecto y yo no podría estar más de acuerdo. A eso debería sumarle el hecho de que con la piratería ocurre algo similar que con la marcas de ropa. Cuando alguien no puede comprar algo original, compra trucho (o en el caso de lo digital, lo truchea), pero el deseo de pertenencia permanece intacto, hasta poder comprar lo original, porque «no es lo mismo».

En fin, si bien no era necesario, creí que ahondar un poco en mi background personal respecto a los videojuegos vendría bien para contar lo que es mi realidad actual respecto al consumo de los mismos ya que hoy, salvo honrosísimas y cada vez menos excepciones, podría decirse que he dejado de piratear y juego cada vez más horas y a más juegos, gracias al XBOX Game Pass.

Y para los que no saben todavía – porque hay muchos – XBOX Game Pass es un servicio que no solamente funciona para XBOX sino también está para PC (ahí es donde lo utilizo con mayor frecuencia) y que básicamente se trata de un Netflix de los videojuegos, donde, con el pago de una tarifa plana, tenemos acceso a una gran cantidad de juegos de altísima calidad, los cuales van nutriendo una biblioteca que se renueva todos los meses.

Y no hablamos de juegos viejos, hablamos de tanques cómo Halo Infinite, Forza Horizon 5, Age of Empires 4, Mortal Kombat 11 o Doom Eternal para poner sólo algunos ejemplos pero también está gran parte del catálogo de EA (incluye lo que llaman el «EA Pass» que sería como un Game Pass de EA, digamos) y un sinnúmero de juegos no tan conocidos que llenan el catálogo pero no son de relleno, cómo el recientemente llegado Firewatch o The Hunter: Call of the Wild.

Lo que me pasa últimamente y probablemente sea la razón por la que escribo esto es que en un grupo de amigos en el cual Call of Duty: Warzone es el nexo principal, muchas veces hablamos de otros videojuegos y he notado que el estándar de usuario sigue siendo aquel que compra en Steam principalmente cuando hay ofertas, pero casi nadie se anima a gastar ar$599 más impuestos para tener XBOX Game Pass.

Y yo, cómo un boludo que usa XBOX Game Pass cómo medio principal para jugar, muchas veces me entretengo con algún juegazo y me gustaría que mis amigos lo instalen para meter algún multiplayer, por ejemplo en Forza o en Halo, y siempre termino en lo mismo, tratando de venderles las bondades de este increíble servicio y me termino preguntando… ¿por qué carajos no tienen el Game Pass?

Realmente no lo entiendo. Gente que paga 5 lucas o más por un juego y no se tienta por pagar… ¿1 luca final con impuestos incluídos? para tener una tremenda biblioteca de juegos que se renueva todos los meses. No sé, quizás ustedes me puedan ayudar a entender.

Yo, de esta no vuelvo más. Gracias Microsoft por ayudarme en esto de querer dejar de ser pirata

7 COMENTARIOS

  1. Edgar

    Efectivamente gamepass ultimate es mágico. Y si lo combinas con Microsoft Rewards terminas teniéndolo gratis, al menos yo en México no lo he vuelto a pagar desde noviembre de el 2020 que fue cuando comencé a usar el servicio. Gracias Microsoft

  2. AereonFrostmoon

    La verdad es un golazo, y al ser una subscripcion me impulsa a terminar los juegos como para «aprovechar» el valor del mes, cosa que cuando compro un juego en steam lo dejo tirado en la Biblioteca juntando polvo o juego el 30 o 40% y rara vez lo termino

  3. Julio

    Hay una trampita para poder tener Game Pass por un año por poco dinero, se compran 3 años de EA Access que valen 299 mas impuestos el año, una vez comprados los 3 años, se compra 1 mes de Game Pass Ultimate, lo cual transforma el valor de esos 3 años de ea acces, a lo que seria su equivalente en game pass, o sea un año del mismo, o 14 meses si se tiene la promo de 3 meses por 36 pesos, en total queda entre 1500 y 2600 pesos el año, porque si no se tiene la promo del mes por 36 pesos, hay que pagar si o si los 899 pesos mas impuestos.

  4. Daro Lopez

    Es espectacular, yo lo tengo en mi Xbox Series X y gracias a este servicio conocí juegos que en mi p*** vida hubiera comprado. Creo que en nuestro país el problema es económico y cultural, somos reacios a tener servicios contratados mensualmente, conozco mucha gente que no quiere usar la tarjeta o poner los datos por miedo a no se qué…

    Saludos.

  5. Jonathan

    Puedo jugar a algo con un procesador APU A10, 8 de ram y SSD? Tengo ganas de probarlo por lo barato ya que no soy «gamer». Graciasss

  6. Hernán

    Como dijeron más arriba, la posta es comprar Años de EA para que te convierta a GamePass.

    Terminás pagando 3 lucas aproximadamente con impuestos para el año entero.

  7. Manuk

    Hola Guille, yo estoy probando gratis por 3 meses Stadia Pro. Me vino con €10 de regalo con lo que compre los 3 Tomb Raider en oferta y lo estoy jugando en mi TV LG con la app, pensé que iba a tener problemas con la latencia de un joystick normal (NOGA) pero todo va de 10.

    Para un jugador ocasional que no quiere gastar en consola o PC es lo mejor; si hay que ver que otros juegos van portando pero para mi sirve. Aclaro que me vine a España hace poco, no se si estará la oferta en Latinoamerica.

Responder a Daro Lopez Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here