Lo que sigue a continuación es un fragmento del libro que publiqué hace 2 días, en medio de la previa a la cena de fin de año. Tenía planeado publicarlo para el 25, en un nivel de cinismo y joda proverbialmente byroniano, pero no llegué. Como si de un regalo de Navidad atrasado, distópico, no deseado e inclasificable se tratase, hete aquí mi abominación, Polypticon Parte I. Mezcla entre panfleto (llamarlo manifiesto sería otra broma) político, novela de ciencia ficción que no es tan ficticia (los expertos la llaman “dura”) y experimento narrativo con múltiples narradores y formato epistolar SXXI (o no, vas a tener que leerlo). Sin más preámbulos, el primer capítulo anexo, y les cuento que va a estar gratis por 3 días en Amazon. En una jugada de dudosa estabilidad mental financiera, también puse gratis mis otros dos libros, Videojuego & Adicción, y La Era Efímera, para los masoquistas de corazón.

El Tiempo Prestado

Entre las teorías más interesantes del estudio cuántico moderno, podemos encontrar la denominada Paradoja del Tiempo Robado o Prestado. La misma, nacida en la fundamentación física del cuanto, supone la posibilidad de la Superposición de Estados (véase Gato de Schrödinger) con respecto al tiempo y la realidad vivida. La exploración del concepto, sus causas, razones, motivos o perpetradores, varían según el argumento, los pensadores o la temática, siendo una de las teorías más conflictivas. En parte, debido a su naturaleza contra intuitiva (como suele suceder en el campo cuántico), pero también gracias a las ramificaciones que la hipótesis permite crear, algunas auto excluyentes. A continuación, un resumen de las más predominantes.

Hipótesis Alienígena (desplegar)

[…]

Hipótesis Teosófica

La Hipótesis Teosófica, Deísta o de la Deidad Supervisora, supone la manipulación del tiempo y la realidad a través y por designio de una entidad sobrenatural, omnisciente, omnipotente. Por motivos ajenos, o incomprensibles para la raza humana, la misma decide desdoblar la continuidad del tiempo como magnitud o variable, y de esa forma, guiar, castigar o salvar a la humanidad. La valoración tanto positiva, benigna de la entidad o deidad, así como su contraparte maligna, esclavizante, queda sujeta a las implicaciones o contextos de la hipótesis. Vale destacar la fascinación que los primeros estudiosos de la física del Siglo XX tenían por esta hipótesis, y su relación con la cultura védica, el misticismo oriental o conceptos como el karma.

Uno de los principales argumentos en contra, es la aparente falta de necesidad que tendría un ente de esas características, de dominar o encausar a los humanos, al punto de alterar el tiempo para lograrlo. La creación de un motivo específico (hedonismo, adoración, aburrimiento), suele estar contenida o explicada en la misma teoría. Cuando no, se la deja como interrogante, como hiciera en la literatura Lovecraft.

Hipótesis Gubernamental

La Teoría del Encubrimiento del Gobierno, Censura Temporal o Contrarrevolucionaria, explica la desaparición u omisión del tiempo, no como algo real y físico; sino como un medio de control por parte de los gobiernos. Aplica dependiendo del caso, a un gobierno global (véase Nuevo Orden Mundial), así como a fracciones más pequeñas de poder local. Se asume de esa forma, que en lugar de estar viviendo en el año que se cree estar, en realidad se está viviendo en otro, por lo general de número más avanzado. Los años restantes, los robados o escondidos en el desdoblamiento temporal, no se habrían ido a ningún lugar o desaparecido, sino que serían solo obviados, olvidados o censurados por los gobiernos con algún fin ulterior. La razón para esto, suele asociarse con avances, experimentos sociales, revoluciones, golpes de Estado; o cualquier otro tipo de manifestación humana que la administración quiera borrar.

Buena parte de la Hipótesis Gubernamental, se cimienta en experiencias, olvidos colectivos y omisiones históricas reales, descubiertas muy a la posteridad. Un ejemplo es el intento de borrado de la Dinastía de Amarna, Ajenatón y el culto a Atón en el Antiguo Egipto. La fantasía de pensar en la cantidad de oportunidades que algo similar ocurrió con éxito, se toma como otra de las inspiraciones para esta hipótesis. El caso más cercano y mejor documentado lo encontramos en el año 2020, por causa de la pandemia que acaeció durante su transcurso. Con posterioridad se propuso, desde algunas instituciones y con apoyo popular variado, considerar al año “perdido”, sobre todo con respecto a obligaciones legales, contractuales y educativas.

Entre sus críticas, se puede tomar la obvia resistencia de las personas, comunidades y pueblos involucrados en el robo temporal. Sin contar con la dificultad añadida de la desaparición de pruebas, registros o testimonios diversos que cualquier época suele dejar, por combatida que sea. Los teóricos de la Censura Temporal, a su vez justifican que con ayuda de los medios, la suma del poder político, religioso y educativo, o la concordancia de la mayoría de las personas involucradas en forma directa; la hipótesis bien puede tornarse más verosímil y hasta probable en ciertos momentos históricos.

Hipótesis del Viajero del Tiempo

Esta variable, por su parte plantea que en lugar de tratarse de un ente poderoso, una raza alienígena, o un gobierno; el cambio o bolsillo del tiempo es ocasionado por la visita de un viajero temporal. El mismo, ya sea por alguna cuestión personal, por manipular la trama del espacio-tiempo, o bien por error; termina causando un salto o bifurcación en la misma. Cuando no, creando otra realidad o posibilidad cuántica, paralela a la de su procedencia original. La literatura, cine y televisión del Siglo XX exploraron hasta el cansancio esta posibilidad, aunque por lo general, en un tono más destinado al entretenimiento que el presentado aquí.

El problema capital con esta hipótesis, radica en la enorme cantidad de contradicciones lógicas y físicas que algo así plantearía. Desde paradojas ya famosas (véase Paradoja del Abuelo), a contra argumentaciones evidentes, como la incapacidad de un solo personaje para eliminar o borrar de la memoria un tiempo determinado. O, en un sentido más científico, los inconvenientes para la física moderna de explicar el viaje hacia el pasado, además de la evidente ausencia de viajeros temporales comprobables hasta el día de la fecha.

Algunos (corrección del curador: ¿Quién? especificar) argumentan que de hecho, aunque el viaje al pasado sea inviable para nuestra época y tecnología, y quizás para los humanos en si, en cambio la física cuántica avanzada permite teorizar sobre estados simultáneos. Lo cual puede interpretarse como una forma de ver hacia un futuro posible, antes de que suceda. Cómo hacer que esto se hermane con la hipótesis, evitando caer en el proceso irreversible de una botella de Klein temporo-espacial, sigue siendo terreno de conjeturas.

Hipótesis del Apocalipsis Evitable

Una de las más famosas variantes del Tiempo Prestado, es la de algún tipo de corrección, inevitable para la supervivencia de la raza humana, que debe ser llevada a cabo por algo, alguien o responder a un interés de poder superior. Según esta hipótesis, la Historia humana constantemente se ve cambiada desde el futuro, por cierta clase de ente que necesita una serie de pasos específicos, ya sea para su creación, destrucción o existencia en si. De no seguirse un curso histórico, el planteado, se arriesgaría la bifurcación cuántica del tiempo y el espacio, además de la extinción de la raza humana.

Según los más fanáticos de esta teoría, la manipulación de nuestro tiempo, ni siquiera es ejercida desde este Universo; sino desde uno donde, o bien todo salió a la perfección, o por el contrario las consecuencias fueron tan terribles, que se intenta evitar que se repitan. Una variación indica que quizás, ambas posibilidades sean erróneas, y apenas se trate de algún experimento realizado por un ente, raza o poder de capacidades asombrosas, solo porque puede o quiere, sin otra motivación que su entretenimiento.

Por supuesto, las comprobaciones pertinentes a tal hipótesis existen más en el plano de la ficción y la metafísica, o en la fantasía de las novelas, que en nuestra realidad.

Hipótesis de la Amnesia colectiva (desplegar)

[…]

Conclusiones

Más allá del alcance o chances de factibilidad que estas teorías puedan llegar a tener, en muchos casos se antojan cruciales para entender algunos fenómenos o aberraciones bien documentados. Entre ellos, podemos citar el Efecto Mandela, que pone de manifiesto diferentes recuerdos de hechos o momentos históricos. También, la fragilidad de la Historia como concepto, su manipulación o situación como constructo humano con capacidad de mutar. Sobre tomarlas en serio o al pie de la letra, nos reservamos el comentario como si este hubiese quedado atrapado en una de estas otras realidades.

¡Para más creepypastas, teorías conspirativas o leyendas urbanas, visita el resto de nuestra wiki!

Registro del Foro “La Otra Verdad”.

1 Comentario

  1. Aurora Fernández

    Solo quiero comentar que hace rato que leo todo lo relacionado a la tecnologia (otra vez se me fueron los acentos) en Tecnovortex.

    Cuando el tiempo me lo permite. Lo curioso para ustedes, jovenes, es que pronto voy a cumplir 70 años. y hubiese deseado haber nacido mas tarde para dedicarme a la ciencia, que es mucho mas interesante. Abrazo virtual… y Gracias!

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here