¿Podrá Internet devolvernos la democracia directa?

Los orígenes de la democracia se remontan a la Grecia de hace unos 2500 años. Por entonces y como los habitantes no eran millones de personas como ahora la democracia no era “representativa” como lo es actualmente, sino que era directamente, es decir, *cualquier ciudadano se representaba a si mismo y podía desde proponer un proyecto a debatir y a votar. Eso se conoce como democracia.

La misma palabra es una de las típicas “palabras autoreferentes” ya que es la suma de “demos” y “kratos” que significan poder/gobierno y pueblo en griego (educación cívica básica). De todas maneras lo cierto era que no cualquiera podía votar por entonces, ya que este derecho era exclusivo de los varones adultos que fuesen ciudadanos y atenienses, y que hubiesen terminado su entrenamiento militar, es decir, una especie de voto calificado. De todas maneras y a pesar de excluir a mujeres, nobles y esclavos, el sistema era muchísimo mas representativo que el actual (donde votás a alguien y luego ves cómo termina tranzando con otro partido, entre otras cuestiones que ya consideramos “normales”) y que según los relatos tenía un nivel de participación altísimo. La verdad que la democracia directa como concepto básico tiene realmente sentido, aunque la modernidad la reemplazó con la democracia representativa.

Ahora que refrescamos un poco algunos conceptos, es momento de mirar lo que sucedió con la sociedad en estos últimos 10 años a partir de Internet. Correo electrónico y la posibilidad de comunicación al instante, weblogs (cómo este) y el principio del fin del oligopolio mediático de las editoriales, las redes sociales y un impacto que todavía no podemos dimensionar pero que día a día me sorprende (el bulying en la vida real y su viralización y potenciación a través de éstas es una de las cosas de las cuales he tenido que ser testigo involuntario es uno de los tantos ejemplos que se me viene a la mente). En fin, Internet supone una revolución social que quizás sea más grande que la radio y la televisión juntos porque en aquellos geniales medios de distribución los consumidores eran simplemente eso. Ahora, cada uno es parte.

Quizás esta mirada, quizás un poco de ácido lisérgico, quizás algo que se viene decantando desde hace tiempo, realmente no lo sé, la cuestión es que el proyecto que presentó Santiago Siri (el cual escucho en Radio Metro) llamado “Partido de la Red” quizás sea la punta del iceberg de la vuelta de le verdadera democracia o quizás sea uno de los tantos emprendimientos curiosos que nos ha dado Internet. Sea como fuere no podemos negar lo original de la propuesta, la cual, en un mundo perfecto seguramente sería algo genial.

(La "presentación" del proyecto del Partido de la red)

Básicamente lo que propone este sistema es utilizar un legislador elegido a través del sistema de democracia representativa pero en lugar de elegirlo una vez  y luego que éste “haga lo que quiera” – o bueno, haga obediencia debida a sus ideales, a su partido, o a un Banelco – poder determinar qué tipo de decisión debería tomar respecto a distintos proyectos, suponiendo que existirá un sitio en el cual sus votantes podrán seleccionar este tipo de cosas. El sitio en cuestión se llama Democracia en Red y está basado en un ¿CMS? llamado Democracia OS.

partido-de-la-red

Si bien el proyecto es quizás demasiado ambicioso y este tipo de implementaciones seguramente iría mejor en países donde… están mas tranquilos como Finlandia, Noruega o [inserte otro país nórdico aquí] la verdad es que se me ocurren más preguntas que respuestas. Es decir, creo que por más que ahora parezca una utopía seguramente algún día, ya sea por internet, por voto biométrico o por lo que sea, seguramente en algunos lugares la democracia directa vuelva a resurgir, pero se me ocurren muchas dudas de que funcione a corto plazo y menos en países como el nuestro, por ejemplo…

¿Qué pasaría si por ejemplo, yo, que voto a un partido mayoritario en las elecciones – que son secretas – y luego me hago un usuario y voto para que el diputado Juan Pérez (que va a ser un “monigote” del sistema, ya que va a depender de la votación de los registrados en esta red social) vote por tal o cual proyecto de la misma manera que el partido que yo voté en las elecciones? Ahora imaginemos un país en donde muchos, por no decir muchísimos, de los militantes de un partido mayoritario utilicen este sistema. Listo, tenemos militantes cibernéticos como mayoría y un diputado más para ese partido.

Sinceramente me parece un proyecto estupendo con pocas chances de funcionar en un distrito tan grande como la ciudad de Buenos Aires y menos en un sistema político tan complicado cómo el Argentino. Creo que esta especie de híbrido entre democracias directas y representativas podría comenzar a funcionar en pueblos y ciudades pequeñas donde uno tiene mayor contacto con los concejales y podría decirse que hasta los ve todos los días. Veremos que pasa… ¿Podrá Internet hacer que vuelva la democracia directa? Quizás, aunque esa realidad todavía está en fase alpha.

12 Comentarios

  1. Me parece interesante la propuesta. Y más alla de todas las virtudes y defectos q pueda tener, lo q mas interesante me parece es que se empieza a ver ideas para cambiar el sistema electoral, el cual para mi es un desastre y de representativo no tiene nada debido a la listas sábanas. Recien me voy a empezar a sentir representado por las camaras de senadores/diputados cuando pueda elegir uno a uno a los q las componen y no tenga q elegir entre votar al bloque entero o votar en blanco.

  2. La Democracia es la Ilusión de los Carentes de Poder.

    Este sistema propuesto jamás funcionaría. La masa argentina es sumamente ignorante. No hay chance con el Argentino promedio. Sus valores principales son un televisor nuevo para ver el último mundial de fútbol.

    Morirá como vivió, carente de valor real.

  3. Hicieron algo interesante: un soft de encuestas populares sobre la legislacion, el sueño humedo del Pro. En el cual ni siquiera podes ver cual fue la opcion mas votada, entonces como sabras si el legislador voto lo que tenia que votar?

    Todo lo demas es un lindo packaging de marketing con bastantes agujeros en el discurso. Nuevo? Revolucionario? Naaaaa…

  4. El principal problema que le veo a estas iniciativas de “consulta popular”, es que aquellos problemas realmente importantes son en esencia complejos. No todos somos economistas, diplomáticos, expertos en derecho internacional, salud pública, ingenieros viales, etc. como para opinar con fundamento sobre algo.

    Cuando uno está enfermo y va al médico, pretende que el medico lo cure; no que “haga lo que uno le pide”: es decir, busca resultados. Con la política pasa lo mismo.

    Con iniciativas como esta, creo que sería similar a un “concurso de popularidad”… donde el que “vende” mejor la idea, gana (algo así como el capitulo de los Simpsons, donde construyen el Monorriel, digamos…. )

    • Si por ese lado trenes razón. Yo venia pensando en una idea así desde hace tiempo. Pero sabes que? Para vos los políticos saben realmente sobre los temas que tratan? Si bien los proyectos de leyes pasan por varios profesionales

      • a la hora de redactar los textos hay muchisimos errores. No te parece que miles de ojos de los que entren en la pagina no va na ser capaces de encontrar los problemas antes que la nueva ley se promulgue ? ¿No me vas a decir que hay miles de vacios legales? Para mi todo esto nos permitiria una mayor flexibilidad y respuesta mas rapida a temas importantes.

        La verdad dudo mucho que funcione, yo por mi le doy todo mi apoyo, pero siempre va a ver gente tratando de tirar abajo ideas como esta, que si bien no son perfectas, la considero un avance

        • Te respondo por partes:
          Sobre si “los politicos saben los temas que tratan”, te respondo que obviamente que no… sinó no estaríamos así…

          Respecto del tema de revisión de los proyectos de ley, lo más probable es que, los únicos que puedan opinar con fundamento sean abogados y gente “del palo”… (que por otro lado no me parece mal en absoluto, sino todo lo contrario).

          Es decir, me parecería un método válido, en tanto y en cuanto los que participen realmente “sepan” sobre el tema. Pero el problema es que, por cada persona que “sepa” del tema en cuestión, va a haber miles que voten “de oído”… y esto se va a repetir con cada tema (no es lo mismo legislar sobre economía, que sobre salud, por poner un ejemplo).

          A mi me parecería válido para algunos temas específicos, sobre el que no exista un criterio “objetivo” de validez o de éxito. Por ejemplo, ley de aborto….

          Sin embargo, no la utilizaría para promulgar un plan económico, o sobre legislación ambiental…

          Ojo, no quiero ser “mala onda”… capaz lo prueban y funciona, pero tendría mis reservas…. sobre todo en argentina, donde en una mesa de café, todos resolvemos todos los problemas (me incluyo )

          Saludos

  5. Muy simpática la idea, pero no la veo aplicable. La gente que se puede llegar a meter a participar activamente en algo asi van a ser en su mayoria militantes. Y los militantes suelen ser de partidos grandes y mayoritarios, por lo que lo único que van a conseguir es darle un voto mas a los de siempre…
    Por otra parte, a Siri no lo trago, por lo que tampoco lo votaría.

  6. Una de las características del sistema político actual es que depende más de una estructura de poder que de una estructura de representación.
    Y el problema que es que el límite del ejercicio de nuestros derechos está supeditado al ejercicio coercitivo del poder, haciendo que la única acción que tenga un valor directo es votar cada 4 años. Por consiguiente, la democracia actual termina siendo una suerte de dictadura constitucional.

    Partiendo de esta base, ningún gobierno con esta estructura predominante jamás llevaría a la práctica el ejercicio de la democracia en un medio tan libre como es -y aún más como podría llegar a ser- Internet.

  7. Seria mas bien una democracia participativa o semidirecta (ejemplos hay en algunos municipios, donde yo vivo podemos echar al intendente sólo pidiendo firmas para consulta popular). El sistema esta avanzando progresivamente para ese lado. Ya el viejo 22 “el pueblo no delibera ni gobierna” quedo obsoleto ante los plebiscitos, consultas populares, derecho a peticionar e iniciativa popular introducidos después. Las democracias directas se las puede encontrar vivas en los cantones suizos (y hasta ahora funciona)… pero llevado a paises enormes como USA o Argentina con millones de electores seria un caos. (casi 20 millones de electores válidos con poderes de diputados?) Guarda que el “quorum informatico” seria de varios millones también. Con la tecnología actual es posible una votacion a nivel país, pero la gente esta en sus problemas, o estan en una nube (conozco gente que tienen el documento verde a estrenar, sin sellos). Tambien estan los que eligen a politicos que resguarden sus intereses de clase (o prebenda), y después se lavan las manos, sea cual sea su orientacion política. Gran parte de los ciudadanos tampoco son unos santos. La culpa no siempre es del chancho.

  8. Es muy simple: los gobernantes tienen que hacer “lo que las mayorias quieren” o “lo que hay que hacer”. Creo que es lo segundo. Las mayorias siempre quieren conservar sus derechos, minimizar sus costos y facilitar sus acciones. Por ese camino no vamos a ninguna parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here