Y un día como cualquier otro, Microsoft prendió la maquinaria del hype, y empezó a confirmar datos técnicos de su próxima consola, la Xbox Scorpio, con la que quiere destronar a la PS4 Pro. Vas a leer miles de noticias sobre sus características y discusiones en el aire de cuál consola será mejor, pero la realidad es que las especificaciones técnicas no siempre hacen la diferencia, menos cuando estamos en la mitad de una generación.

El buen hardware por sí solo no sirve para nada, los buenos juegos y las comunidades son los que definen los ganadores en estas guerras de consolas. En papel, la nueva consola de Microsoft se va a comer cruda a la PS4 Pro, en la práctica muchos factores van a definir el éxito comercial de esta bestia.

Mucha potencia, si, pero… ¿sirve para alcanzar a la PS4?

Después de uno de los errores de comunicación más costosos que podría haber realizado, Microsoft perdió por paliza el comienzo de la carrera entre la Xbox One y la PS4. A diferencia del mundo de las PCs, donde te podrías pasar de nVidia a AMD sin problemas, con las consolas una vez que tenés tu librería y tus amigos en uno u otro lado del río, probablemente ahí te vas a quedar.

Habrá que ver cuántas personas optarán por comprar una segunda consola de otra marca. Esto era hasta casi normal en la generación pasada, donde a medida que pasaba el tiempo las consolas bajaron considerablemente de precio, pero aquí, con la Pro y la Scorpio, pasa lo contrario, el precio vuelve a subir a los valores originales de lanzamiento, alejando la decisión de valores de una compra impulsiva.

Las comunidades son todo

Otro gran factor que define las compras en las consolas es qué hayan decidido tus amigos. Hoy jugar solo en tu casa es una pequeña parte de la experiencia ¿No dirían que es difícil concebir un usuario que no le interese jugar en línea? Y lo que nadie discutiría es que no es lo mismo hacerlo con desconocidos que con buenos amigos.

Mis mejores recuerdos de esta y la pasada generación son con buenos amigos. Cómo los insultaba cuando alguien soltaba a los perros en Call of Duty World at War, cómo nos reíamos cuando alguno acuchillaba por la espalda en Battlefield al canto de “cuchillo, cuchillo!”. Mis amigos llegaron al punto que me ponían la canción de Airwolf cuando agarraba un helicóptero en Battlefield 3 o 4, mientras volábamos a un metro del piso todos juntos, y nos reíamos entre dientes cuando más de una vez los maté a todos chocando ese mismo helicóptero. Sufrimos juntos los raids de Destiny y me ayudaron con algún jefe de Dark Souls. Sin mis amigos, todo sería distinto, y si ellos van a una consola, tarde o temprano todos los seguimos.

Para los que ya tenemos una Xbox, el upgrade a una Scorpio parece algo cantado. Aunque no te interese todavía el 4K, por donde se la mire es genial. Va a mejorar la performance de los juegos que ya tenés, sean de Xbox One o emulados de 360, va a hacer supersampling por lo que aunque no tengas un televisor 4K la diferencia gráfica en HD debería ser evidente, y ni hablemos de los tiempos de carga que van a reducirse hasta un 50% (los que jugamos Battlefield 1 solo por eso haríamos el upgrade).

Los exclusivos y la realidad virtual

El gran punto flojo de Microsoft y que todos tenemos los dedos cruzados para que cambien en el próximo E3, son los juegos exclusivos, donde Sony viene marcando una diferencia importante, y que muchas veces definen el rumbo de las ventas. Si bien Forza Horizon 3 es un juego fantástico, Quantum Break pasó sin pena ni gloria, y la misma suerte tuvo Recore. Sunset Overdrive es un juego muy bueno, pero en ventas no logró marcar una diferencia. Forza, Gears of War y Halo son los grandes nombres de Microsoft, pero las nuevas franquicias brillan por su ausencia, y es algo que tiene que cambiar.

Para mala suerte de MS, Sony viene metiendo goles de media cancha en este sentido. Horizon Zero Dawn, Bloodborne, Uncharted, Nioh, Ratchet & Clank, The Last Guardian, y algunos otros más que no fueron tan exitosos siguen marcando una diferencia importante para los japoneses.

Aunque se sabe que el anuncio se hará más adelante, Microsoft no ha sido claro en su oferta de realidad virtual, muchos sospechamos que Oculus será el elegido, pero por ahora son todas especulaciones, y mientras tanto el PSVR sigue consolidándose en ventas.

¿Bola 8, que nos depara el destino?

Microsoft viene haciendo las cosas muy bien últimamente, innovando en su interfaz, mejorando su performance y renovando el hardware para igualar y superar la oferta de Sony, pero sería muy arriesgado decir que solo con las specs de la Scorpio van a dar vuelta el partido y le ganarán la guerra a la PS4. Como siempre, esta sana competencia solo nos beneficia a nosotros los jugadores, no podríamos pedir más, nuevas consolas, más features y más juegos que marcan tendencia. ¿Vos que opinás? ¿Quién se llevará finalmente la corona de esta generación?

6 Comentarios

  1. El que quería una consola 4k ahí la tiene, ahora si el precio no es bueno es difícil que tenga buenas ventas.
    Igual es sorprendente el nivel de optimizacion que lograron para poder meter 6Tflops en un SoC.
    Debería haber una versión premium o un kit de upgrade que use SSD, ahora que el bandwith apremia, se va a notar mas la carga de texturas sin un SSD.

  2. No termino de dimensionar el cambio sea que resulte bueno o malo de tener esta renovación de mitad de generación. Hay que ver cómo termina. La PS4 Pro es más una decoración cara porque no puede suplantar y matar a una exitosa PS4. La Scorpio avanza ahora en specs pero Xbox lleva bastante perdida la batalla de los juegos exclusivos, lo que le quita mucho sentido y no es mucho lo que puede retomar en sólo media generación.

    Por lo pronto, tengo una flamante Switch Neon, jamás compré una consola a medio mes de su salida, siempre tardé mínimo 3 años.

  3. “Cómo nos reíamos cuando alguno acuchillaba por la espalda en Battlefield al canto de “cuchillo, cuchillo!”… WTF? Chuchillo cuchillo en Battelfield???

    No Patricio, vos estas usando una de las frases mas claras de la historia en un juego de consola, cuando se origino en un juego que TODOS jugaron al menos cientos de horas; o vivian en una burbuja. Ni vale la pena nombrarlo, tenes que tener menos de 25 y no haber agarrado un mouse en tu vida para que no sepan de cual hablo.

    Lamentablemente el resto de la critica se basa en la misma historia, de blanco o negro… se ningunea la potencia que ha sido principal responsable de hacer desaparecer consolas y hacer triunfar otras, etc.

    En mi opinion, es muy importante todo lo que cito Patricio, pero la base es la potencia y funcionamiento general (que lo determina el HW+SW base).

    • Me perdí… ¿cómo que no hay cuchillos en Battlefield? Podés acuchillar a cualquiera, y siempre que quedábamos en squads contrarios estaba el incentivo de acercarse y liquidar a un amigo con un takedown. Battlefield no fue el primero en usarlos, pero lo mío fue una anécdota nomás.

      Eso sí, ya pasé los 40, soy de la época de mouse y teclado y lan parties cargando monitores de tubo, así que sé a qué juego te referís

  4. Suena q se va a prender fuego con ese disipador/turbina…

    Ojala q no, mientras tanto sigo con la PS4 PRO y sus fking blackscreens en mi Samsung.

    Ojala lo arreglen pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here