Aún recuerdo cuando de pibe (bueno, no tan pibe) venía amasando ganas de dejar de ser Nintendero exclusivo y pasarme para el grupo de los que tenían Playstation. Por entonces, para un gamer de pura cepa no era cuestión de tener más y – en muchos casos – mejores juegos (ni hablar de que eran prácticamente gratis). Se trataba de algo más profundo, de una decisión que iba a marcarme ante mi mismo y ante todo el grupo de amigos jugadores. Es que dejar de ser orgulloso Nintendero y pasarse a una consola sin historia, sin mítica y sin glamour no debería ser tomado a la ligera.

Yo lo venía masticando con las diferencias astronómicas en jugabilidad y realismo entre el ISSS PRO 64 y el absolutamente fantástico Goal Storm, el que hoy es el abuelo de los PRO Evolution Soccer, aunque de todas maneras fue otro juego de KONAMI que me iba a volar la cabeza, aún sin probarlo y solamente a través de varias previews de revistas españolas. A mis 15 años yo debía dejar de jugar juegos para chicos y ponerme a jugar juegos de hombres. Metal Gear Solid era un título que – por entonces –  sería imposible verlo en una consola de Nintendo así que ahorré y me compré una consola por un juego que iba a salir meses mas tarde mientras esperaba viciando con “ese jueguito de fútbol”, pero vaya si no me equivoqué.

Metal Gear Solid fue uno de los mejores juegos que tuve la oportunidad de jugar. Prácticamente era estar en una de las mejores película de espías (por el guión, de hecho, podría serlo) y la cantidad de cosas que incorporaba. Aún pasados tantgos años de aquel durante muchos años de vez en cuando abría el emulador de PSX para viciar un poco con Solid Snake (el protagonista).

Sin embargo, algo que ni hasta el más acérrimo enemigo (si es que puede existir) podía discutir y era la calidad gráfica del juego. Por entonces era casi irrisorio poder disfrutar de un entorno tan rico, tan “real” y con una ambientación tan lograda, principalmente a nivel lumínico. Por defecto el juego se “veía” a través de una cámara aérea, pero en cualquier momento podíamos utilizar la visión en primera persona para observar cosas del entorno, ni hablar de artefactos como unos binoculares, algo muy innovador por entonces. Obviamente MGS no era el primero de la saga pero podríamos concordar en que supo llegar a ser lo que su creador quiso por primera vez ya que la generación de consolas de ese entonces recién podía darle un aspecto cinemático a los juegos.

Recuerdo que, como las revistas extranjeras de videojuegos venían con algunos meses de retraso, al leer los reviews me interioricé mucho con el creador del juego, un tal Hideo Kojima. Por aquel entonces eran muy pocos los juegos “serios” en consolas cuanto al planteamiento y aquellos que buscábamos justamente eso lo pusimos directamente en un pedestal.

Todavía me viene a la mente una entrevista sobre el juego cuando comentaba que para la ambientación tanto gráfica como sonora de Metal Gear Solid había sido influenciado gracias a varias películas del género y no tanto como Terminator, Blade Runner y hasta Escape de Nueva York (de hecho Snake se llama así por Snake Plissken, el protagonista de tan genial y bizarra obra). Lo curioso es que en sus juegos se respira eso en cada instante, pero no se siente una copia, es realmente inspiración en esas geniales obras, como si al pararse en esas bases le hayan permitido mejorar aún mas su juego.

Pasaron los años, pasaron muchas cosas y dejé de jugar a los siguientes Metal Gear. En este momento me arrepiento un poco pero… bueno, todo no se puede. De todas maneras siempre seguí sintiendo admiración por las obras de Hideo y al menos tratando de empaparme con las cosas que ha hecho, que no fueron pocas.

20 años después de haber jugado MGS en Playstation y casi por casualidad (o mejor dicho, gracias a la suscripción de XBOX Game Pass) me encontré con Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Si bien sabía que se trataba de un gran juego realmente bueno – o como dicen en Wikipedia “universal acclaim” – por cuestiones de la vida adulta, la falta de tiempo y quizás por haberme dedicado casi en exclusivo a FIFA no lo había conocido ni en PC.

Y acá estoy, escribiendo sobre un juego que después de muchos años me tiene pensando en cómo pasar una misión en la que estoy trabado mientras voy de casa al gimnasio.

Sigilo: la dinámica del juego invita a realizar las misiones evitando los tiros (en lo posible).

Metal Gear Solid V: The Phantom Pain es un juego maravilloso. No es perfecto, y para aquellos que todavía no lo han jugado (es que salió hace 4 años ya) es una oportunidad única, créanme. Es genial que a pesar de las mejoras técnicas los juegos de la saga han mantenido esa mística que te mantiene enganchado. No puedo decir demasiado ya que recién he completado más del 10% del juego pero así y todo puedo asegurarles que es uno de esos juegos que uno todo gamer tiene que conocer antes de morir. Siento que después de tantos y tantos títulos asombrosos en lo visual he encontrado uno con una profundidad que, al día de la fecha, escasea más que en pasado.

Y acá estoy, escribiendo esto mientras Snake soporta una tormenta de arena junto a su caballo en un área segura del norte de Afganistan.

Y acá estoy, diciéndolo al Guillermo de 17 años que a pesar de lo que decían muchos “amigos” (si, con comillas) esto de los videojuegos no estaba mal. Que es una forma de vida y que algún día vas a estar orgulloso de no ceder a lo que pensaban todos.

Ah, y que las consolas no quemaban los Televisores. Que maldito mito.

9 COMENTARIOS

  1. Matias

    Guille, aca un fan de la saga desde ese mgs en play, por favor regalate las historias de los que te faltan en el medio.

    Son películas jugables, tan buena es la historia que juegos que hoy estan de moda por guión me saben a poco (last of us, uncharted por decir algo).

    A la primer oferta compro death stranding (la nueva obra de Hideo).

  2. Maxavatar

    Estoy en la misma que vos guille, pero pude terminar el mgs 1 y el 2… le compre a un amigo el metal gear HD para play 3 q viene con el 2 el 3 y el Pace Walker pero nunca los jugue. Las cosas de la vida adulta.

    Tengo el 4 y el Phantom Pain nuevos, sin abrir.. para ps3 y ps4 respectivamente, pero siempre hay un pero y no los pude jugar.

    Deberia ganarme la loteria para poder sentarme un par de meses en paz y terminar todas las sagas q quiero pero no puedo.

    C’est la vie.

  3. luchobarrios

    Aca estoy… con mis 40 años y aun sin haber jugado ninguno de esta saga; no me acuerdo en que estaba enfocado yo, pero mis hermanos lo jugaron en PC / consola de un amigo. Sinceramente yo era mas del “family”, sega y PC. a la Play no le di bola, jamas… aunque muchos años despues, me compre la play3 + Super Street Fighter 4 Collector Edition… si, solo por ese juego… y bueno… luego me enganche pagando la subscripcion…

    Algun dia compraré la PS4, tal vez, cuando ya sea vieja y haya salido ya la PS5.

    Hoy por hoy, estoy volviendo a darle una oportunidad a los juegos de PSX y el M.G.S. es el segundo juego que jugaré (usando un Moto Z2 + MotoMod Gamepad + epsx) porque el primero a completar es el Castlevania, Symphony of the night!

    Abrazo.

  4. Martin

    Tengo instalado hace 1 año el phantom pain, nunca había jugado Metal Gear.

    Jugué un par de horas y no me engancho, la primera misión, no me engancho el estilo de juego y te lo dice alguien que no tiene problemas con el sigilo desde los thief, hasta los últimos Deus EX.

    Pero no, lo abrí cada tanto jugué 10 minutos, galopo un poco con el caballo, pero no es roach, correteo, cuerpo a tierra, etc. Pero me aburre y lo saco hasta que lo deje olvidado finalmente.

    • German

      Es que (para mi gusto) lo que hace flojear a MGSV, aparte de la historia que se siente rusheada por esto del conflicto Konami/Kojima, es justamente el mundo abierto, me parece que atenta contra la narrativa del juego, un punto tan fundamental en cualquiera de sus antecesores.
      Sacando el 1, que ocupa el primer puesto en mi ranking por haberme volado la cabeza como me la voló en PSX, tenés que jugar al MGS3, es casi perfecto.

  5. Gray Fox

    Uno mas como algunos fans de la saga aca, son juegos que no dejan indiferente a nadie, o los amas o los odias, MGS lo conoci en la casa de un amigo cuando nos quedabamos los fines de semana en su casa a jugar en la ps1 (fat) jugando cosas como el RE3, y cuando conoci el MGS fue un amor de por vida jaja ese comienzo mitico al estilo Escape de NY, luego cuando supe que salia para PC ahorre cada moneda hasta que lo pude comprar y para Sons of Liberty en PC no lo pude jugar hasta años mas tarde que mejore la compu y fue lo primero que instale, hasta despues de la salida del PS4 compre una PS3 por monedas para jugar a los MGS3 y 4.

    Cada obra ha sabido destacarse en la consola que salio, y Phantom Pain es un juego unico, en el que llevo mas de 1000 hs de juego desde su salida y no es un juego para cualquiera, desde que apenas te explica las mecanicas mas basicas, hasta que entender que la saga esta apuntada a criticar la sociedad y la violencia, y la profundidad de los personajes que ha dado, vale la pena re visitar. MGSV es un juego que daria lugar a un analisis de las mecanicas que plantea, o que el limite de como aproximarte a la mision lo da tu imaginacion y el conocimiento que tengas de tu arsenal. Con la obra de Kojima, nunca te deja indiferente, solo el es capaz de hacer que se siga hablando de una demo que salio hace 3 años. Hoy en dia inclusive me llevo a comprar la PS4 tan solo para experimentar de Death Stranding, su proxima obra, que desde se mostro la primera vez pense en que tenia que adquirir la consola no solo para jugar esa obra si no para vivirla como nos tiene acostumbrados a romper la 4ta pared.

    Jeje, se me fue la mano, pero no puede evitarlo, ya que tambien me supo acompañar la saga en momentos complicados de la vida.

    Saludos.

    • Matias

      Y con un nick como Gray Fox te banco fuerte.

    • German

      Solo corregir que la “demo” fue el Ground Zeroes, Phantom Pain fue un juego completo en toda la regla, más allá de que algunos aspectos de la historia se hayan sentido incompletos…

      Saludos!

  6. German

    El MGSV es un GRAN juego, y coincido que todo gamer, y especialmente cualquier fan de la saga, lo debe jugar.
    Pero sufre de un par de issues que para mi lo alejaron de la perfección, el primero es el conflicto Konami/Kojima, que derivó en la renuncia de Hideo, y dejó el juego, tanto en algunas de sus mecánicas, como en su historia, con una sensación de “rusheado”, llevandonos a un ending bastante desconcertante y decepcionante.
    La otra pega (siempre según mi humilde opinión) fue la decisión de hacerlo open-world , creo que le quitó el ritmo y la narrativa que hizo tan grandes a sus predecesores, el juego por momentos se siente casi aburrido y repetitivo, tanto en la estructura de ciertas misiones, como en el tiempo que perdes trasladandote en helicoptero o a caballo a lo largo del desierto.
    Metal Gear Solid va a ser siempre el mejor para mí, por todo lo que significó en su momento, el impactó que causó en mí y en millones de gamers enfrentarnos a un juego que rompía con tantos canones de la industria, y nos mostró que los “jueguitos” podían dar un salto cualitativo enorme, no sólo en los aspectos técnicos, sino en cuanto a la narrativa e interacción con el jugador.
    Teniendo en cuenta las bases que sentó el 1, no puedo sino recomendarte enfáticamente que juegues al 3, que lleva todos esos aspectos al límite de su época, logrando el pináculo de la saga, no te vas a arrepentir.

    Bon gaming!

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here