Ya pasó un buen tiempo desde que les conté sobre los mejores juegos que están saliendo para los cascos de realidad virtual y me pareció un buen momento para mostrarles lo más interesante que está dando vueltas.

KIN

A la gente de House of Secrets le tenemos que hacer un monumento por impulsar el género de plataformas de acción en VR, donde lamentablemente no hay muchas buenas ofertas.

Lo primero que me atrapó de KIN fue su impecable estilo de arte. Usan un estilo minimalista por así decirlo, geométrico y con colores vibrantes, que sirven para armar mundos que son sencillamente hermosos.

Mientras atravesamos distintas islas que sirven a modo de niveles, la historia va tomando forma y vamos conociendo nuevos y más interesantes enemigos y dispositivos. Cada isla tiene un punto de entrada y otro de salida, mediante dos portales, que habrá que activar peleando o con astucia para poder avanzar.

El diseño de estos niveles está bien logrado, con una mecánica de juego divertida y buenos y variados enemigos. Probablemente algunos sientan que la curva de dificultad es un poco brusca, pero no es algo tan extremo que vaya a hacerlos abandonar el juego por frustración.

A diferencia de la gran mayoría de las experiencias y juegos que salen para VR, KIN es un juego para disfrutar sentado y con un control tradicional, algo que se agradece para unas sesiones de juego más relajadas y menos físicas.

Con un precio accesible, sin dudas KIN es una buena compra para cualquiera que busque un divertido y desafiante juego de plataformas con excelente atención a los detalles.

 

In Death

Si hay algo que necesitamos en VR son juegos que tengan alta rejugabilidad e In Death busca hacer un buen aporte en este sentido. Se trata de un juego de arquería, con niveles generados de forma procedural y elementos roguelike. Lo que es una forma de decir en pocas palabras que cada vez que entres a un nivel habrás perdido todo lo que ganaste en partidas anteriores y que cada nivel será nuevo e único.

De tu personaje no sabemos casi nada, salvo que morís y llegás al cielo, por lo que tan malo no fuiste en la Tierra… La mala noticia es que no te reciben ángeles y cerveza bien fría ilimitada, sino que te encontrás con un lugar abandonado, sin un Dios y repleto de enemigos. Como era de esperarse, vas a luchar contra todas las hordas habidas y por haber para que las cosas vuelvan a ser como eran.

Empecemos por lo básico. La base del juego funciona muy bien. El sistema de arquería se siente muy bien y el de movimiento se adapta bien tanto para los que tienen mucho o poco espacio para moverse en sus casas. El primero es preciso y desafiante. El segundo funciona lanzando una flecha especial o un cristal para teletransportarte a esa nueva posición, más la posibilidad de rotar el personaje desde el control si no tenés room scale o para esos momento en que quedás enredado entre los cables.

Aunque podría jugarse sentado en una silla sin respaldo, vas a querer estar parado porque la acción no para una vez que progresás en el juego. Y este es un punto muy destacable. Con cada corrida, vas a ir desbloqueando achievements, que no solo te van a dar algún perk sino que irán incorporando nuevos enemigos al juego. Al principio te encontrás con zombies débiles y monjes con arcos y flechas, que son fáciles de despachar, pero al poco tiempo esos monjes serán capaces de teletransportarse a tus espaldas y quitarte la seguridad que sentías al principio. Sumado a nuevos enemigos como caballeros de las cruzadas que son capaces de terminar tu aventura de un solo golpe, vas a tener suficiente variedad para entretenerte por mucho tiempo.

Si bien el juego está en early access, está muy pulido pero tiene algunos aspectos que seguro irán mejorando. Si fuese por mí trabajaría un poco más en su historia, permitiendo ir descubriendo algunos elementos adicionales que te incentiven a volver a jugar para entender mejor qué es lo que está pasando. Lo otro en lo que no estoy muy seguro es si necesitan agregar armas de melee, como una espada. No es raro encontrarte con una horda de enemigos a la vuelta de un pasillo y no te queda otra cosa que salir corriendo para buscar distancia y que tú arco y flecha sea efectivo.

Sin dudas In Death es una excelente adición para cualquiera que tenga un caso VR y busque un juego que pueda agarrar y volver a jugar en cualquier momento. Aunque está en early access está a la altura de muchos que se consideran terminados y no debería ser algo que te haga pensar en esperar a que salga la versión 1.0.

Subnautica

Hay varios juegos de supervivencia en el mercado, algunos buenos y muchos más que no lo son tanto. Subnautica está sin dudas entre los mejores del medio y diría que el mejor en salir en los últimos tiempos. Si bien funciona perfectamente en 2D tiene soporte para VR y ayuda a mejorar la inmersión que ya es buena.

La premisa es simple, tu nave espacial sufre un desperfecto y cae en medio del océano de un planeta alienígena, con los pocos medios con los que contás vas a tener que sobrevivir.

El océano que tenés disponible para explorar es fantástico, enorme. Hay momentos en los que te sentís solo en un mundo vacío, como debería ser, y otros en los que vas a estar al borde de la silla escapando de un depredador que encontraste donde menos lo esperabas. Hay miles de cosas para hacer y lugares para deslumbrarse, de noche y día. Podés jugarlo por 40 horas y vas a seguir teniendo cosas por descubrir.

Lo más destacable de Subnautica para mi es que es un juego que resulta interesante para todo tipo de jugadores, te atrape o no el género de supervivencia. Gracias a varias modalidades de juego podés ir de un extremo a otro, desde el modo hardcore con una sola vida y pocos recursos hasta un modo creativo donde vas a tener todo al alcance para crear y explorar, sin preocuparte por falta de comida, agua o que se te acabe el oxígeno mientras te sumerigís en lo profundo del océano.

Con una muy buena historia de ciencia ficción en un mundo enorme y fantástico para explorar, Subnautica es uno de los mejores lanzamientos del 2018. Ya sea que lo juegues en un monitor o en VR, vas a perderte por horas descubriendo nuevas especies y abriéndote paso en la inmensidad del océano extraterrestre.

Knockout League

Si les pido que nombren juegos de box que marcaron épocas dudo que la mayoría de ustedes no empiece la lista con Punch-Out. Cualquiera que vivió la época dorada de los arcades en los 80s gastó varias monedas en tratar de vencer a Bald Bull y los que no seguro lo conocieron en alguna generación de consolas de Nintendo. Knockout League podría describirse como el mejor homenaje que le podrían hacer a este gran clásico en VR.

Siguiendo la fórmula del clásico juego de Nintendo, vas a tener que identificar los patrones de los 9 contendientes por el título. A diferencia de lo que podría ser un juego de box tradicional, no se siente como una pelea libre por así decirlo, pero esto importa poco con lo que te vas a divertir y lo cansado que vas a estar.

¿Cansado? Si y mucho. En algo en lo que Knockout League es experto es en mostrarle a todos tu mal estado físico. Después de un par de peleas seguidas terminé traspirado y necesitando un descanso. Podría echarle la culpa a que lo estuve jugando durante el verano pero no es cierto, aunque hubiese estado en Noruega en invierno las cosas hubiesen sido iguales. Tanto sabe KL que va a hacerte mover que hasta te da la posibilidad de contar las calorías que quemás jugándolo. Los enfrentamientos duran unos 5 minutos y se hacen sentir.

Dejando de lado mi falta de estado físico, hay que decir que el juego se saca un 10 por su creatividad al diseñar los boxeadores, su nivel gráfico y de animaciones. Desde el clásico boxeador hasta un pulpo que te va a pegar desde cualquier ángulo.

Adicional a las peleas, hay varios modos adicionales para entretenerte y darle rejugabilidad adicional al título. Uno de mis preferidos es Reflex Alley donde cada guante tiene un color y hay que coordinar con qué mano pegarle a objetos que te lanzan de esos colores, esquivando y bloqueando objetos como ladrillos.

Las mayores críticas que podemos hacer de la experiencia no es culpa del juego sino de esta primera generación de cascos VR. El Rift no es el mejor casco para evitar el calor después de un rato usándolo y con un juego tan activo como este vas a transpirar y si hace mucho calor probablemente se te empañe la visión. Lo otro son los cables, que muchas veces terminan molestando.

Si andan con ganas de probar algo distinto y hacer ejercicio al mismo tiempo, Knockout League tiene todo lo que necesitás y es mucho más que un homenaje a un clásico de clásico.

End Space

Uno pensaría que con la llegada de cascos de realidad virtual tendríamos mil versiones de juegos de naves, pero por algún motivo no es fácil encontrar buenos ejemplos. Si hay algunos multiplayer destacables como EVE: Valkyrie o de exploración como Elite Dangerous, pero single player de acción? Poco y nada.

End Space no es nuevo, tiene tiempo como uno de las mejores opciones para Gear VR, pero hace unos días fue lanzado para PSVR, Rift y Vive, y su llegada se agradece.

Lo más impresionante es que fue creado básicamente por un equipo de dos hermanos. Está inspirado, según cuentan Lee y Justin Wasilenko, en Star Wars: Tie Fighter, uno de los mejores juegos de naves que tuvimos en los 90s. Hay mucho trabajo y dedicación puesto en este juego y aunque gráficamente no sea el mejor o necesite un poco más de trabajo en algún que otro aspecto, funciona muy bien en lo importante. Es un juego entretenido, con variadas y divertidas misiones.

Para evitar mareos a los que todavía les cuesta acostumbrarse a la realidad virtual, hay dos modos disponibles de confort. Para los estómagos más sensibles, podés hacer que tu mirada oriente la nave y sirva para apuntar, con lo que muy difícilmente te marees. Para los que ya tenemos más horas con un casco, se puede liberar esta relación y vas a poder mirar en cualquier dirección mientras piloteas tu nave, haciendo el juego mucho más interesante e inmersivo.

A medida que avanzás en las misiones vas a ir ganando créditos para gastar en diferentes upgrades, que te dan la oportunidad de buscar mejorar los tiempos que lograste en misiones anteriores que te hayan gustado.

Si andás buscando una buena experiencia singleplayer, End Space es sin dudas una de las mejores opciones que tenemos disponibles y te va a dar horas y horas de buen entretenimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here