En Octubre de 2019 compré una Radeon RX570 por unos $6900 argentinos. Se trataba de una oferta por el “Black Friday”.

Hace 2 años, la RX570 era una placa que tenía la potencia necesaria para correr la mayoría (por no decir todos, aunque si, eran todos) los juegos AAA en 1080p a 60FPS con una calidad de buena a muy buena. Incluso en muchos juegos se le podía tirar todo a alto y no “mosqueaba”. Haciendo cuentas según el valor del dolar por entonces, podríamos concluir que una placa de vídeo de entrada a la gama media costaba entre U$D 120 y U$S150, teniendo el segundo valor como más lógico si sacamos el hecho de que la compré en oferta.

Por entonces tenía una Geforce GTX 970 en la PC del living (básicamente para jugar al FIFA) y la RX 570 para jugar en la PC de escritorio.

Por entonces, las placas de vídeo se fabricaban y se vendían para jugar videojuegos. Algún que otro desprevenido se compraba una placa de vídeo para hacer cosas más complejas como renderizar, pero nada más. 2019 fue un año benébolo para los usuarios de PC que querían placas de vídeo para jugar videojuegos porque las placas de vídeo solamente se vendían para jugar videojuegos.

No confundir valor y precio

El 2020 llegó con la pandemia que ya todos conocemos. Comenzó con faltas de stocks obvias por un altísimo exceso de demanda y una subida de precios lógica por ello pero pasando la mitad de año nos encontramos con una nueva subida del valor de las criptomonedas, liderada por el BTC, que logró que el precio de la mayoría de las placas ofrecidas en el mercado simplemente se esfumaran. Recordemos que justo en esos meses Nvidia presentaba la serie RTX 3000 cuyo modelo estrella era la RTX3070 que prometía ofrecer la misma performance que la bestia de la generación (RTX 2080Ti) anterior a un precio realmente increíble: U$S 499.

Simultáneamente, y con el BTC pasando los U$S 10K, el “arte de minar” volvió a convertirse en una actividad rentable. A partir de ese momento, las placas de vídeo dejaron de tener el precio por “rendimiento en juegos” y comenzaron a tener el precio “por rendimiento de minado de criptomonedas”.

Ahí todo se fue a la mierda. Es lógico que en algún momento una placa que tenía como precio original U$S 499 pero a la vez genere U$S 150 por mes (por decir algo) minando criptomonedas suba su precio. Es economía de mercado pura y en algún momento de la cadena todo se decanta por lo que algo termina produciendo. Si mañana se descubre que tomar cerveza lupulada aumenta en 20 años la esperanza de vida sería lógico que el precio del lúpulo se dispare, y así con todo.

Pobres nosotros, los que jugamos

Mientras los “mineros” se la pasan posteando en Instagram las tremendas placas que van agregando a sus granjas de minado, nosotros, los Gamers, estamos sufriendo una crisis. Primero, porque una placa de vídeo decente para jugar tiene un precio imposible. De hecho, aquella RX 570 que compré en 2019 por U$D120 hoy se vende por alrededor de U$S 1200 (al valor oficial, peso más, peso menos). 10 veces más.

De hecho, al día de hoy, las placas de vídeo han pasado de ser un componente de precio promedio a alto dentro del armado de una PC a ser el producto cuyo precio convierte a una PC Gamer en algo prohibitivo (no tiene mucho sentido pagar más de ar$220000 en una PC, sinceramente).

Hoy, y por este tema en particular, conviene mucho más comprar una consola. Específicamente una XBOX Series X con Gamepass.

Lo peor es que las expectativas no son las mejores. El precio de las criptomonedas sigue subiendo, por lo que la industria va a tener que buscarle la vuelta para no morir de éxito – porque en el fondo siguen vendiendo a morir – sin, a su vez, matar a los que le dimos de comer toda la vida que somos los PC Gamers.

11 COMENTARIOS

  1. hay varias cosas q pueden pasar, que el bullmarket afloje con una gran caida tipo 2017 o no tan fuerte (nada crece al infinito), otra es que en julio entra el EIP 1559 y eso baja las ganancias en casi un 50% se calcula en ethereum lo cual haría bajar la fiebre del oro actual (salvo que el ethereum suba lo suficiente como para que el minado no baje la rentabilidad de hoy). AMD no dice nada porque tiene su propia granja y nvidia hace amagues, hoy ganan mas que nunca con los mineros mañana vuelven a los gamer, lo que hay que hacer es atarse las manos y no comprar a estos precios seas minero o gamer o las dos cosas.

    Saludos.

  2. Mi hermano compro una Radeon rx5600 xt hace casi un año a 35 lucas, en 12 cuotas sin interes.

    Aun le falta una o dos cuotas. El otro día se fijó en Mercadolibre y ese mismo modelo esta 220 lucas. Están del moño.

  3. Hace poco más de una semana hice un cálculo de rendimiento en cuestión de minado utilizando 3 placas GeForce RTX3070 y una fuente de 1500W. A grandes rasgos, y sin entrar en muchos detalles, recuperaba el valor de la inversión en 20 meses. Sin contar la luz que se consume.

    Hoy ya el calculo me da distinto, porque la placa aumentó $30.000 en 1 semana.

    Comparto la idea de no comprar hasta que los precios vuelvan a una cierta normalidad, pero no estoy de acuerdo con la compra de una consola.

    Los que juegan en PC lo hacen por la variedad de posibilidades y porque utilizar un teclado y un mouse es más ágil que con un joystick (para muchos juegos).

      • Como dice Ariel, no es lo mismo. Parecido puede ser.

        Además… no podés comparar un aparato que está diseñado para jugar y ver contenido multimedia, con una PC con la que podés hacer una planilla de cálculo, ver una peli, jugar y escribir comentarios en un blog.

        PD: ya vi que están minando con consolas también. O sea, están usando cualquier dispositivo que permita realizar cálculos para minar criptomonedas.

  4. En 2020 los mineros salieron en manada a comprar placas, se entiende ya que entre la disparada del Bitcoin y la falta de otra actividad de alguna manera había que ganarse el mango, pero era un negocio que se veía la corta duración. Por esa compra en manada se fueron por las nubes las placa, y ya no te rinden el costo beneficio. Por otro lado, se generaron muchisimos hashes, y los pools empiezan a pagar menos. Sumale la caída que están teniendo en los precios las criptomonedas.

    Entre el año pasado y este ya se hicieron el hiper negocio los fabricantes y los mineros, no creo que falte mucho para que los gamers volvamos a tener alguna placa accesible.

  5. Al final los usuarios finales de esas placas son los Gamers y si dejan de comprar esas placas pierden las compañías de fabricación de placas de vídeo. Porque aunque los mineros pueden comprar porque tienen el poder adquisitivo al final los gamers son los compradores naturales y cuando los mineros encuentren algo nuevo dejaran de comprar placas de video.

  6. Sumale a eso la falta de procesadores, se estima que para el 2023 recién se normalice la fabricación, ya que tienen que invertir para poder cumplir con la demanda… Y la nueva movida que empezó esta semana, minas con discos rígidos… Vi un meme esta semana y mucho no lo entendí, y hoy hablando con un proveedor, me comentó que se quedaron sin stock de discos por una nueva criptomoneda que salió que permite eso… También me decía que los fabricantes no quieren saber nada con que las placas de video se vendan para minar, y exigen que la venta se haga en una PC gamer, pero eso es imposible de controlar… Y también cuesta creerles porque se deben haber llenado de guita vendiendo en volumen a los mineros, así que eso me lo creo hasta por ahí nomás…

    Menos mal que un amigo me hizo caso y se (me) compró una 1660 super en diciembre, viendo que las RTX se iban al demonio y encima no había stock…

  7. Todo el tema de las cryptos, la escasez de obleas (porque el lanzamiento de la PS5, la Xbox Series S y la X e incluso las nuevas familias de micros tuvieron parte de la responsabilidad) y el mercado especulativo hicieron que afuera se esté viviendo una situación impensada hace unos años. A eso nosotros debemos sumarle la volatilidad del peso + la “avivada argenta”.

    Por otro lado es patente el desprecio de NVIDIA y AMD por el público gamer, ellos van a donde esté la plata. Porque no es solo que no ponen en práctica ninguna política para dividir el market, sino que los “esfuerzos” que hacen en ese sentido son todos tiros que se pegan en la pata. “Oooops, quise hacer un lock pero liberé los drivers…oops!”, lamentable.

    Lo peor de todo esto es que cuando esto pase, nosotros los Gamers vamos a volver a darles de comer. Porque no hay otra.

  8. “De hecho, aquella RX 570 que compré en 2019 por U$D120 hoy se vende por alrededor de U$S 1200 (al valor oficial, peso más, peso menos). 10 veces más.” Dices eso, pero no hablas tampoco tomando en cuenta que el peso argentino se ha devaluado a una cuarta parte del valor que tenía en 2019. Es como que yo diga lo mismo poniendo por ejemplo que vivo en Venezuela.

Responder a Ariel Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here