Historias de amor que terminan mal

Dicen que de los impuestos, la muerte y los cuernos no se salva nadie y hasta hace muy poco pensé que con lo de los cuernos venía invicto.

Resultó ser que no.

Mi mujer me engañaba, en frente de todos, a sabiendas de todos, en mi presencia inclusive.

Chica de un chico “de sistemas” como era, aprendió por ósmosis, sin yo proponérmelo ni sentarme a enseñarle explícitamente de computadoras. De tanto orbitar mi entorno terminó pudiendo desinfectar sus propios virus, reinstalar su propio Windows, descargar e instalar los drivers por su cuenta, crackear sus aplicaciones, armar y desarmar completa su PC para limpiarla por dentro –lubricación de cooler de la fuente de alimentación incluido, me consta– y como ya comenté alguna vez antes, llegó el día en que no necesitó nunca mas de un antivirus incluso.

En el trabajo o en casa, en su caso o en el mío, siempre lo mismo: Rodeados de computadoras, lo que no hizo mas que potenciar esta simbiosis.

Llegar a casa (llegábamos juntos casi todos los días) era sinónimo de escuchar dos ¡BEEP! casi en simultáneo, el de su PC de escritorio y el de la mía. Hasta nos hacía gracia cuando lográbamos hacer coincidir los BEEP. Llegamos inclusive a apostar, el último BEEP lava los platos… Si eso no es romanticismo, ¿Entonces que? Faltaba que suene la música de Titanic de fondo nomás.

Había solamente un “pequeño” inconveniente: Me engañaba con otro. Usaba Windows.

GNU levitando (Creo que entendí porqué tenía cuernos…)

No podría precisar con exactitud durante cuantos años le taladré la cabeza tratando de evangelizarla, de pasarla para mi bando, de intentar inculcarle lo que siempre pensé que son los beneficios y bondades de usar Linux en lugar de Windows, de mostrarle como mi cliente de MSN Messenger ya había iniciado sesión cuando su Windows XP todavía estaba cargando, de como cuando ella tenía que reiniciar yo no, de burlarme (cariñosamente, creo, ahora no estoy tan seguro) de sus pantallazos azules y seguramente un largo etcétera.

Dos semanas. Eso fue lo máximo que duró y hoy en día no estoy seguro de si lo hizo para darme el gusto, para que deje de romperle las pelotas o simplemente por que realmente la había convencido.

Como me conformo con poco: Hubo una época de mi vida en la que en mi casa no hubo un solo Windows funcionando y eso me enorgullece. A ver cuantos conviven con su pareja y pueden decir lo mismo.

Durante esas dos semanas y sobre todo al principio, la vi entusiasmada probar en su Ubuntu todas las combinaciones de entornos gráficos, skins, gadgets, screenlets, screensavers y efectos de Compiz Fusion habidas y por haber. Cualquiera hubiera dicho que no habría vuelta atrás, feliz con la personalización afeminada extrema que había logrado y sin extrañar –que yo sepa– nada de nada al pata de lana.

Pero no existe la felicidad absoluta y todo lo bueno siempre se acaba, al poco tiempo ya se estaba quejando, incómoda con tener que ir a la consola de comandos cada día por medio, de no entender al cliente de chat, de no poder memorizar ciertos atajos de teclado, de no encontrar programas por su nombre o de no encontrar ciertas opciones en donde las tiene Windows.

  • Si, si. Muy lindo tu Amarok pero dejame con mi Winamp. ¿No viene para Linux?
  • Este Open Office Calc me hace mierda las fórmulas.
  • No me acuerdo nunca como sincronizar subtítulos con el coso este.
  • ¿Como se llamaba acá la opción para cambiar la resolución de pantalla?
  • ¡No anda la webcam!
  • Bueno, no se que hiciste, ahora si anda pero ¡Skype no la detecta carajo!
  • ¡Cerré Skype y ahora no se ejecuta mas!
  • ¿Killall que?

Y así fue subiendo el tono hasta que un día, dos semanas después, la nada. Silencio absoluto…

– ¿Por que estás tan  callada?

– Estoy instalado XP… Por tu propio bien, mas te vale que pueda acceder a la partición con todos los documentos de nuevo, si no…

Y todo volvió a la normalidad. Yo seguí siendo un cornudo y ni cuenta me había dado, al fin y al cabo ojos que no ven, corazón que no siente. Ella volvió a su entorno, a donde se movía con naturalidad, a lo que estaba ¿mal? acostumbrada, donde su productividad no se reducía y no existían curvas de aprendizaje, ni transparencias, ni entornos en 3D.

Menos mal que vengo a darme cuenta recién ahora que ya va a hacer un año desde que me dejó.  El ser humano es un animal de costumbres, la próxima vez ni lo intento.

18 Comentarios

  1. Yo (hasta que le tomé la mano al glorioso Amarok) usaba uno llamado XMMS igualito al WinAmp Classic, hasta usa los mismos atajos del teclado.

    • Exacto, yo usaba el mismo cuando arranqué con Slackware.

      Incluso levantaba hasta los “skins” de Winamp, una masa

      Lo único que rompía un poco los huevos era que no tenía presets de ecualización, me acuerdo que un amigo cada vez que instalaba su Slack me pedía que le pase el archivito de ecualización del Winamp.

  2. Mi novia y yo usamos Linux. Ella sola se dió cuenta de que era la mejor opción para su netbook, y sabe bien como explotarlo.

    Mis padres también lo usan, en su trabajo. Acá fue más facil, porque fue el primer SO que usaron en sus vidas.

    Mi hermana también, otra con netbook, acá windows no tiene chance.

    La prima de mi novia está en proceso, le tienta la “seguridad”, pero no el “aprendizaje”.

  3. Ja ja… yo por eso mismo jamás he intentado instalar Linux a alguien que no sea un informático y mucho menos si están acostumbrados a Windows. A veces alguien ve mis equipos y comentan que son rápidos o bonitos y me preguntan si podrían instalar ese sistema operativo, yo de inmediato digo que no se los recomiendo, que es para usuarios más avanzados, etc.

    No es por dármelas de sabiondo, es que simplemente es la verdad y no quiero que me estén llamando todos los días por teléfono. Para el resto del mundo un computador es una caja con Windows y creo que así quedará escrito en la historia ya que se ve en el horizonte la muerte de los equipos de escritorio y el ascenso de la computación portátil. Linux es genial, pero esta batalla la perdió hace tiempo.

  4. Con varios amigos estamos pasando cada vez a mas gente a gnu/linux, aveces es dificil, pero en general para las personas que usan su pc para el navegador web y escuchar música es relativamente simple adaptarse: porque ven que firefox sigue siendo firefox o chrome sigue siendo chrome y banshee la rompe para la musica (preferimos ubuntu 10.10 con escritorio gnome clasico).
    El verdadero problema reside en aquellos que necesitan photoshop, o algún software demasiado específico (ni hablar de los programas de la AFIP).

    Para terminar, con las netbooks se obtiene siempre el mejor de todos los resultados, no hay nada mejor que gnu/linux para ese hardware limitado.

  5. Jejeje, yo logré que mi novia use Linux por medio de la extorsión, cuando me compré una netbook le dije: “Si querés te regalo mi notebook, pero tiene Linux y como ocasionalmente yo también la voy a usar vas a tener que usar Linux”. Al poco tiempo me estaba pidiendo que le instale Linux en la pc de la casa ya que estaba cansada de los virus. Actualmente puedo enorgullecerme de usar Linux en todas las pc’s de mi casa (2 notebook, 1 netbook y una pc), excepto por una partición con windows para juegos en la pc.

    Mi novia es una usuaria estandar, como casi todo lo que hace lo hace a través de un navegador: sus documentos están en Google Docs, para ella el e-mail es solamente web (no sabe lo que es Thunderbird) y no tiene intenciones de adentrarse más en la informática; por estas razones Linux resultó ideal para ella.

    • Yo a mi hermano lo pasé a Linux porque le regale mi notebook viejo (una lenovo t40) y es bastante difícil encontrar los drivers del wifi en windows, así que le dije “te la regalo pero va con linux porque no me dan las bolas para instalarte windows”

      Y pronto, otro usuario de linux más…

  6. Consejo: Nunca intentes cambiar a tu pareja, no sirve de nada. Solo mostrale el camino, si el/ella lo toma, bien por vos, sinó aceptalo/a tal cual es.

    PD: Aguante el botón Inicio!

  7. Evidentemente no sos muy gamer

    Yo tengo Win en la PC de escritorio, lamentablemente para los juegos es un mal necesario. Pero la notebook y la netbook andan a Ubuntu, mi mujer se acostumbró, y a veces hasta putea por lo mal que anda el Windows

  8. Me sorprende leer, no solo aquí sino en la web, tantos comentarios negativos sobre Windows respecto del mal funcionamiento del mismo.

    Tengo instalado W7 tanto en mi laptop como en mi desktop y funciona muy bien.

    Jamás un BSOD, virus, filesystem dañado, conflictos de hardware, drivers, etc.

    De hecho, me tomé la molestia de capturar la fecha que lo instalé en mi laptop:

    Original Install Date: 19/11/2010, 03:43:28 p.m.

    En el transcurso de casi un año le he propiciado al SO una paliza interesante y la verdad sigue intacto.

    Me parece que Windows dejó de ser tan orgánico (en el sentido que se degrada con el uso) como lo eran sus versiones anteriores.

    • Aqui el secreto es usuario avanzado, sabes bien como mantener el sistema optimo, darte cuanta si tienes un virus, analizar el sistema periodicamente, cosas que el usuario comun no hace por flojo. Personalmente me gusta mas la interfaz de windows que la de linux, pero prefiero linux por puedes andar depreocupado por que si entro virus y demas. Que hice le puse un theme de windows a mi linux y listo. Personalmente creo que el usuario comun o primcipiante deberia usar linux, ya que no se tendria que preocupar por la seguridad del sistema.

    • Es muy triste que te asombre de que Windows pueda pasar un año entero sin irse al bombo, de todas formas (y dejando de lado que un año me parece muy poco tiempo y no le veo ningún mérito) hay que reconocer que Windows 7 viene bien.

      ¡Saludos!

  9. Entonces lo que queda claro es Linux no es de putos… es de cornudos!

    Bromas aparte, yo uso windows. Ya conté que mientras estaba en la universidad cursando Sistemas Operativos, los ayudantes fundamentalistas de la materia, me hicieron tenerles asco, a ellos y a Linux, al vi, al man y todas esas cosas que ellos adoraban…
    De todas formas me gustaría alguna vez darle una chance y sentir ese placer de usar Linux que dicen sentir aquellos que escriben acá (no los fundamentalistas!).
    Algún día será…

    • Ojo al piojo: Esos que dicen sentir placer al usar Linux podrían tranquilamente ser una manada de putos, ¿Eh?.

      Lamentablemente lo anterior no le resta importancia al hecho de que debe ser mucho mas frecuente encontrar cornudos entre nosotros, los anteojitos idiotas usuarios de Linux, pálidos de tanto CRT y oLED y encorvados de tantas horas/mouse (pero power-users de GNU/Emacs) que entre los futbolistas, tenistas, guardavidas y bañeros, etc, etc.

      Linux es de cornudos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here