Imaginate que una empresa de videojuegos reconocida, como por ejemplo SEGA, saca juegos para PS4 sin la licencia de SONY.

Si, suena absurdo. Quiero decir… pensá por un momento que SEGA por su lado se pone a programar juegos y graba Blu Rays para jugar en la PS4 de SONY pero sin permiso de SONY. Obviamente y por lo tanto, tampoco le paga arancel alguno a la creadora de la consola por el uso de la plataforma y las licencias.

Pero Tengen no es SEGA. Muy bien, el tema es que en 1984 un Atari que venía casi de la bancarrota terminó dividiéndose en 2 compañías: Atari Corporation (juegos y hardware para computadoras y consolas) y Atari Games (juegos de Arcade). El problema comenzó cuando Atari Games quiso ingresar al mercado de juegos de consola. Allí tuvo que utilizar otro nombre y eligió TENGEN. Palabra que, al igual que Atari, es una nomenclatura japonesa del juego Go y se refiere al punto del medio del tablero.

Por esos años, y con el objeto de asegurar la calidad de los juegos, Nintendo tenía licencias bastante duras. Una de ellas era que las compañías “third party” podían lanzar 5 juegos por año y a la vez debían ser exclusivos por 2 años (imaginen lo absurdo que suena eso hoy). Por ello TENGEN trató de negociar un acuerdo, cosa que no prosperó.

Entonces lo que hicieron fue sacar 3 juegos con licencia mientras – y en paralelo – intentaban hacer la argentineada de buscarle la vuelta a los chips de la consola para hacer cartuchos… digamos… truchos.

Los japoneses trabajaron duro haciendo ingeniería inversa intentando eludir el chip de bloqueo llamado 10NES pero no lo lograron. Hasta que se les ocurrió la idea de conseguir el software que manejaba el chip de bloqueo por razones de posible robo de tecnología. Con ese vericueto legal encontraron al fin la manera de sacar cartuchos sin la venia de Nintendo.

Obviamente la “gran N” era igual o peor que ahora (no sé si sabían que se estuvo poniendo la gorra mal con los sitios de emulación) por lo que no tardó casi nada en demandar a TENGEN por infracción de derechos de autor y patentes. Esto inició una serie de juicios entre las empresas que no se resolverían hasta 1994. Obviamente ya sabemos quien ganó y quien perdió.

Pero además, entre ambas empresas hubo un problema paralelo y fue el de Tetris. Resulta que quién inventó el juego fue un Ruso llamado Alekséi Pázhitnov y por aquellos años de fin del comunismo y caída del muro de Berlín las obras creadas por los soviéticos no le pertenecían a ellos mismos sino al gobierno. El problema fue que en el mismo momento Microsoft, Nintendo, Atari y Spectrum Holobyte peleaban por licencias del juego con distintos entes del Gobierno Soviético y con el mismísimo Alekséi. Lo que se convirtió en una de las novelas legales más complejas de la historia del videojuego terminó en 2 versiones de Tetris para NES (una de Nintendo y otra de TENGEN) y la de Arcade hecha por Atari.

Cabe aclarar que los cartuchos de TENGEN para NES eran negros. Y obviamente no tenían el famoso “logo dorado de Nintendo”.

Luego de conocer todo esto, se entiende un poco más lo pesado que eran tanto Nintendo como SEGA con los logos en las cajas y las splash screen mostrando el tema de las licencias. Tiene sentido.

Lo más curioso es que, además, TENGEN continuó produciendo juegos para Sega Genesis, Sega Master System, Sega Game Gear, Sega CD, Atari Lynx y NEC TurboGrafx-16.

TENGEN, junto con Atari Corporation y Atari Games, fue comprada por Time Warner Interactive.

Dicen, que muchos de sus juegos fueron muy buenos, quizás algún retrogamer pueda dejar constancia si esto es cierto o no

3 Comentarios

  1. Qué historia tan interesante!

    Entiendo por un lado el tema de las licencias como medio de protección del trabajo, pero muchas veces se abusa, y los que pierden son los usuarios

  2. Jajaja! que locura!. Jamas me di cuenta de eso. Creo que cuando tuve mi NES ya venia desbloqueado ese chip, por que ya te digo yo! si habré jugado juegos truchos en especial eso cartuchos que tenían 100, 1000, 10.000 (o eran 9999) juegos en 1.

    Y por lo de los cartuchos originales; pocos fueron los que vi completos, Mario, Zelda y Metroid hasta donde recuerdo los Casett (como le decimos por aquí) gris con logo dorado. Los negros no los recuerdo y si los llegue a jugar ni idea, eramos unos enanos en esos tiempos y de paso sin dinero así que se compartía bastante y los cartuchos…. jejeje! como en la imagen que colocaste, generalmente los usábamos así pelados!

    ufff! cuando se te iba un pin del casett que te gustaba. Aaarrrrgggg! llegamos a revivir alguno. le pegábamos una laminita de aluminio he intentabamos soldarlo (JAJAJA! el aluminio no suelda) con fósforos. Quedaban ahí parapeteados pero funcionaban (también petaban por el falso contacto).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here