Doble discurso.

Muchas veces los bloggers podemos llegar a sufrir el doble discurso.

El doble discurso debe evitarse a toda costa, es dificíl, lo sé, muchas veces el ego o la necesidad de quedar como alguien que la tiene grande o es groso atenta contra esto, y muy bien lo saben aquellos blogófilos que están más expuestos.

Un ejemplo del doble discurso es aparecer hablando en entrevistas o charlas geeks sobre Twitter, bromeando acerca  de la inmensa cantidad de followers que cada uno tiene, pero cuando le preguntan sobre si le importa cuando alguien los borra también bromean “no pasa nada, me importa en lo más mínimo”. Claro, importan cuando nos suman, no cuando nos dejan de seguir…

Cuando un blogodioso mala leche comenta cosas en un blog como “te voy a borrar de los feeds” automáticamente la primera reacción es decirle “andate a cagar y no me leas más”, esto muchos lo hacen (creo que yo mismo lo hice alguna vez), incluso hasta a veces se agregan frases que dan a entender que importa poco la opinión de los lectores y a veces son los mismos que ponen un cartel mostrando la cuantiosa cantidad de lectores que tienen, como si fuese un premio, pero al final ¿En que quedamos?

Es muy difìcil, casi imposible no caer en el doble discurso alguna vez, ya que muchas veces sucede porque algo hiere nuestros sentimientos (o al menos, rompe las pelotas). Esta reacción es  totalmente humana y creo que lo importante para crecer es darse cuenta y tratar de cambiar, y es que, quizás en una forma de defensa inconsciente, uno se agranda en las buenas e intenta agrandarse más en las malas, aún cuando en lugar de contraatacar y muchas veces entrar en el juego del doble discurso, lo mejor sea analizar la situación y darse cuenta que uno no es el centro del mundo y que errar… es humano

12 Comentarios

  1. Yo lucho contra ello todo lo que puedo, y precisamente por ello procuro no ser muy absoluto en mis declaraciones, como suele decirse por aquí “no escupas para arriba que lo más probable es que te caiga encima”, aún así, sí que he caído alguna vez

  2. A mi me encantaría que me lean muchas personas!
    Y si alguien, por algún texto que yo haya publicado, se ofende sin razón, y me dice “te voy a borrar de los feeds”, le diría “mah si, andate a cagar”.
    Es doble discurso?
    Y, que se yo, en parte es coherencia. Yo quiero que me lean muchas personas por lo que yo escribo (que sea copado, que sea útil, que sea gracioso, etc etc) y NO por el simple hecho de que me lean miles porque sí, porque es moda, porque les gusta el color de mi fuente, o que se yo..
    Así que si alguien que me leía ya no piensa que mis textos (fotos, dibujos, se aplica a todo…) valen la pena leerse, que no los lea.
    Prefiero tener pocos lectores pero que realmente sientan algo, o sea, que les llegue mi contenido; a tener un millon de lectores que simplemente pasen mis entradas en el lector de feeds como quien ve llover…

    Son un boludo, no?


    Saludos

  3. Como es habitual, estoy completamente de acuerdo con vos.
    A mi, por ejemplo, me pasa con Twitter. No es un doble discurso externo, pero casi “interno”. Yo sostengo firmemente que una de las mejores cosas de Twitter es no estar obligado a seguir a quienes te siguen, y que el hecho de que alguien no lo haga más está bien, no tiene nada de malo.
    Sin embargo, cuando me doy cuenta que alguien me dejó de seguir, una vocecita adentro me dice “pero, pero ¿qué hice mal?”.
    Pero es como decís vos, somos todos humanos, cuando nos pinchan el ego, reaccionamos!

  4. Lindo tema, que yo también cveo que sucede por ahí. Sin ir más lejos hace poco mandé a cagar a alguien, aunque no en un modo tan guanaco como lo ejemplificás, aunque creo que se sobreentiende la ironía de mi cartelito de feedburner. Por un lado veo tu punto: El que manda a cagar sistemáticamente a todo aquel que le dijo algo que no le gustó (o que directamente no le chupó el c**o como a lo mejor ya está acostumbrado) pero que después se llena la boca dedicándole posts al crecimiento de visitas y subscripciones de su blog, alguna contradicción tiene. Pero por el otro, y sin llegar a ese extremo, siempre va a llegar el momento en el que vas a tener que explicarle a alguien (cómo me pasó a mí hace poquito) que tu weblog no es un “diario abierto a los lectores” donde estos tienen derecho a que los mimen y les satisfagan los caprichos, es tu sitio, y si te gusta bien, sino andá a otro lado; así es la vida; y eso no desmerece que un buen día quieras decir “mirá a X cantidad de personas les interesa las boludeces que digo, algo bueno haré”. Pero claro, son niveles, matices, como lo intenté explicar recién no es lo mismo el que una vez tiene que mandar a cagar a alguien que el que sistemáticamente te está mandando a la mierda en cuanto no dijiste algo que le cayó bien.

    O sea, toda esta explicación fue para defenderme si la patada era para mí (cola de paja que le dicen), o en caso contrario estar totalmente de acuerdo con vos porque conozco al menos un desaforado por ahí mandando a cagar a medio mundo

  5. primero los blogs, despues los rss… en el futuro twitter?
    me estoy dejando arrastrar por las cosas que se usan en la blogsfera

    todavia no me paso que alguien me deje de leer y me lo diga, los que me putean nunca me siguieron

  6. Yo a los de mandar a cagar a los lectores lo hago seguido, pero NO con los que opinen diferente, sino con los desubicados o que solo entran a bardear.
    Y mas aun con los que te “amenazan” con borrarte del lector, ajajaja

  7. A riesgo de sonar redundante y de que me peguen quiero decir que a mi entender el “ambiente” de los blogs es un caldo de cultivo para personas inseguras y sedientas de atencion que necesitan constantemente alimentar el ego. Antes de que me tiren una molotov a mi casa quiero aclarar que no estoy generalizando ni diciendo que ese tipo de gente es la mayoria, sino que la herramienta es ideal para alguien asi.

    En ese sentido la “blogosfera” no es diferente de la “flogosfera”. A mi por lo menos me resulta incomodo ver a un adulto que tiene la necesidad de definirse como “blogger” o “flogger” o “geek” o lo que sea para encajar en un grupo o ser aceptado (o la mas triste: para ser popular/famoso).

    El flogger y el blogger son practicamente iguales, los dos buscan lo mismo y los medios que usan son analogos. Uno tiene los FF, el otro tiene “seguidores”; uno tiene firmas, el otro tiene comentarios; los dos cuentan visitas; los dos tienen una jerga propia, excluyente para el que no la usa (los bloggers se preocuparan por la ortografia, pero tienen una tendencia bastante importante a usar palabras y terminos en ingles de forma totalmente inecesaria y forzada, como WTF, geek, OWNED, lol, etc.); los dos hacen campaña para que la mayor cantidad de gente los tenga en cuenta: uno por MSN y el otro por twitter (el chat con lag infinito); uno esta pendiente de quien es popular esta semana, el otro esta pendiente de que noticia es popular esta semana para mamar de dicha popularidad. Pensandolo bien, la unica diferencia grande es que los floggers al menos se ven la cara una vez a la semana.

    El doble discurso (al que creo que te referis al menos) aparece cuando un “blogger” trata de esconder su proposito de llamar la atencion y ser popular para compensar que de chico nunca le dieron un abrazo. Termina siendo doble discurso porque en el ambiente queda mal decir explicitamente que uno busca popularidad (otro punto a favor para los floggers, que al menos son honestos con eso). Tambien esta eso de “yo me tomo el trabajo de hacer esto sin pedir nada a cambio”, que es una total mentira cuando lo que esta pidiendo a cambio es aceptacion social o popularidad.

    Una aclaracion importante: No estoy hablando de los blogs ni los fotologs, sino de los adultos que necesitan autodefinirse (¿complejo de Peter Pan?) con una palabra que hace referencia a la pertenencia a un grupo, ya sea “blogger”, “flogger”, “heavy”, “dark”, etc.
    Por supuesto, se que hay fotologs que son buenisimos (sobre todo de fotografos profesionales y artistas) y por supuesto, blogs que son impresionantes. Yo los trato simplemente como sitios, los navego como sitios y en la enorme mayoria de los casos ni me fijo quien es el autor, porque te todas formas las posibilidades de que lo llegue a conocer o me importe quien es son minimas. Obviamente, si algo me interesa lo suficiente como para comentar algo al respecto (como en este sitio) lo hago, pero no me veo obligado a “intercambiar comentarios”.

    Ironicamente ahora tengo un blog, y no me gustaria que la gente que entre (ademas de parientes y amigos) lo haga de compromiso o esperando que yo devuelva la moneda. Ademas de que la idea es usarlo de cuaderno de apuntes para la facultad y al que le sirva buenisimo. Pero si no entra ni la mama no me voy a ir a llorar a un rincon ni voy a armar un berrinche, porque mi objetivo ya esta cumplido con solo subir los textos.

  8. Chicho: Buena exposición, pero no descubriste la pólvora precisamente. El tema de la necesidad de pertenencia, y por ende de sentirse queridos, aceptados, etc, está presente en todas las personas en mayor o menor medida, y para eso no recurren únicamente a hacerse “floggers” o “bloggers”, las etiquetas para ponerse sobran. Puede ser que exista gente como la que mencionás en la bobósfera, pero no refleja la mayoría, como sí es en el caso de la tribu de los chupines. No es para quemarte en la hoguera ni mucho menos, pero fijate que somos muchos (como espero que vos también) los que no nos agarramamos desesperadamente de algo que tan solo es una herramienta para sentirnos más importantes (aunque eso te puede pasar con cualquier otra cosa y no es malo mientras no se vuelva obsesión). Ahora si hablamos de Twitter puede que sí, es un medio que peligra mucho con ser saturado con gente obsesionada con la herremienta.

  9. ¿Doble discurso? ¿Y tener un doble discurso es malo necesariamente?

    A mi por ejemplo, me alegra MUCHO que alguien me diga “me encanta el post que escribiste”. Pero no me jode casi nada que me digan “que mierda lo que escribiste”.

    ¿Realmente es malo que los estí­mulos positivos me afecten mucho y que los estí­mulos negativos me afecten poco o nada? ¿Es obligatorio reaccionar igual en ambos casos?

    ¿Realmente estoy MINTIENDO si digo que “no me importa” que me dejes de leer, pero que “me importa mucho” que me empieces a leer?

    ¿Realmente es doble discurso? ¿Realmente es mentira una de las dos afirmaciones?

    Yo creo que eso no es doble discurso, porque son situaciones distintas (de hecho, son contrarias). El doble discurso es la diferencia entre lo que se dice y lo que se hace, pero siempre hablando del mismo tema. Serí­an ejemplos, decir “no me importa Adsense, pero en la práctica, chequearlo cada 10 minutos”. Serí­a decir “no me importa que me dejen de seguir en twitter, y usar Qwitter y obsesionarse”. Serí­a decir “no me importa tu opinión” y contestarte una larga refutación. Serí­a decir “no me cae mal tal blogger” y seguirlo a todos lados para trollearlo. Serí­a decir “no me gusta alt1040” pero tenerlo entre los primeros de tus feeds.

    A mi entender, es perfectamente factible que te interese que te sigan, pero no te interese que te dejen de seguir.

  10. ¿Quién realiza el doble discurso?, el lector que un día apasionoas, un día decepcionas, un día te quiere y al siguiente te odia.
    Los blogs son una continuidad de nuestro ser en esta llamada blogosfera, incidentes te pueden sentar mejor o peor pero no por ello caer en el doble discurso.
    Hoy me gusta tu blog y lo puedo decir publicamente, pero si mañana deja de gustarme por ética no lo diría publicamente, salvo la excepción de saltar alguna regla de la blogosfera como ha pasado con algunos.
    Interesante post y amenos comentarios, yo me quedo con que el doble discurso lo hace el lector que muchas veces su deseo es que escribas para él y pienses casi como él (hablando en general y no de casos concretos).

    Saludos Cordiales

  11. @Gabolonte: por supuesto que no son todos ni mucho menos la mayoria, por eso lo aclare. Pero pensa que los blogs (y twitter tambien pero en mayor medida) tienen una estructura vertical, se hacen de arriba para abajo (al contrario que por ejemplo un foro, que seria mas o menos horizontal la cosa). Es ideal para alguien sediento de atencion.

    Tambien se que la necesidad de pertenecer a un grupo no es exclusiva de este medio ni de ningun otro, pero hice la comparacion con los floggers porque los bloggers tienden a agarrarselas con ellos y menospreciarlos, solo queria marcar la ironia o la caradurez por asi decirlo. Ademas sigo sosteniendo que los dos “grupos” son bastante mas similares de lo que uno de los dos esta dispuesto a admitir (al otro le chupa un huevo).

    Por supuesto que hay mucha gente que tiene blogs y no los usa para compensar la falta de cariño, pero no estoy hablando de esos, estoy hablando de los que si lo hacen. Que son los que tienden a caer en el doble discurso para no quemarse en el ambiente. Tampoco digo que lo hagan conscientemente, ni lo de buscar atencion ni lo de mentir para caer bien (quizas hasta se mienten ellos mismos). El doble discurso esta en la actitud, en decir “no me importa” cuando en realidad te moris si no lo tenes. Repito que no habria problema si los codigos del grupo permitiesen decir abiertamente que uno busca popularidad pero no es el caso.

    En lo que no estoy de acuerdo es en eso de que esta bien mientras no se convierta en obsesion. Para mi no es sano a ningun nivel que un adulto tenga actitudes de pubertoso (como la de desesperarse por entrar a un grupo o ser socialmente aceptado o popular a toda costa). Alguien que necesita ser validado por extraños que ni siquiera lo ven cara a cara no puede estar bien de la cabeza. No se si esta “bien” o “mal”, cada uno con sus traumas, pero a mi sigue sin parecerme una actitud sana, y prefiero evitar a alguien asi cuando me lo encuentro.

    A riesgo de ser cargoso reitero otra vez que no estoy generalizando ni diciendo que se da en la mayoria, solo digo que es algo que si se da y es muy molesto.

  12. Chicho: Bueno, llegando a ese punto, partamos que tampoco es sano que tanto tiempo de tu vida pase frente a una pantalla, y a eso nos alienta todo el tiempo la tecnología. El tema de la molestia de los bloggers con los floggers es muy simple: Seguramente los dos grupos cuentan con una inmensa mayoría de “necesitados” de afecto, reconocimiento y demás, el tema pasa por una cuestión de niveles, no es lo mismo pelar las gomas para ganar popularidad que escribir muchos articulos por dia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here