En la actualidad existe una amplia cantidad de avances tecnológicos que nos hacen la vida diaria mucho más sencilla. Sin embargo, hay otros que nos hacen plantear si esta evolución puede llegar a ser preocupante, especialmente aquellos relacionados con las noticias en diferentes medios y las redes sociales.

Ya son muchos los avances que nos permiten obtener datos e información de cualquier lugar del mundo o persona de manera casi inmediata, tanta que, en ocasiones, esa información se convierte en desinformación, generando un término conocido como fake news o noticias falsas que se viralizan a diario. Este concepto es muy cercano al de los videos deepfakes que no son más que reproducciones en las que la cara de la persona que los protagoniza ha sido sustituida con el de otra (normalmente reconocida por la sociedad como una política o una actriz). El proceso se realiza con un software de reconocimiento facial y es muy difícil de reconocer, ya que el resultado es muy realista.

El primer Deepfake que apareció en la red fue en la plataforma masiva Reddit y consistía en un vídeo de carácter pornográfico en el que la cara de la protagonista había sido reemplazada por el de una actriz famosa. Para la realización de este solo se requirió un ordenador de uso personal y un algoritmo de aprendizaje que permitía manipular las imágenes de la cinta original. De este modo, el usuario que utilizó el alias de “Deepfake”, de ahí que se conozcan con este nombre, publicó lo que conocemos como el primer vídeo Deepfake.

Terminator II: Judgement Day, protagonizado por Sylvester Stallone.

A partir de este momento han aparecido varias aplicaciones como Deepfakeapp y/o software que permite la manipulación de imágenes fijas por cualquier usuario. Se trata de un avance bastante peligroso ya que puede afectar la integridad de las personas, ofreciendo una imagen manipulada de las mismas. Podemos señalar ejemplos como el del video del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que se extendió en la red en 2017, llamando al presidente Trump “idiota”. Aunque la gran mayoría de estos son de carácter sexual.

Por ello, han aparecido organismos como el Deeptrace, e incluso redes sociales como Facebook, que están luchando para eliminar este tipo de publicaciones. Los mecanismos más utilizados son aquellos que se encargan de comprobar si el vídeo contiene algún tipo de modificación, ya sea realizada con un programa de inteligencia artificial o algún programa de edición como Photoshop. De este modo se pretende frenar la expansión de contenido falso y crear una red más segura.

Nos encontramos en un momento en el que la tecnología disponible puede ser muy útil para ofrecer un servicio más cercano a unos usuarios pero que peligra con la incursión de este tipo de programas. Por ello, antes de pulsar el botón de compartir, verifica tu información, ya que podrías estar ayudando a compartir información falsa.

1 Comentario

  1. mm Leandro

    Creo que el mayor problema no es la creación de las noticias falsas (que sí son un problema serio) sino que nos hemos mal acostumbrado a compartir de todo sin la más mínima verificación de las fuentes.

    Muchísima gente desconoce, para empezar, cómo diferenciar una dirección falsa de una medianamente creíble. He perdido la cuenta de las “promociones” que se viralizan por WhatsApp con ofertas en webs del tipo adidas.com-te-estoy-estafando.ya en los que sólo se mira el adidas.com sin saber que no es una web .com propiamente dicha.

    Así que me sumo a la propuesta: “No compartir compulsivamente sin antes verificar la credibilidad del artículo”.

    Salute!

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here