Con el tiempo me he dado cuenta que uno de las claves en PC’s «falladoras» son los cables.

La primera vez que lo noté fue hace unos 20 años (que increíble como pasa el tiempo) en un thread del fallecido foro BairesLAN. En el foro había un usuario muy respetado que pedía ayuda porque su PC de altísima gama por entonces fallaba de manera aleatoria. La PC era una bestia de u$s 3000 y tenía componentes de la mejor calidad. Los que conocemos mas o menos del tema sabíamos que no podía fallar y ese hilo se convirtió en un genial “diagrama de flujo” de detección de errores y reparación de computadoras y más con la excelente pluma que tenía el protagonista y la sapiencia de los ayudantes.

Después de 2 semanas el dueño de la bestia detectó el error: Una pelusa muy gruesa había quedado prendida del conector MOLEX del disco duro, más precisamente aferrado a una de las muequitas que forman los conectores metálicos. Esto generaba errores que aparentemente hacían que el sistema se colgara de diferentes maneras cuando el disco “leía y escribía” Desde aquel día aprendí dos cosas:

  • Nunca subestimar ni siquiera la teoría mas extraña sobre un problema.
  • Los cables también fallan.

Con los años no he tenido la oportunidad de ver una pelusa tan problemática como la del muchacho de BairesLAN, sin embargo, tener en cuenta los cables me ha permitido encontrar varios problemas en las épocas doradas del conector IDE y lamentablemente, varias decenas desde que el conector SATA se ha hecho el estándar de facto.

Recordemos que los cables transmiten la información de los dispositivos hacia el motherboard y cualquier pequeño corte intermitente puede generar (de hecho, generan) errores de lectura, escritura (como el clásico error de MFT) y hasta sectores defectuosos que son marcados, en el disco, culpa del cable.

Por eso, cuando se trata de un disco magnético y lo chequeen en busca de sectores defectuosos y notan varios, les recomiendo cambiar de cables, y hacerlo nuevamente. No me alcanzan los dedos del cuerpo para contar las veces que podría haber diagnosticado un HD defectuoso cuando el problema era el cable. Lo peor hubiera sido cambiar el HD y que el problema vuelva a la semana culpa del cable.

Hace unas semanas comencé a pensar que mi PC «Gamer» estaba endemoniada. Errores de booteo, «colgadas» interminables en el P.O.S.T, locks de screen loading de Windows, reinicios inesperados y más. Todas las pruebas que hacía, apoyado en mis años de experiencia, daban algún error aleatorio en el motherboard. Pero lo más increíble es que los 2 (!) cables SATA (uno que iba al SSD y otro a un HD de 2TB) estaban con problemas y fallaban de manera aleatoria. Esto me complicó muchísimo a la hora de diagnosticar ya que es algo altamente improbable que suceda, pero, como dice el dicho, a veces sucede lo imposible: El motherboard me dejaba de detectar una unidad, la cambiaba de conector (por el otro cable) y a veces lo tomaba. Luego pasaba con la otra unidad, y viceversa. Me volvió loco, hasta que me pasó de conectar otro combo motherboard/CPU y tener el mismo tipo de problemas. Ahí me di cuenta: los malditos cables estaban fallando, juntos, de manera aleatoria. Compré 2 cables nuevos y se solucionaron los problemas.

Por eso, siempre que puedas (y mas por lo que valen), ante cualquier problema, pregúntate:

¿Y si pruebo cambiando los cables?

6 COMENTARIOS

  1. Cristian

    El problema, para mi, es la aleatoriedad. Eso es lo que te vuelve loco.

    Sea un cable o un capacitor o una resistencia. Que fallan pero no terminan de morir nunca.

  2. Lexy

    Los cables SATA si que dan problemas, lo aprendí a duras penas cuando un sistema me fallaba y pase dias probando y cambiando componentes.

    Una buena forma de diagnosticar eso lo aprendí luego con los procesos de Windows hay uno que se llama Interrupts o algo asi y ese siempre debe estar en 0, si en algun momento empieza a cambiar y poner números mas elevados eso quiere decir que esta fallando algo y lo mas seguro son los cables SATA.

  3. Javier

    Cable de datos SATA: 2 veces el culpable de mal funcionamiento de mi equipo (10 años atrás y hace unos meses). Igualmente fue preferible a que falle el disco.

  4. Nicolás

    El cable SATA de mala calidad se deteriora con el tiempo, más si está en el ambiente caliente de una pc con problemas de temperatura, sumándole la humedad y la porquería que se le pega, es una cosa que aprendí de tantos años de limpiar PC´s.

    También la falla viene muchas veces de la mala calidad de la cabeza del SATA, se deforma y no hace bien la conexión, «tip» para reconocer un cable de buena calidad? el que viene con seguro de metal, que hace *click* cuando los encastrás

  5. brianmel

    Escenario:

    Llego a la casa de una clienta, me cuenta que la AIO (una lenovo de 24″ muy buena) le anda mal, a tal punto que no le bootea el disco.

    Me cuenta que ya tuvo ese problema y que el técnico anterior le formateo el disco (instalandole una version de windows que no corresponde, office pirata cuando la clienta pagaba office 365 y AV trucho, cuando la usuaria pagaba panda. El tecnico atento total).

    Reviso sectores, no error. No me quedaba otra que abrir la AIO (que puede ser algo facil como una pesadilla) llego al disco y veo que habia un poco de mugre en el sata, lo limpio y salio andando.

    Me llama a las 2 semanas y me dice que el problema continua, esta vez me quede inspeccionando todo el hardware, hasta que encontre que los contactos del HDD en el sata power (vieron que son como velitas?) algunos estaban sin material y lo mismo sucedia con el conector del cable (lo mirabas por dentro y no se veian los resortitos).

    La solución fue, cambiar el disco (a un ssd obvio) y ver si se conseguia el cable sata exclusivo para AIO Lenovo de 22″ , cosa que no lo conseguí.

    Por lo tanto termine soldando un cable sata power para conservar la ficha propietaria de lenovo.

  6. Rafael Briggs

    Te doy gracias de corazón y te cuento el por qué: Tengo dos HDD algo viejos que funcionaban bien hasta que los coloqué en mi nueva PC. Era tal así que, incluso, en el momento de querer instalarle Windows, hacía sonidos extraños, como si estuvieran dañados. Falla mecánica, dije, pero, ¿en ambos? ¿Y al mismo tiempo?
    En el momento de probar con otro cable SATA funcionó por momentos, pero luego volvía lo mismo. La instalación del OS se detenía al 47% en un HDD y el otro ni lo reconocía. Llegué a tu post desesperado y salí con un mensaje claro: revisa los putos cables.

    El cable SATA era nuevo, así que era momento de revisar el cable de alimentación: tenía tres clavijas rotas. Maldita sea. Lo sustituye y a continuación, instalé el Windows con éxito. ¡Gracias, nuevamente!

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here