Existió una época en donde todos los que armábamos computadoras conocíamos 2 o 3 conectores de corriente. Por un lado teníamos a los conectores que iban al Motherboard (el famoso ATX de 20 pines) al que luego se le agregaron más pines, primero separados y luego, casi juntos en el mismo conector. Por otro lado, teníamos el clásico conector MOLEX que tenía 4 cables – Rojo, Negro, Negro, Amarillo – que alimentaba tanto a Unidades de Disco cómo a Unidades Ópticas, o como las conocíamos por entonces, las grabadoras. Por último, También existía el “conector chiquito” que sólo servía para disqueteras y era bastante odiado porque era difícil de trabar. Ese conector, científicamente cómo “Berg” (not kidding) pasó al olvido aunque todavía se ven algunos conectores frontales USB/SD/Coolers que vienen con una placa que se alimenta de energía a traves de él.

Pero a mediados de la década pasada a los informáticos se nos presentó un conector, o mejor dicho 2. El conector de datos Serial ATA y, paralelamente, el conector de energía SATA. Éste último era chato, moderno, y además venía con un cable naranja además de los clásicos amarillos, negros y rojos de toda la vida.

La Naranja electrónica (no mecánica).

Un poco de Historia

Cuando diseñaron el estándar, decidieron que además de los 12V (amarillo) y 5V (rojo) que alimentan la plaqueta, era buena idea agregar el voltaje 3.3V directamente desde la fuente.

La idea era lógica, ya que las Fuentes de Alimentación generan 3.3V debido a que los motherboards tienen componentes que necesitan 3,3 V no había necesidad de proporcionar circuitos de conversión de 5V-> 3.3V en la placa de circuito impreso de las unidades SATA. Con esto terminaban reduciendo el recuento de componentes y el coste, pero la realidad fue que los fabricantes de discos duros han sido renuentes a confiar en la presencia de la línea de 3,3V. Principalmente debido a la bendita retrocompatibilidad.

Y es que la mayoría de los usuarios de PC que agregaban una unidad SATA a su equipo ya tenían una fuente… sin conector de corriente SATA y por ende solamente disponían de conectores MOLEX con rails de 5V y 3.3V. Allí nacieron los famosos adaptadores MOLEX > SATA que no podían “inventar” el voltaje entregado por el cable naranja por lo que la solución de los fabricantes fue simplemente no usar esta línea de tensión y agregar un circuito integrado que baje de 5V a 3.3V en la misma placa lógica.

Cuando el fabricante de la fuente de alimentación te la complica (de todas maneras, el de la izquierda sería el conector naranja),

Para terminar, recuerdo que en una época me preguntaba la razón de la existencia de 2 cables de masa (negros) cuando tranquilamente – según lo que creía – podría usarse sólo uno. La realidad es que a nivel electrónico podría usarse uno pero a su vez, en caso de que por alguna razón la corriente de ambos circuitos sea máxima, si se usara un solo cable estaríamos superando la capacidad máxima de transportar corriente del mismo (recordar que la masa en realidad se usa para cerrar un circuito con el objeto de que la corriente circule entre la fuente y el dispositivo en cuestión).

Entonces y para ir terminando, la respuesta al título es: nada. El cable naranja hoy no sirve para nada (aunque entrega 3.3V si está).

Explicaciones útiles a preguntas que quizás nunca te hiciste. Así es Tecnovortex.

10 Comentarios

  1. Para nada me había dado cuenta, pero vaya si es interesante saberlo. ¡No cambien nunca, muchachos!

  2. Por Dios! con razon no podia dormir estos dias!

    No puedo creer que me hayan evacuado esta duda que me carcomia la cabeza por los ultimos 10 años!

    Abrazo.

  3. Quienes pasamos armando pcs encerrados en el fondo de una casa de computacion te entendemos perdectamente!

    Gracias mono!

  4. La verdad que nunca me lo pregunté… debe ser porque no soy técnico electrónico y solo soy técnico de pc a secas jaja.

  5. Valla! sorprendente. Ya pensaba yo que servia solo para los discos de 2,5″ y tecnologías nuevas en los Discos SATA III por ser mas eficientes y resulta que es inservible. Bueno…!

    Para los que inventamos haciendo Frankensteins para algo nos sirve.

    Gracias por la Iluminación.

  6. Buen post, no sabia que ya no se usaba mas, pensé que era para el hotplug, como son los pines mas largos del conector (los de masa). un detalle, la parte que dice: “solamente disponían de conectores MOLEX con rails de 5V y 3.3V.” debería ser 5V o 12V. (5to párrafo).

  7. En un principio cuando llegaron los discos SATA, al menos WD incluía también MOLEX. Muy conveniente, no hacía falta cambiar la fuente.

    Después con los discos/dvd externos (tienen SATA slim adentro) 3,3v pasó al olvido. 12v también está desapareciendo. La industria se fue definiendo por los 5v según pasan las décadas, quizá pudo influir USB.

    • Cierto, recuerdo el primer disco duro sata que tuve tenia conector de corriente tanto sata como molex, La cuestión era que solo se usara uno a la vez o creo que podrías cargarte el disco, eso la verdad nunca lo quise comprobar, si alguien lo sabe que no lo diga.

      • No les pasa nada. Alguna vez a oscuras conecté MOLEX y no advertí que ya estaba SATA de energía. Si a 3.3V lo usara si se habría quemado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here