Resulta que hace poco mi amigo Sebastián me preguntó que tal una Notebook.

Me pasó el enlace, era una Lenovo – más precisamente la Lenovo 14W – y valía 40 lucas (ar$40k, o U$D200 para los que viven afuera) y cometí el error de ponerle play al casete y decirle «no te conviene, porque es una Cloudbook y esas máquinas son muy lentas» pero a la vez, y por las dudas, en la línea de abajo le puse «igual dejame chusmearla».

Cuestión de que me encontré con una especie de máquina híbrida. Si bien tenía ciertas características de una CloudBook, tenía algunas diferencias que quizás podrían volverla usable:

  • Cuenta con un AMD A6 9220C, en lugar del Radeon R4 9120E o de los Celeron a los que estamos acostumbrados.
  • La pantalla es Full HD (Si, 1080P). Muy extraño en una Notebook barata inclusive.
  • Viene con un SSD «de verdad» con 128GB de capacidad, en lugar de una memoria eMMC.

Probablemente lo tercero es más importante de todo. Ya que existe un universo de diferencia entre la velocidad de transferencia que entrega un SSD y lo que da una memoria SD soldada al motherboard (lo que es, básicamente, un eMMC).

Así que volví a abrir el WhatsApp, y le escribí lo siguiente.

– Seba.
– Estaba pensando.
– Capaz te comprás esa Lenovo barata, tiene mejor pinta de lo que pensaba.
– En el peor de los casos se la quedan las gurisas para ver Youtube.

Pero además, me picó el bichito. Ya que con un Dual Core medio debilucho, 4GB de RAM y 128GB me alcanza para un montón de cosas que podría necesitar. Por ejemplo para usar el Mixer sin tener que poner en riesgo una Notebook más costosa, o para reemplazar la PC del laburo donde tenemos un sistema bastante livianito pero necesario. Encima al otro día se me rompe, luego de 10 años, mi T410, la portátil que llevo en la mochila y que realmente uso para laburar.

Así que comencé a investigar sobre esta Lenovo 14W. Hay algunos posts en Reddit (1), (2) y unos vídeos malos en Youtube donde dicen que se trata de un equipo modesto, pero con cierto músculo para tareas cotidianas. Encima… Lenovo la vende en 9 cuotas sin interés de 4400 y algo, es decir que tiene un precio de un smartphone de gama baja, o lo que es lo mismo, una verdadera ganga.

¿Es una Cloudbook? ¿Es una Notebook? Creo que es más Cloudbook que Notebook. Obviamente no es una Netbook

En fin… La pedí un lunes y llegó un jueves, por DHL. Increíblemente sorpendido por la calidad del equipo. No es una Thinkpad, claro… ¡pero la pagué 40 lucas y es mucho más sólida y firme que muchas Notebooks Gamers que he probado! La encendí y configuré, me dí cuenta que todo lo que había leído era cierto. No es una Cloudbook, claro, pero tampoco es un Core i3, ni siquiera de los viejitos. Así y todo con un poco de cariño se la puede dejar mucho mas rápida y funcional.

Es un equipo que sirve. Es lenta, pero sin llegar a ser puteable cómo lo son las Cloudbook. Además, le instalé Windows 10 LTSC que es la versión de Windows 10 totalmente pelada y que consume mucho menos RAM y procesos ya que viene sin Cortana y sin muchos otros servicios que si bien están buenos, no son imprescindibles.

Esto no es una review de esta máquina en particular, cosa que vendrá luego. Básicamente es un artículo en donde cancelo lo que decía – en plena pandemia y cuando explotó el boom de ventas de PC’s – que «no compren una Cloudbook«.

Ahora, quizás, no sea tan mala idea.

5 COMENTARIOS

  1. Me interesa la duración de batería, cómo va en ese apartado? No sé si la duración normal de las notebooks de hoy sigue en las 4hs o se pudo superar esa barrera

    Estoy usando para la facu una notebook viejita {i3 de 1er gen con 6gb ram).

  2. Con qué activaste el Windows 10 LTSC? porque las claves que venden por ahi creo que ninguna sirve para esa distro.

  3. «Esto no es una review de esta máquina en particular, cosa que vendrá luego» , te tomo la palabra, espero que incluya alguna distro para ver si se le puede sacar más jugo, por lo pronto están sin stock (cosa que no sorprende).

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here