Por Leandro Fuentes

Érase una vez en la Argentina una época en la que todo enchufe tenía dos y sólo dos patas: fase (o vivo) y neutro ¡Qué dichosa época! Todo podía conectarse fácilmente. No importaba cómo, pero mientras una pata (o directamente un cable con la punta pelada) fuera a un agujero y la otra pata al otro la vida era color de rosas y las cosas funcionaban de maravillas.

Hasta que un día, hace ya varios años se determinó que íbamos a usar lo que ya era prácticamente un estándar en Australia desde 1938. Pero no es necesariamente malo. Cierto es que casi dejaron de venderse enchufes y tomacorrientes de dos patas redondas, pero todo es “por una buena causa”.

Con el actual sistema de 3 patas se solucionan varias cosas: para empezar se normalizó la posición en la que se conectan los cables; así, si las cosas se hicieron bien, uno sabe “a priori” cuál de las 3 patas corresponde a la fase, cuál al neutro y cuál a la puesta a tierra. Pero en el caso de que las cosas no se hagan “bien” la conexión de la tierra sigue siendo la misma (la tercera pata, la del medio).

Se llama “toma de tierra” o “puesta a tierra” porque la conexión se realiza literalmente a la tierra. Toda instalación eléctrica debe llevar una puesta a tierra, que normalmente se realiza “clavando” una lanza o jabalina, generalmente de cobre (o colocando una malla, según el tipo de instalación) en la tierra. Esta jabalina se clava en el suelo en un lugar de preferencia húmedo para que la conductividad sea más elevada que en un lugar seco.

Nota: hasta hace varios años atrás se utilizaba un cable sin aislación, “desnudo”, para conectar las puestas a tierra. Actualmente se utiliza exclusivamente, y por norma, un cable aislado de color verde y amarillo.

El cable Amarillo y Verde representa la tierra.

Junto con la tercera pata a los enchufes llegó otro requerimiento: el interruptor diferencial, disyuntor o mal llamado “cortacorriente”. El interruptor diferencial es un dispositivo electromecánico que se coloca en la entrada de toda instalación eléctrica de corriente alterna, justo después (aguas abajo) con el fin de proteger a las personas de accidentes directos e indirectos provocados por el contacto con partes activas de la instalación (contacto directo) o con elementos sometidos a potencial debido, por ejemplo, a una derivación por falta de aislamiento de partes activas de la instalación (contacto indirecto). También protegen contra los incendios que pudieran provocar dichas derivaciones (copia textual de Wikipedia).

Dicho “en criollo” es un aparato que evita que uno se quede “pegado” al recibir una “patada” ya sea de un aparato eléctrico, de un enchufe o directamente de un cable con tensión.

El funcionamiento es simple: compara los valores de la corriente que entra a la instalación con los de la corriente que sale. Si la diferencia es superior a un cierto valor, generalmente 30mA (miliamperios), abre el circuito (corta la corriente) en un tiempo no mayor a, también generalmente, 50ms (milisegundos).

De este modo, cuando algún aparato tiene una falla en la aislación de alguno de sus componentes, en lugar de dar corriente al usuario al tocarlo, lo hace a través de la puesta a tierra que está conectada, entre otros lugares según sea el aparato, a las partes metálicas expuestas al usuario (como por ejemplo la carcasa, la “chapa” misma). Del mismo modo, si eventualmente el usuario recibiera una descarga directa (el caso típico de un niño metiendo un clavo en el enchufe) la fuga de corriente, si bien se produce a través del cuerpo, es detectada por el interruptor diferencial y en menos de media centésima de segundo el circuito eléctrico es interrumpido, protegiendo la vida de la persona.

Entonces, la próxima vez que tengas que conectar un equipo con enchufe de tres patas no uses un adaptador, antes bien llamá a un electricista matriculado para que haga las adaptaciones necesarias en la instalación eléctrica de tu casa, oficina o comercio.

Lo vale.

6 Comentarios

  1. No puede ser que cada vez que averigüe sobre un tema específico saques una nota hablando exactamente de eso! jajaja
    (estoy por montar una instalación para un estanque con cascada en casa).

    Modifico y agrego info:

    1) “También protegen contra los incendios que pudieran provocar dichas derivaciones”. Aunque lo de wikipedia no está del todo mal (creo), en realidad para eso están las llaves termomagnéticas (más conocidas como térmicas), que protegen al cableado de intensidades de corriente mayores a las que el cable admite (según su sección). Cuando excede cierto valor, el cable se calienta y la térmica salta protegiéndolo (y salvando posibles incendios).

    2) Por norma, los disyuntores para instalaciones con cuerpos sumergidos (para piletas, estanques, hidromasajes, etc) detectan diferencias de 10mA en lugar de 30mA. Por ende actúan más rápido en caso de fuga de corriente (por desperfecto en la bomba de agua para el caso de mi estanque, por ejemplo).

    Si me equivoco me corrigen!

    La lamentable realidad es que el 90% de las instalaciones en argentina no deben cumplir la norma, incluida la de mi casa, jaja.

    Un saludo!

    • “Cuando excede cierto valor, el cable se calienta y la térmica salta protegiéndolo”?

      El interruptor termomagnetico se acciona por sobreconsumo (parte termica) o cortocircuito (parte magnetica). Si los cables de tu instalacion se calientan, la “termica” no se va a accionar a menos que el consumo sea superior al que fue calibrado el sensor termico, pudiendo llegar a derretirse los cables y hacer un cortocircuito; que haria accionar la parte magnetica.

      Para evitar el calentamiento de los cables simplemente no hay que sobrepasar el consumo para el que fue calculado el cableado.

  2. Estimo que solo las instalaciones nuevas ponen puesta a tierra y por reglamento… y de esas no creo que sean todas… los hogares argentinos distan mucho de tener siquiera la mitad de nuevas instalaciones con cable a tierra…

    Sin ir más lejos en la casa donde alquilaba jamás se actualizó y tenía los típicos enchufes de 2 patas redondas (salvo los que fueron reemplazados por desgaste). Y ahora ya en casa de mi abuela pero construida en un momento similar a la anterior casa, tampoco tiene la bajada a tierra, aunque si tenemos todos los enchufes de 3 patas.

  3. Las patas redondas eran porque antes se usaba el sistema bifásico (todavía existente en España y Uruguay). Ambos cables son vivos y más finos.

    Ya con la corriente monofásica surge la necesidad de diferenciar los cables. Hay aparatos como los balastos que no andan bien si los enchufás “al revés”.

    Hay una parte moderna de la normativa AEA. Debe usarse el sistema TT de jabalinas. Separar una jabalina para el medidor y otra para la casa.

  4. El disyuntor es una gran cosa, salvo cuando tenés una pérdida intrmitente en la instalación. Te podés volver loco buscándola. Jajajajaja

  5. Sumo algo que pocos saben, debe al haber al menos 3-5 metros entre la jabalina del pilar y la de la casa. Excelente nota!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here