Si mal no recuerdo, la primera vez que vi una computadora (allá, a principios de los 90) estaba algo desarmada, bastante semidesnuda.

Creo que tendría solo una parte abierta o se veía muy poco. Todo era mágico, cómo si se tratara de ver el cerebro de un ser humano mientras estaba pensando (y vivo). La diferencia con el ejemplo dado es que soy alguien muy impresionable.

Así que, por suerte, desde chico he tenido la suerte de conocer gente “fierrera” en al ambiente de la informática. Ya de muy temprana edad pude quitar de mi cabeza el mito que sucumbía a muchas personas, aquel misterioso pensamiento de que cosas extrañas sucedían dentro de su “CPU” (como algunos lo siguen llamando). Se hablaba de seres imaginarios – obviamente en tono humorístico – que lograban el buen funcionamiento del equipo. Ah, ¡qué épocas! Cuando un halo de misterio rodeaba el por entonces nuevo mundo.

Incluso a esos seres imaginarios los llamábamos Maquinistas, los cuales, según nuestras teorías, ejecutaban complicados mecanismos para que la computadora funcione. Algo así como los Oompa-Loompas de Charly y la fábrica de chocolate pero en versión microgeek.

Lo cierto es que, mito o no, es muy probable que muchas computadoras tengan algunos maquinistas dentro. Y es muy factible que éstos seres no sean tan glamorosos cómo los que imaginabamos antaño sino que se tratan de criaturas mucho más terrenales y – para muchos – temibles.

Y es que muchas arañas utilizan las computadoras para vivir. Piénsenlo, es un buen lugar. Aprovechandose del calor generado por procesador y placas, manteniendo resguardado su ambiente y el de sus futuras generaciones. En su gran mayoría los pequeños arácnidos eligen las PC’s de escritorio, aunque las he visto en algunas Notebooks también.

Y ya que estoy en modo melancólico, también recuerdo cuando, hace años, cuando me trajo su “CPU” un gran amigo, en algún momento (luego de su llamada porque “magicamente comenzó a fallar) pensé en donarla al zoo de la ciudad de Buenos Aires como el más bizarro nido de arañas existente. Lamento no haber tenido una cámara de fotos de calidad en ese entonces (por ese momento los tope de gama tenían una calidad paupérrima).

Se trataba de un nido de arañas literal, ubicado en el piso del gabinete y cuyas telas de araña llegaban a ocupar la mitad del volumen del gabinete. En las mismas había alimento (mosquitos y bichos bolitas) para un buen tiempo y por supuesto la dueña de casa ya había hecho chanchada y estaba a punto de tener familia (la cual era numerosa, por cierto). Miren que no les tengo miedo a los bichos pero esa vez sentí escalofríos, por lo que me costó juntar coraje para limpiarla y dejarla como nueva.

Spider: Así aparecen las muchachas, por lo general son de esconderse ante la presencia de humanos.

Así que, luego de leer esto sólo les pido un favor, hagan una revisión periódica de su gabinete, es por su bien.

PD: Si, lamentablemente se lastimaron varios arácnidos para escribir este artículo.

La imagen de portada es de Ben Hutchison.

9 Comentarios

  1. Yo una vez tuve cucarachas en el Mouse. Eran un modelo Mini.

    Una vez veo una caminando por mi escritorio y se esconde abajo del Mouse (de los viejos con ruedita). Dije Aja ! mira que sos boluda ! cuando levanto el Mouse no estaba …ergo, destornillador y…comprobar que tenia un nidito en el ratón….

  2. buenas, yo vivo en el interior de Cba… como dicen por ahi, en el campo… una vez, la dueña del cyber del pueblo donde vivo, me pide que fuera a ver una compu porque encendia pero no daba video… me presento en el cyber, la reviso en el lugar y le digo que tendria que llevarla para revisarla mas exhaustivamente en “oficina” (mi casa). llego a casa, la abro, y habia unos cuantos (muchos) arrocitos negros dando vueltas por el gabinete… en el piso del gabinete habia varios “charcos” secos… como si se hubiese caido una cucharadita de te en el piso y se seco… veo la placa de video y estaba sulfatada en el medio, tomando la mitad del puerto IDE donde estaba conectada… sume todas las cosas y buala… fue el hogar de unas ratitas…. por lo menos, UNA, jajaja

  3. Se encuentra de todo en los gabinetes. Arañas, cucarachas, ranitas, nido de ratones, hormiguero, paquete de 20 cigarrilos cubanos sin abrir, cuchara de madera de cocina, dinero, etc, etc, etc.

  4. Si me habrá pasado de llevarme alguna que otra desagradable sorpresa y claro, no solo con bichos…por cierto, la mutua relación de la informática y los bichos viene de lejos, seguramente más de una/o bien sepa que los llamados “bugs” (errores en criollo) en software, se denominan así justamente por los incontables problemas que dieron unas polillas al mítico superordenador Mark II.

  5. Mugre, si, a toneladas he encontrado.
    Bichos, pocos, telarañas (y arañas) que volaron cuando le mandé compresor de aire.
    Una vez arreglé una computadora que tenía agarrado el disipador con alambre de fardo.

    Pero lo que se llevó las palmas fue una computadora que tuve que limpiar (y me costó horrores) con desengrasante industrial. Era la computadora de un tipo que fumaba (inflando el pecho, con no se que capacidad pulmonar, cuando lo contaba) 4 atados de cigarrillos negros por día. Dos de estos, al lado de la PC.

    En tiempos de equipos color beige, usaba un desengrasante industrial que mi viejo y mi hermano usaban para limpiar los equipos de aire acondicionado (los viejos equipos tipo ventana). Normalmente una parte de este desengrasante en 3 partes de agua servía de sobra para limpiar la parte exterior de los gabinetes y los monitores. La gente no solo se llevaba la computadora arreglada, sino brillante por fuera y más las señoras quedaban chochas con el resultado.

    Para poder limpiar el alquitrán (si, alquitrán. No hollín, no polvo, no tierra, ALQUITRÁN) de las paredes y aberturas del gabinete, tuve que usar el producto PURO y así y todo costó sacarlo.

    Moraleja: El fumar es perjudicial para la salud. Ley 23.344.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here