Parece mentira, pero ya pasaron varios años desde que en este sitio recomendábamos fervientemente la compra de una unidad SSD.

Y es que la diferencia de rendimiento entre un HD SATA convencional y una unidad SSD SATA es realmente abrumadora. Afortunadamente los costos por Gigabyte de estas unidades han bajado muchísimo, lo que lo han convertido en casi una compra obligada para aquellos que todavía tienen unidades mecánicas (increíblemente todavía muchas Notebooks siguen viniendo con HD’s de 500GB magnéticos).

Pero la vieja interfaz SATA (Serial ATA para los amigos) por más que se ha ido actualizando en el tiempo, ha quedado un poco relegada en términos tecnológicos, por lo que la adopción de un nuevo estándar para la conexión de unidades es, sin dudas, una excelente noticia.

M.2 (no confundir con mSATA) es éste estándar nuevo, se trata de un slot que está directamente conectado a las placas base. M.2 es el conector y el que provee una conexión directa con el chipset (logrando velocidades de transferencias obsenas). De todos modos, hay varios tipos de unidades M.2 lo que ha creado algunas confusiones que intentaremos aclarar.

M.2 SSD SATA (Legacy SATA): Básicamente son unidades SSD que siguen utilizando el estándar SATA pero que se conectan a través de M.2. Esto es posible gracias a que el conector M.2 está conectado directamente con el se interconecta a través del controlador AHCI – que fue diseñado originalmente para acceder a los viejos discos mecánicos –  y el puerto SATA 3.0 (6 Gbit/s) expuesto a través del conector M.2.

Básicamente son SSD’s SATA que andan muy rápido. Pero no aprovechan toda la tecnología que puede ofrecer M.2

M.2 NVMe: Se utiliza para los SSD PCI Express y se interconecta a través del controlador NVMe. Físicamente son iguales que los M.2 SSD’s SATA pero los controladores son totalmente distintos. NVMe utiliza carriles PCI Express como una interfaz de controlador host escalable y de alto rendimiento diseñada y optimizada especialmente para esta tecnología. Digamos que NVMe fue pensada para acceder completamente a los chips SSD’s.

Las unidades NVMe pueden hasta cuadruplicar la velocidad de transferencia que las unidades SATA.

En la vida real esto no es tan así, ya que depende del uso que se le da. Para juegos, o uso normal (navegadores, ofimática) la diferencia entre SATA y NVMe no es tan importante, aunque sí comienza a serlo cuando se trabaja con archivos de un tamaño considerable ya que el el aumento de rendimiento solo se ve realmente para velocidades de lectura/escritura secuenciales.

¿Vale la pena una unidad M.2? ¡Por supuesto que si! Aunque si vas a hacerlo deberías considerar que sea NVMe sin dudarlo. Obviamente que depende de si tu PC/Notebook viene con el slot M.2 correspondiente (en el caso de las PC’s es posible utilizar un adaptador que se conecta en un slot PCI-E, cómo si fuese una placa de audio o vídeo).

En mi caso particular les comento que hace 2 semanas que estoy utilizando un M.2 NVMe Gigabyte (el de la portada) y no puedo estar más asombrado por la velocidad que despliega en todo momento. tanto, que pareciera que tiene cargada las cosas en RAM.

Pero pronto hablaremos de él y lo compararemos con mi anterior SSD Crucial de 256GB.

8 Comentarios

  1. Brianmel

    Supe que las SSD con interfaz sata no tienen competencia con las q se conectan por M2.

    Según lo que entendí, sé puede decir que el ssd M2 sata va a tener una velocidad máxima de un sata3?

    Algo que podrías aclarar es que en algunas Notebooks hay conector M2, pero el bios no las trabaja como unidades sino como cache, así que ojo!

  2. Sergio

    Para mi criterio el sobre costo de un SSD sata (sea m.2 o no) vs un ssd nvme se justifica bajo 2 criterios únicamente.

    Que tengas necesidad de trabajar con archivos de tamaños grandes (con lo cual también la capacidad del disco tiene que ser generosa).

    O que tengas mucho dinero y quieras gastar solo “para tener lo mejor”.

    Sino el sobre coste de SSD SATA vs NVMe para ofimática, navegar o juegos es mejor invertirlo en RAM, procesador, GPU, fuente, disipador… tantas cosas o simplemente ahorrarlo para renovar en algunos años alguna parte con bajo rendimiento.

    Ojo, me encantan, pero para Windows y juegos no creo que valga la pena.

  3. Ya que estan, en amazon uk los PNY y crucial de 128gb estan 15€.

    Por esa guita vale la pena remover la lectora de cd y agregar otro disco a cualquier laptop.

  4. Alexis

    Cada vez más alejado del hardware, por un momento pensé que era el único confundido, pero evidentemente no.

    Hace pocos días pedí cotización por un adaptador M2 SSD a USB y el proveedor, sin mediar comentario, me lo envió. El tema es que me envió el adaptador para el socket B+M y yo buscaba el M.

    Confiado en que hasta ahora venía trabajando solo con sockets B+M, no me percaté que ahora necesitaba el compatible con socket M.

    No obstante, si bien no es suficiente para diferenciarlos, porque el socket B+M aplica tanto para AHCI SSD como para NVMe SSD, le puede servir de guía a más de uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here