Amo jugar con mods.

Si, así en mayúscula y bien grande.

Y es que desde que probé el fruto del Oblivion en el 2006, que veo el modear como una experiencia trascendental de la computación en general. A mi entender se trata de la representación más profunda del ida y vuelta entre un creador y su comunidad. Como un producto se inventa y reinventa, ya no de la mano de las corporaciones, sino de la mano de una comunidad.

Con 15 años de instalar mods y varios años de crearlos. Me encontré con una «ley natural» que jamás leí ni vi descripta en ningún medio y por ningún crítico, algo que pase a llamar la «ley del balance inverso».

Como es algo complejo de entender para aquel que no juega juegos modeables de PC, ni hablar para el que no juega juegos, voy a pasar a narrarlo de abajo hacia arriba. Sucede, que uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos es el Civilization V. Es un juego donde elegimos una nación de 30, empezando con una pequeña aldea en el año -4000AC y  terminando (en lo posible) con un imperio planetario, eligiendo tanto políticas sociales, como desarrollos tecnológicos, alianzas y escenarios de guerra.

30 naciones son, por un lado, muy pocas cuando las comparamos a las que existen a día de hoy, y muchas si las ponemos en un entorno donde todas deberían ser lo suficiente distintas entre sí para justificar tenerlas, todas deberían ser divertidas de jugar, y todas deberían estar medianamente balanceadas.

Algo que para aquellos que no practican el arte de desarrollar videojuegos les debe parecer trivial, para mí, que me encuentro constantemente bailando esa danza de opciones y balances, me parece a esa escala una tarea sisifonica. Ni bien haces divertido algo, lo desbalanceas, y tenes que elegir entre tirarlo para abajo haciéndolo más aburrido, o tirar las otras 29 opciones para arriba. Bien hable en este artículo cómo el LoL aprovecha estos inescapables desbalances para mantener un juego dinámico.

Entonces, hagas lo que hagas siempre vas a tener opciones que sean inferiores, y opciones que sean superiores, ya sea en atributos o en la diversidad de su estrategia.

No solamente a nivel gráfico se «moddean» los videojuegos.

Ahí es donde entra la comunidad

Mods de Civilization hay de miles de gustos, pero principalmente voy a describir dos, un megamod, que vendría a ser un solo mod, usualmente balanceado, que viene a alterar todos los sectores del juego. Desde mods de starwars, al romance de los tres reinos, hay cientos de megamods que transforman toda la experiencia en otra. Donde remplazamos de alguna manera u otra, el criterio el desarrollador original, con el criterio del desarrollador del mod. Ignoremos este tipo de mods.

Los que a mí me suelen gustar son los pequeños mods, aquellos que agregan civilizaciones, aquellos que agregan cosas, o profundizan a distintas civilizaciones para hacerlas más divertidas. Algo, que si el juego esta desarrollado nativamente pensado para mods, permite una irrestricta e infinita combinación de estos.

Entre años de haber probado al menos quinientos mods, me encontré con un patrón casi inexplicable. Estados Unidos, una de las peores naciones para jugar, ya sea por sus atributos, o por su aburrida estrategia de juego. Llevo a que cuando los modders sacaron mods que alteran a todas las naciones por igual para hacerlas más divertidas o competitivas, le otorguen elementos más divertidos a Estados Unidos, no por patriotismo, sino porque claramente lo necesitan para ser «jugables».

Que, a ver, si solo instalas uno de estos mods, de la misma manera como uno instala un mega mod, tendrías naciones usualmente balanceadas, bajo el criterio del creador del mod, pero balanceadas per se. El efecto este, proviene al combinar mods desarrollados por distintos individuos que reconocen exactamente el mismo problema e interpretan distintas herramientas para solucionarlo.

Minecraft es un paraíso para los modders.

Es así como después de instalar 4 mods que modifiquen a todas las naciones, como agregarle más edificios únicos, unidades, o algún que otro atributo extra, siempre resulta con que las civilizaciones que menos jugarías en el juego vainilla (o sea sin mods) pasan a ser por lejos las mas OP (en cristiano overpowered, o sobre poderosas).

Con esto llegue a la conclusión de que cuando varias personas independientes entre sí, ven el mismo problema y deciden resolverlo de manera asincrónica y solitaria, siempre vas a resultar con un desbalance inverso. Y si bien lo note en el Civilization V comencé a notarlo en todos los juegos que juego con mods. Desde mods de Fallout, a mods de Factorio, o hasta mods del Cities Skylines: siempre que combine mods independientes que están «preparados» para combinarse con otros mods, siempre que juntas un numero considerado de estas modificaciones INDEPENDIENTES, terminas con los elementos más débiles, o aburridos del juego, siendo los más potentes o divertidos, muchas veces de manera exagerada.

Factorio
Factorio es uno de los juegos más modeados en la actualidad (clic para ampliar)

Y lo peor es que es algo completamente racional, pero al mismo tiempo inesperado.

Uno se espera que al modear, obviamente cambie el balance, pero de manera caótica, casi impredecible, más aún cuando combinamos obras de distintos creadores con distintas visiones. Pero al combinar mods independientes entre sí, este caos parece devenir en un orden que siempre resulta con la ley del balance inverso. Donde la combinación de mods, invierten el balance del juego, en vez de balancearlo, o desbalancearlo.

Y comienzo a sospechar que el concepto de «X personas trabajando independientemente para resolver el mismo problema» es muchísimo más amplio que el escueto ecosistema de mods de Civilization, y comienzo a creer que es imposible que un proyecto de X personas independientes, sea una simple suma de un subconjunto de las proposiciones individuales. El entender que todos dentro de 4 paredes podemos pensar soluciones complejas pero incompatibles con otras soluciones complejas pero incompatibles. Y como el mundo real, aún en un entorno completamente naive como lo es un juego con mods, nos muestra como el idealismo de las condiciones ideales jamás se va a acercar al realismo donde las cosas nunca salen perfectas, más aun cuando trabajamos en equipo.

Si todo esto aprendí por instalar un par de mods, imaginate todo lo que hay por descubrir de nuestra naturaleza colectiva, escondida en los pasillos de nuestra cultura general. Sin importar cual sea su hobbie, exploren, saquen conclusiones y proyéctenlas. A esta altura descreo que exista una actividad humana que no devenga ni devuelva sobre nuestra identidad.

1 Comentario

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here