Cuando era chico jugaba al fútbol en la ’82 de Don Bosco. Por entonces tenía unos botines Fulvence que mi viejo me había comprado con mucho esfuerzo, en cuotas, en “Corazza”, la que era la única casa de Deportes de mi ciudad por ese entonces.

Y ahí jugaba, cuanto tenía suerte, de número 6, adelante del 2. Era un defensor recio y bastante duro. Nunca fui muy hábil en los deportes pero quizás en el fútbol me destacaba un poco más debido al amor y al corazón que le ponía al juego. Y cuando no tenía suerte estaba en el banco de suplentes, creyendo que la culpa de mi performance era de los botines, y que todo iba a cambiar cuando me compre los Puma Borussia.

Y un día llegó. Después de la comunión pude ahorrar para los Borussia.

Y a los pocos días, me tocó usarlos. El DT me eligió como titular, yo sabía que los botines tenían que ver con la elección.

Jugábamos contra Rivadavia. De 9 jugaba Leguizamón, un morochito chiquitito, casi una laucha. Luciano tenía unos botincitos más básicos incluso que los Fulvence. Ese día el pibito (tendríamos unos 10 años) dió una de las mayores demostraciones futbolísticas que tuve el placer de ver (y de sufrir). La historia dice que ese negrito terminó jugando en Independiente y salió campeón con Arsenal. Y yo, tendiendo redes informáticas, escribiendo sobre tecnología y haciendo cerveza.

Ese día aprendí algo muy importante: los botines no te hacen mejor jugador.

La duda de siempre será: ¿Qué tan mejor podría haber jugado Leguizamón con unos Borussia? Es probable que en vez de hacer 4 goles haya hecho 5. Pero de lo que estoy seguro es que a mi no me ayudó en lo mas mínimo. O mejor dicho, lo mas lógico es que la mejora en mi performance haya sido tan despreciable que el pequeño crack me hubiese pasado como cono de tráfico de la misma manera.

Y el ejemplo de los botines es el que suelo usar cada vez que alguien me pregunta sobre los monitores de más de 144HZ.

La realidad es que, a decir verdad, jugar a 144HZ – primero hay que tener una placa de vídeo que llegue – es una verdadera delicia aún haciéndolo en single player.

Muchos dicen que la diferencia no se nota y quizás algunos lo notemos no más de 60HZ a 90HZ (por decir un número) y después la cosa sea tan subjetiva como que cada persona es un mundo (lo podemos asociar a los audiófilos que escuchan frecuencias por encima del umbral normal). Así y todo, los monitores de 144HZ serán el estándar de acá a unos años, y más para los gamers.

Beyond 144HZ.

El tema va más allá ahora, ya que las marcas intentan venderle al público gamer mainstream monitores con tasas de refresco inéditas cómo 240HZ y 360HZ. En primer lugar porque pueden, y en segundo, porque es una de las maneras que tienen de desestancar el mercado y generar una necesidad.

O lo que es lo mismo: intentar venderles ya no unos Puma Borussia al gamer común, sino los Predator que usa Messi.

ASUS ROG SWIFT: El primer monitor 360HZ Ready.

Y la realidad es que, incluso desde los 60HZ a los 144HZ la diferencia no es tan importante cómo creemos. Quizás si cuando se trata de jugadores de alto nivel, pero cualquier jugador de nivel que juega a 60HZ hace trizas a un adinerado novato con la mejor conexión, monitor a 360HZ y un mouse con 1 millón de DPI’s.

Quizás esa sea una de las mayores tristezas de la industria moderna, el querer venderle a sus cultistas y usuarios tecnología ya no para superar sus propios límites, sino para intentar ser los mejores de la cancha. Aunque sabemos perfectamente que eso es un 1% extra que requiere del 99% restante que da la experiencia, las horas de entrenamiento y la capacidad innata. Pero para cuando se den cuenta de esto, la venta ya estará hecha y no habrá efecto placebo que valga tanto dinero depositado en un monitor, que encima sale muchísimo.

La discusión da para rato. Pero la realidad es que antes que cualquier spec que el mercado quiere venderle al gamer con la intención de que éstos tengan mejores habilidades existen gamers sin mucho dinero que son tremendos cracks con equipos extremadamente humildes y te ponen un headshot con una Desert Eagle a 70 metros.

Lo sé, porque hace muchos años yo fui uno.

9 COMENTARIOS

  1. Francovich

    …y si te ponés a “filosofar”, casi todo lo que nos “venden” en tecnología, “Sí es mas rápido, es [Mas mejor]”, no?

  2. brianmel

    se tuvo que decir y SE DIJO!

    Volvieron las notas de alt-tab que me gustan, solo que le falto una analogia con autos pero la dejo pasar.

    Con respecto a los hz, y siendo un adulto, me parece que todo esto del concepto gamer es lo mas vende humo que vi, y a su vez es lo que esta salvando la industria del desktop.

    • Walter

      La analogía se podría hacer con el precio de los monitores que es muy similar al de un automóvil, jaja.

  3. Sergio

    Si nos ponemos quisquillosos, todo es forzar una necesidad que no existe. En tecnologia los procesadores mejores, las placas de video, las memorias… capacidades, latencias, velocidades… todo humo. Y no solo ahi, en la vida en general, electrodomestico apenas mas eficiente, menos ruido, mejores zapatillas, ropa mas “linda”, auto mas comodo… Obviamente todo tiene su punto de verdad, es verdad que un disco NVME es mas rapido que un SATA y por mucho; lo necesitas? depende; lo vas a sentir? probablemente; a la mayoria de la gente le conviene? AHI ESTA LA MAGIA. El secreto es hacerte sentir que lo necesitas como muchos piensan que necesitan si o si tener auto, o si o si tomar alcohol.

    Todo en la sociedad esta pensado para eso y vos tenes que tener criterio y decidir. Por que por otro lado si no te forzaran a comprar la pequeña mejora haciendote creer que es una tremenda revolucion, las cosas jamas cambiarian. Imaginate que cuando salio el primer microondas la gente no lo comprara por que era igual calentar la comida a baño maria y no necesitabas ese producto. O el primer celular que era solucionable con un telefono publico. El mundo avanza tambien por esa necesidad de obligarte a comprar que impulsa la tecnologia para ofrecerte algo mas que comprar.

  4. tengotutto

    Muy buena nota. Hay un límite para la pc, te creo que inviertas en una como la gente, una conexión a internet buena, ahora freesync, lo hz, etc.. es tipo el ultra hd, 4k , 8k; salen el doble y ni notas la diferencia. Tanta inversión y dps viene uno con mouse a bolita y te la re pone.

  5. Martin

    No, para un mortal como nosotros no hace la diferencia.

    Como tampoco hace la diferencia qué nos dopemos para aumentar un 6% la cantidad de glóbulos rojos en sangre si no corremos 100 metros sin escupir un pulmón.

    Cuando hablamos de alto rendimiento, las diferencias por la competitividad se hacen tan pequeñas qué una ventaja mínima tiene mucho impacto.

    En el caso de los esports, el impacto qué tienen es diferente. Cambia totalmente los elementos de los cuales dependemos para la victoria.

    Vi un analisis qué hicieron al respecto con gente grosa como shroud en CS Go, donde los hacían jugar con 60hz y a 144hz comparándolos con gente que no había jugado nunca en pruebas estándar, como por ejemplo el clásico tiro de awp en dust2 a través de las puertas.
    Shroud jugando a 60hz tenia un índice de hits menor que un noob jugando a 60hz.

    Es difícil por que mucho termina siendo subjetivo, Le dieron muchas vueltas pero al final el mismo explicaba qué 144hz le permitía depender mucho más de sus propios reflejos mientras qué en 60hz importaba más la capacidad de predecir.

    Lo mismo paso con SFV, donde los pro se quejaron de un input lag a propósito incluido por Capcom. El Input lag hace que sea más difícil realizar acciones defensivas basadas en reflejos puros, es más difícil reaccionar a lo que hace el otro y es más importante la prediccion, entonces ponen un poco más de azar y hace que no existan pros invencibles

    Pero volviendo al punto, importa? Si, pero no a los mortales.

  6. Stockie

    Solo pasaba a decir que Corazza Deportes, calle Rocamora al 800 no Guille?

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here