Impresoras 3D que permiten armar otras impresoras 3D…

Y así sucesivamente…

Como si del comienzo de la teoría de Terminator (en la cual y a través de Skynet las máquinas armaban mas máquinas y así sucesivamente) el proyecto RepRap es una iniciativa que tiene como objetivo la creación de una impresora 3D que permita – entre otras cosas – crear las partes de si mismas para armar otras impresoras 3D.

Este proyecto cuenta con la licencia Open Design que es, en parte, análoga a lo que es GNU en software, es decir que algo “físico” con esta licencia debería contar con información y datos de todas las partes que la conforman, y ninguna patente que restrinja su uso.

Cualquier impresora RepRap está basada en una plataforma construida a partir de varillas de acero roscadas conectadas por piezas de plástico – obviamente – impresas por una impresora RepRap. Los ejes se “mueven” por simples motores paso a paso. Toda la maquinaria se desplaza a través de una interfaz eléctrica manejada por Arduino, la plataforma de electrónica/control de código abierto que Nico hace poco nos contó en detalle.

replicacion

(El RepRap padre y el RepRap hijo, ¿tendrán nietos?)

En el corazón de la RepRap es el extrusor termoplástico. En “criollo” sería algo así como una “pistolita de plástico” pero mucho mas precisa pero el concepto es el mismo. Es plástico que se calienta y se aplica para crear un objeto.

La impresión 3D es un campo en pañales y va a ser una revolución total. Tanta que el concepto de copyright de las “cosas” probablemente sea un tema muy polémico y controversial. Si les interesa el tema, les recomiendo este excelente artículo del El País en donde se habla del tema.

¿Se imaginan impresoras con cartuchos de “plastico”, “goma”, “vidrio” y “metal”?

10 Comentarios

  1. Guille, esto tiene alguna relacion con la noticia de las impresoras 3D que se van a fabricar aca?

    Pregunto porque no vi todabia esa noticia en ningun lado sacando en Twitter. un abrazo!

  2. La idea es genial y revolucionaria. Aunque a mi lo que más me preocupa es que aparecieron algunos que dicen que pueden fabricar armas -aunque resta aun saber si serán 100% operativas-.

    Vamos a ver qué ocurre el día que esta tecnología deje los pañales.

  3. Muchos estudios de abogados de USA y la CEE están a full con este asunto, las patentes es algo que los tiene a mal traer.

    En lo personal creo que el árbol no les deja ver el bosque…

    La idea de las impresoras 3D y los modelos autorreplicantes funcionales, no es nuevo.

    El bloque RCI (Rusia, China, India) hace unos 25 años esta apostando al desarrollo de robots que se puedan replicar en ambientes hostiles, sobre todo para la exploración y explotación.

    Adivinen donde…

  4. La primera vez que vi una impresora 3D (no recuerdo muy bien), era como un microondas donde abrías la tapa y retirabas el objeto de plástico monocromático. Lo he visto por TV, creo que en el programa Click (BBC World News). Les sirve a la gente que necesita de alguna forma mostrarle al cliente, una maqueta de un auto, un edificio o algo similar. No conocía la que sale en el video. Seguramente sea algo habitual verlo en el futuro.

  5. Armas no creo, depende del plastico que se use, pero no son tan duros ( Se compran por rollos como si fueran de “tanza” pero en diametros mas grandes, y por dureza).

    Pero como escuche un par de veces, sirve perfectamente para entornos de trabajo alejados, por ej la Estacion Espacial Internacional, pueden hacer herramientas simplemente imprimiendo los planos que envien desde la tierra, o a nivel domestico igual seria un golazo tener una, cualquier cosa que se te rompa la haces de nuevo simplemente tomando las mismas medidas y cargandolas en autocad 3d.

  6. “IMPRESOREPCION”

    jaja, fue lo primero que se me ocurrio para comentar despues de leer el titulo

  7. Shapeways.com (por ejemplo, entre otras) ya tiene una oferta comercial para la impresión de vidrio, metales y otros materiales. Varias veces escuché nombrar que se puede hasta imprimir… carne; no investigué mucho el tema. Algunos tienen un enorme asterisco: el “acero” es en realidad polvo de acero aglutinado, pero funciona. Boeing recuerdo que desde el primer momento del hype con la impresión 3D ya estaba experimentando (creo que con titanio) para la impresión de partes del fuselaje de sus productos que serían imposibles de obtener de otra forma.

    Éso es un extraordinario punto a favor que no hay que pasar por alto: poder generar un elemento a partir de capas permite imprimir -y diseñar- casi sin ningún tipo de limitaciones. Conozco ingenieros mecánicos que jugaron con las impresoras industriales y quedan obnubilados por las posibilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here