Eliminé los virus con alcohol

Ya era tarde y estaba terminando el día, el hombre, de unos 60 años bajó de su flamante camioneta y luego de cruzar la puerta se sacó la boina y saludó muy amablemente, algo extraño de ver en este siglo, y preguntó si podía hacerme una consulta, pregunta que acepté amablemente. En estos casos debo reconocer que la empatía funciona.

El hombre sacó del bolsillo de su campera un disco rígido, Western Digital de 250GB si no me falla la memoria y cuando lo deja sobre el mostrador me dice con una seriedad y tranquilidad pasmante:

“Mira m’hijo, llamé a mi sobrino porque no podía conectarme a internet, el entiende algo de esto, viste, y me dijo que era casi seguro que la computadora tenía virus y tenía que eliminarselos, y yo ni lerdo ni perezoso le pregunté donde se juntaban los virus en la computadora, el me dijo que era en el disco rígido, un cuadrado negro con una etiqueta y que se conectaba a la placa mas grande con un cable rojito”

A todo esto le comenté que hubiese sido genial si me hubiese traído el gabinete completo, ya que si bien era probable que el Sistema Operativo esté infectado no era del todo seguro que haya sido la causa de que no se conecte a internet, que podía estar fallando la antena (en el campo se utiliza mucho el Wi Fi rural), el cable o la misma placa de red, pero que me deje el disco para, al menos, chequearlo por virus y hacer una imagen del mismo mientras me traía el gabinete.

“Pero yo ya le eliminé los virus, querido” me dijo.

Quedé un poco estupefacto, a lo que le pregunte ¿Y como hizo?

“Mira, yo desde chico arreglo todo, mi abuelo y mi papá fueron mecánicos, lo agarré con un destornilladorcito de esos de reloj y después le pasé alcohol con un algodoncito por los platos, así eliminé los virus”… “El problema es que ahora la computadora no me arranca”

Quedé mas estupefacto todavía. Sumado a la odisea que había hecho tenía que ver cómo que explicarle a ese tan amable y educado señor la diferencia entre los virus informáticos y los de las personas, y que, visto desde su perspectiva, lo que hizo no había sido tan ilógico.

Estuve hablando un rato largo con él, y quizás ahora parezca gracioso (de hecho, lo es) pero en su momento esta persona me generó mas admiración que otra cosa, esa admiración que me genera la gente que siempre intenta, que nunca dice “de esto no entiendo” o “nunca voy a aprender esto” y sigue para adelante. Probando y equivocándose, y sin avergonzarse por haberlo intentando.

El hombre compró un disco rígido nuevo de 500 GB y accedió a traerme el gabinete para que le instale su Sistema Operativo con la condición de que le muestre como se instalaba. Mates por medio pasamos un largo rato hablando de mecánica y de las semejanzas y diferencias entre los vehículos y las computadoras. Estoy seguro que para la próxima quizás traiga el equipo para que le elimine virus, pero no para instalar su Windows, porque lo aprendió ese día.

25 Comentarios

  1. Hermano… que bien que lo ayudaste. Yo tengo un tio muy parecido y hay veces que uno se debe armar de una paciencia infinita y explicar. Es lo mejor en vez de hacerle todo.

  2. Que buena anécdota, eso sí, el tipo con todas las ganas de aprender, cosa que no se ve todos los días

  3. jaja genial anécdota, mirá que animarse a abrir el gabinete, sacar y desarmar el rígido. Sólo que le hubiera consultado a su sobrino antes de hacerlo.

    Yo tengo una anécdota parecida, en secuandario, estábamos esperando para entrar a clases de computación y yo estaba jugando con un diskette, le corría la chapita protectora para que al soltarla hiciera clack clack.

    La cosa es que se me acerca un compañero y me dice “no! no hagas eso! no ves que le van a entrar virus!”

    • JAJAJA…. que buenas epocas, los diskettes.

      Me acuerdo que hacia lo mismo, cuando estaba aburrido hacia el ruidito con la tapita. eso si, que bodrio que era instalar un juego que venia en diskette, me acuerdo de uno de los primeros juegos que tuve, gunship 2000, 7 diskettes eran y despues taskforce 1942, otros 7 diskettes, que grande que era microprose en esa epoca.

  4. Que grosso… Una masa el chacarero. Y bueh, “A loh golpeh se hace’l’ombre m’ijo” O algo asi decia mi abuelo.

    Pero si, es asi, hay gente que no tiene vergüenza de decir “No se hacerlo” pero asi tampoco despues tiene complejos en decir “Me equivoqué”. Que vamos a hacer, cada persona es un mundo distinto.

  5. hace 2 semanas un amigo que arregla compus y sistemas similares atendio a un señor que habia hecho exactamente lo mismo!! parece que es un mal comun para una determinada generacion.

  6. JEÑAL ANECDOTA, Y PENSAR QUE HOY EN DIA HAY TECNICOS QUE POR SER UN PROBLEMA DE DISCO QUIEREN VENDERTE UNA PC NUEVA, HAY CADA PERRO EN EL MUNDO DE LA INFORMATICA, PARA EL QUE NO ENTIENDE, MUY BUENA ACTITUD LA TUYA!

  7. Mas que risa me dió ternura
    Haha, pobre hombrecito, que bueno que no está reacio a aprender.

  8. Jajajajaj, una anécdota genial como dijeron todos, sin dudas. Yo lamentablemente no tengo paciencia, al menos no con miembros de mi familia, pero me pasa por algo que dijiste… no todos quieren aprender realmente algo de ese mundo que no entienden. Algunos te dicen “decime cómo se hace” pero realmente no quieren aprenderlo, porque en cuanto empezás a explicarles ya te ponen caras y se aburren.

    Un valiente el hombre al hacer eso, una pena, pero un valiente. Igualmente habría que decirle que nunca más intente arreglar la compu por la lógica que siga él, deduzco que no lo va a hacer más, pero prevenir no está mal! Jajajaj.

  9. Muy buena anécdota!!! Pero además super bien contada!!!!

    Gracias por compartirla, saludos.

  10. Anecdota similar:
    Corria el año 2001 (tal vez 2002), pleno auge del tema del ataque a las torres y bin laden. Un dia estaba viendo tele y me llama mi viejo. Voy y le pregunto “que pasa?” Y me dice: “che, mira, aca en las noticias dice que salio el virus antrax en las computadoras… como es, te podes infectar a traves de la computadora?”
    Aun hoy cuando me acuerdo me rio!!!

  11. No puedo dejar de contar mi anécdota. Alla por el año 93-94 cuando tenia 9 años, un compañero de la primaria me dijo que su computadora tenia virus. Yo, iluso e inocente, le pregunté (recomendé): ¿le echaste BAYGON? Es al dia de hoy que sigo recordando esto como la pregunta mas ignorante jamás hecha, aun me sigue causando mucha gracia. saludos gente de alt-tab

  12. Muy bien por los dos, tu actitud de atender con respeto a alguien que aplicó la lógica pura para hacer funcionar un aparato; y la del señor que decidió aprender cómo era que funcionaba una compu por adentro.

    Me recuerda al papá de la protagonista de la peli Mi gran casamiento griego, que arreglaba lo que sea con líquido limpiavidrios

  13. Año 198x, computadora AT286 (si soy un viejo choto! y que?!?!) viene un cliente a mi local y me pide un antivirus, le vendo el McAfee Viruscan en disquete de 5¼”…

    le digo…: ponelo y corre el scaner hasta quitar todo…

    me llama: al rato y me dice: el scanner lo corri hasta donde me dio el cable y no pasa nada… todo igual…, te parece que borrara el virus si lo desconecto de la impresora o te la llevo asi la ves…

    Y asi tengo milesssss…

  14. Excelente anecdota, y mas cuando vemos dia a dia algunos usuarios que se les apaga la pantalla y ni se atreven a mirar si el toma corriente esta un poco flojo. Guillermo, puedo poner tu anecdota en mi blog e-camilo.net? Claro, con los creditos y link a tu blog.

    Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here