Había una época en que todas las computadoras personales eran iguales.

Gabinetes del mismo color, con la misma forma y con poca variedad de componentes. Hoy en día pasa todo lo opuesto. Si a esto le sumamos que las PCs que vienen prearmadas son por lo general un conjunto de piezas viejas y caras, pensar en armar tu propia PC es una idea más que interesante. El problema es que armar una por primera vez puede ser algo intimidante, pero te vamos a dar unos cuantos consejos para que no caigas en los mismos errores que cometimos nosotros con nuestras primeras máquinas. Vamos, que cuando empezás a tomarle el truquito no deja de ser como armar unos Legos (eso si, unos costosos).

Una advertencia antes de empezar

Arrancar a pensar en armar tu PC es un camino de ida.

Si te enganchás o querés usarla para jugar, vas a estar más tiempo revisando specs y benchmarks que armándola. El primer consejo que te voy a dar es el más difícil de seguir. No necesitas la mayoría de los componentes más caros. A menos que estés armando una super máquina con presupuesto ilimitado y pensando en hacer overclocking extremo por diversión, procesadores liberados como la línea K de Intel o la X de AMD, chipsets avanzados en los motherboards, mil ventiladores especiales y SLI son innecesarios. Son demasiado caros y te van a aportar poco y nada para el precio que estás pagando. Por eso lo ideal es buscar un balance entre los componentes, para que se aproveche de la mejor manera nuestra inversion sobre el rendimiento que necesitamos.

Los puristas me van a insultar y lo mismo haría el Patricio de hace varios años, pero es la realidad. Muchas veces lograr 5 o 10 cuadros por segundo más en los juegos significan pagar sobreprecios enormes. Hay que poner todo en la balanza. Si tu presupuesto es infinito, entonces comprá lo mejor y más caro, pero es claro que para eso no necesitás ninguna guía jaja. Esta guía es para los que quieren armar una máquina balanceada que haga de forma eficiente todo lo que necesita y que deje hacer upgrades en el futuro para ir creciendo.

Bueno, es hora de dejar las introducciones atrás, empecemos con la guía. El orden en el que la vas a leer es justamente el orden en el que creo que te conviene seleccionar los componentes.

¿Para jugar o trabajar?

Lo primero que va a afectar el build que estés haciendo es definir para qué la vas a usar. Esto va a determinar la mayoría de los componentes que elijas.

Si no pensás usarla para jugar, lo primero que tenés que hacer es olvidarte de una tarjeta de vídeo dedicada. la que trae el procesador es más que suficiente para todo lo que necesites (salvo que vayas a trabajar con CAD o con rendering). Con el procesador pasa algo similar, a menos que el software que uses aproveche características específicas como hyper-threading y núcleos múltiples, no necesitás algo como un Core i7, o las nuevas bestias cómo el Core i9 o el AMD Threadripper.

Por su parte, AMD posee buenas alternativas en precio a los productos de Intel, las lineas Ryzen 3, 5 y 7 corresponden a sus homónimos de Intel en las series i3, i5 e i7 respectivamente. Los números de modelo suelen indicar la generación y modelo de los mismos. Por ejemplo, un i3 8300 es un procesador de octava generación, modelo de serie 300. Lo mismo aplica ahora para AMD, por ejemplo el Ryzen 5 1600 es de primera generación, modelo de serie 600.

Si esta máquina es para jugar, pero el presupuesto es algo justo, no necesitás estirarte por un Core i7 ya que en la mayoría de los casos el cuello de botella lo va a poner la placa de vídeo. Un buen procesador Core i5 8400 o un Ryzen 5 1500 tienen potencia de sobra para la mayoría de los usuarios. Volviendo al primer consejo, no está de más repetir que si no vas a hacer overclocking, ni pierdas tiempo en ver disipadores para el procesador, el que viene de fábrica te alcanza y sobra, a menos que estés buscando alguno que haga la máquina mucho más silenciosa.

Acá hago un paréntesis para cuando compares diferentes procesadores. Prestale especial atención a los resultados de las pruebas de rendimiento usando un solo core. La forma en la que el procesador resuelve tareas en serie es la que mas se adapta a la forma en la que casi todos los programas que usamos aprovechan nuestros recursos, solo aplicaciones de uso intensivo aprovechan de mejor manera la cantidad de tareas en paralelo. Por lo que es mejor tener pocos núcleos rápidos que muchos núcleos lentos.

Una vez que hayas definido un procesador que se acomode a tus necesidades vas a saber qué tipo de socket usa y eso va a encaminarte a elegir una tarjeta madre.

Motherboard y memoria RAM

Hay dos cosas básicas a mirar en un motherboard. Una es el formato, que determina básicamente el tamaño de la placa y vas a necesitarlo al momento de elegir un gabinete. La otra es el chipset que usa, que determina los componentes o características que soporta.

Estos chipsets determinan la mayoría de las capacidades del mother, suelen estar divididos en gamas alta, media y baja.

Los de gama alta, como es el caso de la serie Zx70 de Intel y la serie X370 de AMD suelen traer varios accesorios como WIFI, controladores LED, chip dedicado al procesamiento de sonido y muchos puertos PCI Express que aprovechan la gran cantidad de ancho de banda que soportan los esos chipsets ademas de la capacidad para hacer overclocking.

La gama media, de la mano de las series H270 y B250 de intel o la serie B350 de AMD, traen todo lo que necesitamos para tener capacidades y rendimiento mas que decentes con un precio mas contenido que las gamas altas.

En cambio la gama baja, con chips como el H110 de Intel y el A320 de AMD, reducen a la máxima expresión las conexiones y la calidad de los componentes, para poder obtener equipos funcionales pero económicos, si usas 2 módulos de memoria, 2 discos y una placa de video mediana, no vas a tener problema alguno.

Si necesitás ver las diferencias entre los diferentes chipsets, Wikipedia tiene tablas bastante fáciles de entender, tanto para Intel como para AMD.

Todos los chipsets modernos soportan suficientes cantidad de puertos USB y SATA, pero no dejes de revisar los detalles para ver si alcanzan para conectar los periféricos que necesites. Esto aplica especialmente si vas a usar un casco de realidad virtual por la cantidad de puertos USB 3.0 o en el caso de discos SSD o M.2 donde necesitas puertos SATA de 6gbps.

Habiendo definido el chipset del motherboard, vas a saber qué memorias soporta. No está de más revisar la lista de marcas y modelos probadas con la tarjeta madre, para asegurarte la mayor compatibilidad posible. No es tan común tener problemas con esto, pero mejor prevenir que llorar. La página del fabricante del motherboard seguro tiene esa lista.

Un consejo respecto a la memoria pensando en posibles ampliaciones. Si tu motherboard tiene 4 slots, comprá dos sticks de memoria, cosa que puedas más adelante comprar dos más y duplicarla, sin necesidad de perder módulos viejos. En cuanto a la cantidad, hoy en día no deberías comprar menos de 16GB.

Para evitarte horas buscando entender por qué tu máquina funciona mal, revisá bien el manual de tu tarjeta madre para saber en cuales slots hay que instalar la memoria.

Placa de vídeo

Esta sección es solo para los gamers y es la que seguramente más les interese pero irónicamente no hay mucho que decir acá porque todo es cosa de presupuesto. Hay placas para todos los bolsillos.

Mi recomendación es ir por las opciones de rango medio, ya que las soluciones superiores se elevan bastante el precio disminuyendo la relación precio-rendimiento. Al momento de escribir este artículo, una Geforce GTX 1070 de nVidia, tiene una gran relación precio/beneficio para correr los juegos en 1440p o 1080p a frame-rates altos, pero para la gran mayoría de los juegos, con una Geforce GTX 1060 de nVidia o una AMD Radeon 580 son mas que suficientes para correr cualquier juego en 1080p.

GTX 1060 – Si tenés monitor FULL HD esta te corre todo.

El punto más importante a revisar para seguir armando tu máquina y no tener un dolor de cabeza enorme es el consumo de potencia. si necesita un conector de poder externo y la medida de la tarjeta. Los dos primeros los necesitás para elegir una fuente y el último para encontrar un gabinete lo suficientemente amplio. Una vez que elijas la marca y modelo revisa este dato, en especial las medidas, porque varía de fabricante en fabricante aunque usen el mismo chip.

Discos, que nunca serán suficientes

Si el presupuesto te lo permite, lo ideal es tener dos discos, uno de estado sólido para el sistema operativo y algunas aplicaciones críticas y otro mecánico para almacenamiento. Seguro ya lo leíste en varios lugares, pero después de la memoria, un disco SSD es el mejor upgrade que le podés hacer una máquina, si bien los discos M2 todavía están bastante mas arriba en precio. Un SSD común y corriente aprovechando el puerto SATA de 6gbps, es mas que suficiente para disfrutar de una carga inmediata de la mayoría de los programas de uso común.

Marcas como Samsung, Corsair, Kingston, Sandisk, WD, Crucial y ADATA, predominan el sector en sus diferentes gamas y modelos, pero no es de extrañar ver algunos modelos chinos dando vueltas.

Nunca vas a equivocarte si comprás un SSD Samsung.

Lo mínimo indispensable que necesitas en el SSD son 120 gigas. En el tradicional para almacenamiento todo lo que necesites, que igual vas a llenar aunque cuando lo compres te parezca gigante.

Y por último…

Ya casi tenemos todas las piezas del rompecabezas, solo nos falta elegir la fuente y el gabinete. Aunque algunos no les prestan demasiada atención, son los componentes más duraderos y que pueden acompañarte unos cuantos años si los elegís bien.

Con la fuente el mejor consejo que te puedo dar es que no busques ahorrarte dinero. Una muy pequeña puede impedir que puedas hacer un upgrade más adelante y una muy barata puede ser la culpable que se queme otro componente mucho más costoso. Siempre busca la certificación “80 Plus” que te asegura un mínimo de calidad en la carga que soportan cuando .

Una buena forma de calcular la potencia que debe tener la fuente es usando alguna herramienta que haga las cuentas por vos. Hay miles, yo no te recomendaría usar las de las páginas de fabricantes de fuentes, sino de tercero. Una bastante completa es la de Outervision.

El gabinete tiene dos caras. Una es un tema de gustos, la estética, la otra es por las dimensiones internas para que todos los componentes que hayas elegido entren bien con un buen flujo de aire. Hay modelos que tienen espacio para poder el cableado, esto aunque puede parecer solo algo estético no lo es, porque permite mejorar el flujo de aire y enfriar mejor todos los componentes. Desde el procesador hasta la tarjeta de video van a regular la performance si notan que las temperaturas de trabajo suben.

Hablando de los gustos en los gabinetes, lo bueno es que hay variedad de sobra. Mi recomendación es que mires algunos modelos compactos, hoy ya no hace falta comprar uno gigante, el diseño de los pequeños ha evolucionado tanto que podés meter varios discos y hasta una tarjeta de video de buena potencia en un espacio muy reducido.

Antes de comprar revisá si el case viene con ventiladores o necesitás comprarlos aparte. Yo soy medio enfermo con el tema del ruido que hace la máquina, así que si depende de mí, prefiero un par de ventiladores grandes y silenciosos que llenar el gabinete de varios pequeños rápidos y ruidosos distribuidos por todos lados.

Con estos consejos seguramente armar una PC va a dejar de parecerte un misterio o algo imposible de hacer. Lo mejor de todo es que vas a poder tener algo que se adapte perfectamente a tu presupuesto y que pueda crecer en el futuro para no quedarte desactualizado.

¡Mucha suerte! Cualquier comentario o recomendación será bienvenida.

13 Comentarios

  1. yo diria que el minimo indispensable de un SSD serian 240-250 gigas, entre un par de juegos y unos cuantos programas yo ya llene el mio, asi que recomendaria un poco mas de 240 con un disco comun de 1 T

    PD: uno de los pocos juegos que tengo es el GTA 5 y ocupa 40 gigas…

    • por la relacion capacidad/precio los hdd de 2Tb me parecen los discos de entrada y de ahi para arriba

  2. Muy buena guia estoy viendo de armar una PC nueva con Ryzen y estaba desactualizado en algunas cuestiones, gracias!

  3. Teniendo en cuenta un presupuesto acotado, armé esta PC.

    Se que le vendría bien un SSD y también una placa de video de 4GB por lo menos, pero mi idea fue no invertir tanto de entrada y dejar lugar para un Upgrade.

    Comparé los precios entre ML y HardGamers. Debo decir que HardGamers tiene los mejores precios del condado!

    AMD Ryzen 1400
    MSI B350M GAMING PRO
    8GB DDR4 2400 BALLISTIX
    HDD 1TB SATA3 WD BLUE
    RADEON RX 560 2GB ASUS OC
    SENTEY A20 POWER BX2-4293 650W

    Si a alguno le sirve… go ahead!

      • Buenas, la RX560 tendría la performance alrededor de una GTX1050. Por ese motivo el precio de la RX560 debería ser bastante menor a la de una GTX1060/RX580.

        Con respecto al B350, ya tiene la posibilidad de hacer overclock, y tiene más features que la A320.

        Espero que te haya sido de ayuda

        • Es exactamente por esos motivos que busqué ese combo, más allá que me guste un poquito más AMD que NVidia.

          AMD Ryzen 1400 $ 2.850,00
          MSI B350M GAMING PRO $ 1.820,00
          8GB DDR4 2400 BALLISTIX $ 2.226,00
          HDD 1TB SATA3 WD BLUE $ 959,00
          RADEON RX 560 2GB ASUS OC $ 2.450,00
          SENTEY A20 POWER BX2-4293 650W $ 1.400,00

          TOTAL $ 11.705,00

          Buscando encontré esto:
          Zotac Nvidia Geforce Gtx 1060 3gb Ddr5 —> $4218,00

          Los precios son todos de http://www.hardgamers.com.ar

        • Al final compré esto

          Ryzen 1600X
          Asus Primer B350M-ACSM
          8 GB DDR4 2400 Supertalent
          XFX RX580 8gb
          Sentey XCP530TS

          FULL AMD por primera vez en mi vida

  4. Muy acertado casi todo, yo te diría algunos cambios/aportes:
    1) la SSD mínimo 250 GB, menor 500GB, es fácil que un juego AAA te ocupe 70 GB, windows unos 20, y piensa que si las llenas más del 80% empiezas a tener problemas.
    2) RAM, yo creo que con 8 GB puede ser más que suficiente, 16 sobrado y 32 exageradisimo.
    3) Poner atención al ruido de las tarjetas de video, pueden hacer mucho ruido cuando se juega full. Por lo que he oido suelen ser más ruidosas las que llevan chips de AMD.

    • Te dejo mis dos centavos:

      8 GB de RAM están bien para casi todo pero los juegos AAA actuales (no se si por mala optimizacion o porque de verdad necesitan tanto) con esa cantidad de memoria están muy ajustados, 16 GB me parece una medida mas holgada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here