Nintendo sacó a la venta al Game Boy en 1989. Hace ya la increíble cantidad de 30 años. Toda una vida, literal, o más.

Eran épocas mejores para la humanidad. La gente escuchaba música en casetes, se informaban por radios y revistas y por sobre todo, cuando había reuniones sociales se hablaba más y se disfrutaba del momento. A diferencia de ahora en donde somos esclavos de un aparato que está conectado todo el tiempo, hace de todo, y con ello nos sumerge en un halo de pelotudismo.

Por esto probablemente la idea de diseñar una consola portátil hace 30 años fue por un lado un reto técnico pero a su vez, de salir bien, era el ingreso de toda una generación a un incipiente mercado nuevo. Quizás por esto el equipo que se encargó de diseñarla fue el mismo que años antes había hecho los maravillosos Game & Watch que ahora son un objeto de colección.

Con una capacidad técnica que se asemejaba al Nintendo Entertainment System original (NES) pero con una pantalla monocromática similar a la de una calculadora científica El Game Boy no se destacaba justamente por disponer de tecnología de punta y en ese sentido quedó aún más relegada con la llegada de la Atari Linx y la Game Gear de SEGA. Sin embargo y a pesar de las bajas ventas en los primeros meses de ser lanzada una vez establecida en todos los mercados la pequeña de Nintendo sacó a su competencia literalmente – y nunca mejor dicho –  del juego debido a 3 factores: los juegos, la usabilidad y Tetris.

La Game Boy era vetusta, fea, con pantalla monocromática pero al tiempo de haber sido lanzada ya contaba en su catálogo con el Tetris y Super Mario Land, juegos pensados para la consola que la convertían en un must, un obligado si te gustaba jugar en la escuela, en el colectivo o en el parque. Las demás portátiles tenían juegos pensados para las consolas mayores y se comían las pilas en un par de horas, pilas que por entonces no se recargaban y tampoco eran baratas. Una vez pasado el hype, la Game Gear y la Linx por lo general se convertían en pisapapeles mientras el Game Boy seguía siendo un objeto para jugar mientras no estabas en casa y lo mejor, sin aparente fecha de caducidad.

Compré mi Gameboy en el 2000, 11 años después que fuese lanzado el original y un lustro luego de que ese modelo, mejorado, saliera a la venta. Conseguí el Gameboy Pocket en un foro de videojugones en un estado absolutamente inmaculado y lo mejor: en el color gris plata que siempre quise.

Mi pequeña Game Boy Pocket. Detrás, la maravillosa PSP.

Junto con él, Super Mario Land, F1 Race y Wario Land: Super Mario Land 3. Por entonces la fábrica de sueños japonesa ya había creado 100 millones de consolas, muchas de las cuales todavía seguían siendo utilizadas. Eso fue lo mágico del Game Boy, una consola con la capacidad técnica de una NES conectada a una TV Blanco y Negro siguió vendiendo máquinas por 14 años y se seguía sintiendo fresca a pesar de los año. Su reinado duró muchísimo para lo que se considera la vida media de una consola y en 2001 fue sucedida por el retro-compatible Game Boy Advanced, que también fue un éxito de ventas ya que mantuvo las bases simples de su predecesora pero acorde a los tiempos que corrían.

Sin dudas nada de esto hubiera sucedido si los nipones no dotaban de cierta magia a esta pequeña, magia que se despierta cada vez que uno corre el interruptor de OFF a ON y suena la “moneda de Súper Mario” mientras baja un pixelado Logo de Nintendo presentando el cartucho que hemos insertado.

Muchas gracias Nintendo por haber hecho esta pequeña maravilla.

Sólo me queda preguntarles a los presentes si tienen alguna historia con un Game Boy o con alguno de sus predecesor.

5 Comentarios

  1. maxavatar

    la consola mas vendida del mundo (hasta q llego la ps2), la primera de nintendo en superar las 100millones de unidades si sumamos sus distintos sabores. GameBoy, Gameboy Color, Gameboy Pocket.

    Mi historia con la GB es un poco triste. Como habitante de la patagonia y al estar a muchos km de CABA las cosas tecnológicas q llegaban eran pocas, tengamos en cuenta q si bien los juegos estaban en auge estando en el sur todo es mas lento. Ya en esa época Nintendo estaba un escalón arriba respecto a la calidad y cuidado que le daba a sus productos, y obviamente el precio era superior respecto a la competencia. Si esto ocurría en el mundo terrenal de consolas que eran vistas como juguetes diabólicos idiotizantes por los padres de esa época, ni hablar de la consola portable. Era un lujo q pocos se podían dar.

    Conocí la GB porq la abuela de un amigo se la trajo de chile. El hno pais trasandino siempre estaba un poquitin adelantado respecto a nosotros (al menos en la patagonia) en lo referido a tecnología, allí se conseguían mas y mejores equipos de audio de reconocidas marcas Japonesas, relojes, y lo mas variopinto de los electrodomesticos en auge. Casi con seguridad por su tratado de comercio con Japón el cual también incluía vehículos nuevos y usados. Ir de viaje a chile en la zona patagonia era sinónimo de compra, sobretodo porq el cambio convenía.

    Mi amigo tuvo la suerte de q un habil vendedor le encajo a la abuela un Gameboy como regalo de cumpleaños al prepuber. Junto con el maravilloso aparato vinieron varios juegos que no nos cansamos de jugar, TETRIS, Mario Land, bugs bunny crazy castle, r-type y el fabuloso Nintendo World Cup, que no era otro q el Nekketsu Koko Dodge Ball Bu: Soccer Hen de la saga de Kunio-Kun. Toda esa maravilla tecnológica en 1990, con apenas 10 años sobre mis espaldas… era mucho para digerir. Eramos tan buenos amigos, que cada tanto y luego de días de chuparle las medias me prestaba “el juguete” para que pernoctara en mi casa.. bajo mi almohada.

    Tener un gameboy no era para cualquiera, tampoco era para cualquiera salir a comprar 4 pilas AA para el juguete, q duraban menos q un suspiro. No existían las recargables como ahora, y retrocedíamos los cassettes con una bic si teníamos la suerte de tener walkman para no gastar las pilas. El devorador de pilas Gameboy no era amigable con el bolsillo, y cada cartucho costaba su peso en oro.

    No recuerdo si para un día del niño, navidad o cumpleaños mi viejo nos informa en la mesa familiar que se iba a ir de viaje por trabajo unos días a chile. Y que hiciéramos una listita de cosas q quisiéramos. Mi hnita hizo una bonita lista de barbies y pin & pon, mi vieja de sets de cacerolas y vajilla y yo solo pedí dos cosas: gameboy y reebok pump.

    Un hábil vendedor, q no era el de la primera parte del cuento… le vendió unas bellas LA Gear Regulator blancas con naranja y violeta, el furor de las canchas de basket, no eran las reebok negras con naranja, pero tenían el pump ahi.

    El gameboy lamentablemente no llego, en su defecto, el vendedor le vendió otro nintendo.. pensando q un pequeño de 10 años no sabría la diferencia entre ellos, un hermoso game watch Marios cement factory q aun poseo. Aun creo recordar los llantos de frustración de lo injusto que era la vida xq me habían traído una “porquería!!” y no el gameboy. Posiblemente haya hinchado mucho las pelotas, porq tuve la suerte de plantar el germen en el cerebro de mi viejo (inception lta) y al poco tiempo (o mucho para la velocidad q pasa el tiempo siendo tan pequeño) me regalaron una MegaDrive Japonesa q venia de regalo con el sonic 1. Y luego… lo demás, es historia.

    Ya de mas grande, con la responsabilidad de pasar el gen gamer a mi hno menor me hice con 2 gameboy color moooooy baratas en parque rivadavia, uno amarillo y uno verde. La realidad es q nunca le dimos mucho uso, eran epocas de Lan Partys, los primeros juegos en linea y mucho dvd trucho en ps2. Hace unos años, ya bastante grandecitos, le regale a mi hno una dingoo… q emula toda la epoca dorada de los VG a la perfeccion. Espero aun la tenga…

  2. Calipso

    Viendo que vengo de una generación más milenial que el escritor, mí primera experiencia con un gameboy fue un gameboy color con el Pokémon Blue.

    Me parecía muy interesante como te inyectaba colores el GBC cuando jugabas un juego de gameboy común.

    Y recuerdo que mí mayor deseo en ese momento era tener un trafo o pilas recargables para no tener que gastar plata para las pilas.

    Aúnque extraño ese mundo raro de pilas. Si bien hay muchos argumentos a favor de las baterías dedicadas de litio, las mismas ventajas tenés con pilas recargables, más la capacidad de cambiar las pilas en medio de un viaje o comprar nuevas.

    Aunque supongo que la solución moderna no sería otra que un cargador portátil a pilas.

  3. Shengdi

    Hay una errata, el Gameboy Advance no es retrocompatible, lo es el Gameboy Color, que como dijo @Calipso, te ponía colores a los juegos.

    • Calipso

      Shengdi, la gba tenía una gb inyectada adentro. Aunque el procesador de la gba no sea retrocompatible, había una gameboy adentro que tenía acceso a los botones y la pantalla.
      Cuando le metas un juego de gameboy o gameboy color, se ejecutaba a la perfección por qué incluía el hardware original.
      El único (y gran) defecto, es que los colores en la pantalla eran muy distinto a como se veía en una gameboy color. A un Punto en que aunque tenga una pantalla más grande y sea más cómoda, era superior jugar los juegos de gameboy color en gameboy color.
      Salvo ese detalle, no podría no considerar a la gameboy color como retrocompatible.

      • Calipso

        Fe de erratas de responder en el colectivo.
        Salvo ese detalle no podría no considerar al GAMEBOY ADVANCE como retrocompatible con sus antepasados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here