En una sociedad con internautas, son cada vez más los sitios web que deciden publicitar su contenido a través de internet. Google Ads, Facebook Ads o Twitter Ads son medios indispensables para disparar las visitas de un sitio con un anuncio, pero para hacer las cosas bien, es necesario conocer el concepto de URL de destino.

Para empezar: ¿Qué es una URL?

En 1991, Tim Berners-Lee creó la Uniform Resourse Localizator (URL). Se tratan de siglas usadas para crear una dirección específica y brindarle identidad a un sitio web. Se conforma por una serie de caracteres que siguen un estándar universal, como el “http://” o “https://”, “www”, el nombre del dominio (Tecnovortex) y un “.com”, “.ar” o lo que corresponda. A esto le siguen varios caracteres, en algunos casos alfanuméricos, que refieren a un sector particular de la web: inicio, staff o entradas, por ejemplo.

La verdad es que sin las URL sería imposible concebir la famosa acción de “navegar por internet”. La red funciona y existe con las URL, nos conectamos a través de ellas y son indispensables para evitar que el contenido se duplique y que los medios puedan ser identificados en el vasto mundo de internet.

URL de destino: ¿A dónde dirigirás a los usuarios que cliquearon en tu anuncio?

Cuando creamos un anuncio en internet, debemos elegir a dónde llevaremos a los usuarios que “atrapamos” con dicha publicidad. Puede ser el inicio de nuestra web, una cuenta en una red social o cualquier dirección URL que se vincule a nuestro medio. De esto se trata la URL de destino, y saber cómo funciona es indispensable para crear una publicidad efectiva.

Entonces, URL de destino es la dirección URL a la que dirigirás a los usuarios que decidan cliquear en tu anuncio, y tanto Google Ads, como Facebook Ads o Twitter Ads, que son los sistemas de creación de anuncios más utilizados en internet, permiten personalizar dicha URL para que podamos decidir adónde llevar al usuario luego de llamar su atención con la publicidad. Por supuesto, esto requiere prestar atención a ciertos puntos importantes.

La página de inicio no siempre es la mejor URL de destino

En la creación de un anuncio podemos seleccionar la edad de los usuarios a la que estará dirigido, así como sus gustos o palabras clave para que el espacio publicitario sea lo más efectivo posible. Esto logra que podamos evaluar qué sector de nuestro sitio web es el adecuado para llevar al lector, puesto que la primera impresión debe ser la mejor. De esta forma, si Tecnovortex lanzara un anuncio en Facebook, Twitter o Instagram, por ejemplo, podría insertar como URL de destino la página de inicio, pero también hacer mucho más específica la búsqueda de usuarios con una publicidad centrada en personas interesadas en videojuegos, software o hardware, y usando una URL de destino para llevarlas a la sección de artículos de videojuegos, software o hardware correspondiente. Pero podemos irnos mucho mas allá, ya que existen ejemplos de todo tipo, desde sitios de deportes, diarios online, incluso, hasta lotería online.

El protocolo HTTP sigue dando pelea a más de 30 años de su invención.

Si el usuario se queda conforme con el contenido y la URL de destino indica lo que buscaba, es más que probable que se convierta en un lector frecuente del sitio web. De lo contrario, podría retirarse y aumentar la «Tasa de Abandono», lo cual es un signo negativo en la creación de un anuncio.

La correcta selección de una URL de destino para un anuncio publicitario depende de las necesidades del sitio web en cuestión. No obstante, por más linda que sea la página de inicio, puede que el contenido de las entradas sea mucho más atractivo para causar una primera impresión efectiva y captar a ese usuario para futuras visitas.

Dejá una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here