Razer, la famosa empresa de periféricos para jugones (queda mejor que jugadores) encendió las alarmas.

Hace unos días presentó su proyecto “Hazel”, algo que está muy alejado del nicho al que apuntan sus productos pero que en medio de una pandemia puede resultar en un producto muy vendido (si un amigo que es tapicero se llenó los bolsillos cuando comenzó esto del COVID-19, imagínense una empresa cómo Razer).

La idea detrás de Hazel es ofrecer una máscara facial (tapabocas o barbijo – Argentina) de alta calidad y con implementos para mejorar un poco la convivencia con algo que definitivamente no es nada natural para el ser humano – tampoco son naturales las gafas, pero no respiramos con los ojos – e incluso utilizar un poco la tecnología para ayudar en ciertas áreas que se complican al ponernos una máscara.

Y es que el Hazel no apunta a ser una máscara común y corriente, sino que ofrece:

  • Filtro N95 (nivel quirúrgico)
  • Función de auto eliminación de patógenos vía rayos UV en el “cargador”.
  • Iluminación inteligente y tenue cuando detecta oscuridad.
  • Amplificador de voz (algo que sería increíblemente útil) gracias combo de amplificador y micrófono incorporado.
  • RGB (Y si, es Razer, papá)
No están tan mal después de todo.

Dejando de lado la pelotudez del RGB (aunque muchos me puteen y por más que me guste para una PC… una máscara no es una PC) debo reconocer que una máscara de este tipo podría tener buena acogida en gran parte de la población – obviamente entre los más pudientes, claro – que sean adeptos a la tecnología pero sobre todo, early adopters de algo que parece, llegó para quedarse.

Quizás todo lo que dicen muchos es cierto. Enfermedades cómo el COVID-19 serán cada vez más comunes a partir de ahora (cómo dicen quizás, el mundo no volverá a ser cómo antes) y el hecho de que empresas cómo Razer estén investigando la forma de que la tecnología pueda ayudar un poco más a las personas (y hacer dinero en el proceso).

¿Tiene sentido un tapabocas “Gamer”?

11 COMENTARIOS

  1. Si el amplificador de voz la distorsiona y quedás como Darth Vader, sería genial.
    Pero en Argentina ese aparato es un cartel luminoso que dice “Tengo plata, vengan a robarme”.

  2. Tiene sentido la idea? En mi opinion si, desde un punto de vista psicologico la mascarilla (asi le decimos en chile) llego para quedarse y ser parte de lo cotidiano, dicho de otro modo, se vuelve parte de la cultura y personalidad de cada quien…

    Tiene sentido pagarse un paston de dinero por que “sea razer” y tenga rgb, por dios NO!

    La certificacion n95 es algo muy relevante, el microfono con parlante ya me parece para justificar el precio y el RGB viene a convencer al publico que necesita rgb en todo (niños entre 9-13 años).

  3. La eliminacion por UV me encanto, por lejos lo mejor del producto, y el filtro N95 es una adicion perfecta. Por esas dos cosas la compraria (y el amplificador de voz es un golazo, no se escucha nada cuando hablas con el barbijo puesto y el ruido ambiente es fuerte) apagando el RGB porsupuesto.

    Ojala el precio masomenos rinda.

  4. Me parece que tiene muchas boludeces innecesarias. Pero no mas boludo e innecesario que comprarse un jean roto. Al que le guste que le entre nomas. Eso si, lo del N95 es chamuyo; seguramente cumpla el estándar pero si no te lo pones MUY bien, es al pedo. Y lo de nivel quirúrgico ya es zanata de marketing.

  5. Jajajaja me parece innecesario… del tema de los LEDs, mejor ni hablar.

    Pero si realmente quisiera un barbijo N95, antes de gastar la guita en esto, consigo alguna máscara fabricada por 3M o algún otro fabricante con experiencia en el rubro medico.

Responder a Leonmafioso Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here