Hace 15 años se introdujo el estándar SATA en el mundo de la Informática, y poco a poco, terminó con el reinado de una interfaz que era tan, pero tan superior a su competencia (en precio y en performance) que terminó viendose poco en el ámbito de consumo.

SCSI, acrónimo de Small Computer System Interface se conoció en estos lares casi exclusivamente por ser “el otro estándar” de conexión de Discos Duros (aunque el conector permitía utilizar otros periféricos cómo Grabadoras de CD o Scanners) y la realidad es que por aquellos tiempos, ver una PC con un HDD SCSI era lo más parecido que viajar al futuro.

Y hoy es el futuro. Tenemos unidades SSD, SSD M.2, Intel Optane y más, pero a principios de Siglo era realmente una hermosa experiencia disfrutar cómo una unidad SCSI ofrecía una experiencia de uso tan violenta y abismal respecto al tan extendido – por entonces – estándar Parallel ATA (también conocido como IDE).

Ah, y ni hablar si se armaba un RAID con discos SCSI. Eso ya era demasiado.

Un Seagate Cheetah de 320GB. De los últimos HD con esta conexión.

Diseñados para el ámbito corporativo, no era sencillo cruzarse con equipos de consumo que tengan dispositivos SCSI en sus extrañas. Sin embargo en mi ¿juventud? me ha tocado mantener algunos equipos que dependían de esta tecnología y era un placer.

Por entonces, dedicarse al vídeo profesional – tanto particular o como parte de una pequeño canal de cable – hacían casi obligatorio contar también con una unidad SCSI. Y es que, comenzando por el hecho de que los discos internos giraban a 15.000RPM cuando un disco IDE lo hacía como mucho a 7200RPM y sumado a los 320mb/s de máxima transferencia alcanzable contra los 133 MB/S del estándar generalista lo volvían casi oblitatorio para no sufrir los malditos “cortes” en las previews de las ediciones.

Asimismo, la calidad constructiva de estos discos era superior a la media. Eran pesados, sólidos, y desde los conectores hasta la placa lógica era evidente que la fabricación de los mismos contaba con mejores materiales y, obviamente, un control de calidad mucho mayor con el objetivo de durar mucho tiempo y soportar las tremendas velocidades de giro que erogaban.

Actualmente el estándar SCSI derivó en el SAS (Serial Attached SCSI) que en resumen es “el SATA de SCSI” y que inclusive se diseñó para permitir que las placas SAS soporten unidades SATA para usos con requerimientos básicos, aunque no es posible conectar una costosa unidad SAS en un motherboard con conexión SATA.

Todavía recuerdo las ganas que le tenía a aquel Motherboard TYAN que contaba con un Dual Pentium 3, muchos slots de RAM Y por sobre todo conectores SCSI en la misma placa (nada de placas PCI) que literalmente “volaban” con ese par de HDD SCSI cuyo ruidito a moto de carrera resuenan en el taller. Pareciera que sigo esperando que aquel muchacho que filmaba las jineteabas y luego editaba y vendía los videos de las mismas me lo ofrezca. O quizás, ya sea un poco tarde.

10 Comentarios

  1. Me gustó tu reflexión final… Pero yo ahora prefiero el lindo silencio de los discos SSD…

  2. Los servidores utilizaban discos SCASI, también algunos scanners utilizaban esa interfaz.

  3. Mi primera grabadora de CD era una Compro (Matsushita – Panasonic) que venía con una placa PCI SCSI para controlarla. Me vino en una caja grande como la de un gabinete chiquito.

    Venia con un cable plano mas grande que el IDE tradicional.

    • La misma todavía la tengo guardada en una caja! Mi primer grabadora si mal no recuerdo, leí x32 grababa x8 y regrababa x4 una grabadora de increíble calidad, me canse de quemar discos, los compilados de Rodrigo la semana de su muerte no recuerdo la cantidad qué hice, que buenos tiempos en Rosario…

    • Yo tuve una HP que fallaba muy rara vez (en la epoca que no habia buffering para el grabado de CDs). Recuerdo que fue incluso más barata que la equivalente IDE (no se por que motivo). Me vino con mil millones de giladas: etiquetas, un aplicador para las etiquetas, un software para hacer mis propios covers, algunas cajitas y cds virgenes; incluso un CD regrabable!.

    • La placa era fabricada por Adaptec y PCI. La tuve en mi primer pc usada que me habían regalado en el 2008 (si era una pc viejisima obsoleta pero me re servia). La grabadora era la misma que comenta el amigo Nicolas abajo. Leia a x32 pero grababa a 4x no era regrabadora era la más basica de Matsushita – Panasonic. Me cansé de grabar cd que hasta el día de hoy funcionan y como tenía una placa creative isa awe64 los cd salian con calidad profesional un sonido identico a los cd originales de música que me decían nene con que grabas los cd?

  4. Despues de años de renegar en el laburo con una compu que capturaba los datos de una centralita telefónica chica, hace tres año les hice comprar un server proliant ml110 viejito, con un pentium 4 y 1g de ram, y un disco de apenas 40gb pero SCSI a 15000 rpm, literalmente vuela para el laburo que se usa, en quince segundos inicia win server con el soft de captura de datos, de pasada la uso como carpeta de red para archivos temporales, y no se cuelga jamas.

    La vieja tecnología para servers si que era privativa para los mortales comunes, pero en algunos aspectos le paso el trapo a muchas cosas modernas hasta casi el día de hoy.

  5. La misma todavía la tengo guardada en una caja! Mi primer grabadora si mal no recuerdo, leí x32 grababa x8 y regrababa x4 una grabadora de increíble calidad, me canse de quemar discos, los compilados de Rodrigo la semana de su muerte no recuerdo la cantidad qué hice, que buenos tiempos en Rosario…

  6. Mi primer encuentro con SCSI lo viví a mediados de los 90 cuando un cliente me trajo para armar y configurar un Pentium II dual que compró en USA para editar video. Placa madre SuperMicro, Pentium II 400Mhz x2, memoria SDR de 128Mb en 4 placas de 32 y una coqueta controladora Adaptec ,(creo que la 2990), con 2 discos SCSI marca Quantum Fireball LCT de 2.1 y 6.4Gb. La capturadora era una Matrox RT2000 con VGA Matrox AGP conectadas con un puente atras y otro adentro del gabinete. Alta máquina, la Ferrari de mi ciudad. Pocos años después ligué esa controladora con los discos, que junto con una grabadora Pioneer SCSI 4X fué mi primer equipo de grabación y pirateo en un Pentium 200MMX. Escuchar esos discos a altas revoluciones en una época de máximos de alrededor de 3200RPM era un espectáculo. El último SCSI que toqué fué el Western Digital Raptor Ultra 320 de 15.000 rpm que le instalé al mismo cliente no hace mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here