Les voy a dar un ejemplo de uso típico en mi día a día: estoy aburrido, sentado en la PC y un poco cansado de que me llenen de plomo en el Warzone. Entonces digo «ey, voy a relajar un poco» y abro el Chrome, mientras escribo https://nationalcasino.com/ en la caja de texto pienso en los números a los que voy a apostar en la ruleta virtual. Y no sé bien por qué, en el fondo, me siento muy tranquilo porque hace un tiempo que utilizo VPN, pero la pregunta es… ¿qué sucedería si no usara una VPN?

Pensemos un poco más técnicamente la situación: mi Windows es original (en realidad, es de esas licencias de un par de dólares, pero en el fondo no usé ninguna aplicación «extraña» para activarlo), tengo antivirus actualizado, el navegador también, y utilizo autenticación de 2 factores. Obviamente no soy el rey de la seguridad informática, claro, pero podríamos considerar que soy bastante cuidadoso.

Entonces empecé a preguntarme si realmente es necesario tener una VPN y comencé a tener un poco de pensamiento lateral para salir de la burbuja de «necesitás esto porque a, b y c» y pensar realmente en el transfondo de la cuestión, tal cómo lo hice hace varios años cuando me pregunté si realmente necesitaba un firewall para mi Windows.

Para los que no están familiarizados con VPN, vamos un poco con las básicas, en plan facil cómo dicen los gallegos.

¿Qué es una VPN?

VPN es el acrónimo de Red Privada Virtual. Vamos sigla por sigla.

Virtual: imaginate «tirar» un cable Ethernet realmente largo entre usted y alguien (otra PC, un servidor, lo que sea) a miles de kilómetros de distancia porque queres jugar juegos en una LAN. Una VPN básicamente «emula» eso. Esa es la parte de «red virtual» de VPN.

Privada: es privada porque en ese «cable Ethernet imaginario» la información va encriptada y solamente los 2 nodos conectados tienen la llave de desencriptado, de manera que cualquiera que intente chusmear en lo que pasa en ese «cable», solo verá un montón de datos encriptados.

Red: Se explica solo

¿Qué hace una VPN?

Cuando usás una VPN, tu dispositivo y el proveedor de VPN acuerdan mutuamente el algoritmo de cifrado, el algoritmo hash y las claves (o certificados) de precompartición. Esto es para que cuando un lado reciba tráfico cifrado, el otro sepa cómo descifrarlo.

También necesita conocer la dirección IP del proveedor de VPN (IP de pares) para que el dispositivo (o equipo de red) sepa dónde enviar los datos encriptados. Así que, a medida que los datos salen de tu dispositivo, éstos se cifran, ya sea una transmisión de YouTube, un ping, tráfico de algún juego, lo que sea.

¿Qué NO hace una VPN?

Todo muy lindo, pero vamos a dejar algo en claro. Las VPN encriptan el tráfico entre tu dispositivo (PC, smartphone, tablet) y el servidor de VPN. Luego de ahí, el tráfico entre el Servidor VPN y el host al que te quieras conectar dependerá de el host y no de vos.

La típica foto del hacker mirando una pantalla

Para dar un ejemplo: suponete que te conectás a un sitio web muy viejo. El tráfico entre tu PC que usa NordVPN y el servidor de NordVPN en Londres va encriptado, pero desde NordVPN en Londres al sitio, depende de la tecnología del mismo. Lo que si, el sitio web va a «creer» que vos te estás conectando desde Londres, y no desde Argentina, Uruguay, Chile o de donde seas

Esa es la clave de los VPN, que además de encriptar el tráfico, también te estás conectando «a Internet» una ubicación diferente de donde realmente te encontrás.

¿Por qué deberías usar una VPN?

Si tenés alguna de estas necesidas, probablemente necesites una VPN.

  • Si la red donde estás, bloquea algún puerto TCP. Ahí es donde el tráfico VPN no se puede filtrar tán facilmente y luego, desde el servidor VPN, está sin restricciones.
  • Si trabajás en una empresa, trabajás remoto y necesitás acceder a algunos archivos (aunque con las soluciones en la nube se está usando cada vez menos).
  • Para ver Netflix con más contenido (porque en USA tenés una inmensa cantidad de películas) aunque últimamente está difícil ya que los tipos detectan que usás una VPN y la bardean.
  • Si bajás cosas de Internet y no querés que tu IP sea castigada (mis amigos que viven en Europa, je).

Entonces, ¿por qué algunas personas quieren usar una VPN 24/7? Y acá voy a intentar dar la respuesta al título…

¿Es realmente necesario pagar por una VPN?

Yo creo que el 95% de los usuarios no necesitan una VPN. Es la verdad. Teniendo mínimas consideraciones de seguridad y utilizando redes seguras (acá pienso en mi casa, mi trabajo – donde yo configuré la red – y las redes móviles) prácticamente no es necesario utilizar una VPN.

Obviamente hay casos y casos. Pero hoy la grandísima mayoría de los servicios utiliza su propia encriptación (ya sea Apps o incluso el tráfico de los navegadores web) y muy distinto era el caso de cuando la mayoría del tráfico web era por http y viajaba todo en texto plano, incluso las primeras versiones del MSN Messenger. En la actualidad todo va por https y cualquiera que quiera utilizar un sniffer para intentar desenmarañar tráfico en el medio la va a tener muy difícil, por no decir casi imposible.

Así que… salvo que seas un piratín en Europa, un usuario de Netflix que quiere ver más cosas o tu ISP es una mierda y bloquea puertos, la realidad es que no, no necesitás una VPN. Ahora… si la podés pagar y querés agregar una capa extra de seguridad de tus datos, hacelo, no está para nada de más.

1 Comentario

  1. Ramiro

    Lo que a mi me gustaria hacer en algun momento, es un servidor VPN propio, en mi casa, con la idea de cifrar bien mi trafico en redes publicas (facultad, un cafe, etc).

    También ayudaria con la privacidad, ya que, en teoría, usaría siempre la IP de mi casa. Y ahora que lo pienso ¿Esto seriviria para compartir Netflix? Digo, ya que hace la detección por IP.

Responder a Ramiro Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here