cloud computing

23 150

Me desperté tiritando, un sudor frío me bajaba desde la nuca hasta la raya de… la parte más baja de la espalda. Ya no estaba soñando.

En el mas profundo silencio de la noche, totalmente a oscuras como estaba y hasta que no se me acostumbraron las pupilas al leve resplandor pálido que se colaba entre las escasas dos rendijas de la persiana de madera que no había terminado de bajar no caí en la cuenta: Había sido solamente una pesadilla.

Hacía ya varios meses que la electricidad se había ido llevándose consigo todo lo que fui. Toda mi identidad digital borrada de un plumazo, como si nunca hubiera existido, como si todo el esfuerzo invertido en mas de la mitad de mi vida se hubiera evaporado en una milésima de segundo justo después del apagón convirtiéndome en un completo inútil bueno para nada. Sabía de conexiones, protocolos, lenguajes y compiladores, sabía de parches y configuraciones pero me estaba muriendo de hambre por que nunca busqué en Youtube como hacer fuego con dos palitos y mientras me sacaba callos en las manos en mis infructuosos intentos pensaba: "Tom Hanks, la puta que te parió, chamuyero".

En mi sueño estaba yo en el típico escenario post-apocalíptico -acá abro un paréntesis: Mamá, tenés razón, tanto cine norteamericano me está quemando la cabeza-.

Buscando desesperadamente entre las calles desiertas a simple vista pero atestadas de peligros invisibles algún motor al que pudiera adosarle una manija para convertir en dínamo. Necesitaba cargar la maldita batería como diera lugar. Necesitaba buscar redes inalámbricas disponibles. No, no necesitaba conectarme a internet. Peor aún:

…Necesitaba Google. Nada mas que Google ¿Se puede ser mas boludo?

Tenía que pasar lo peor para hacerme entrar en razón:

  • Todos mis correos electrónicos en Gmail.
  • Todas mis anotaciones en Notebook.
  • Todos mis escritos y planillas de cálculo en Docs
  • Buena parte de mi vida social en Plus.
  • Buena parte de mis conversaciones de Chat en Talk.
  • Mi agenda personal en Calendar.
  • El mejor material de lectura en Reader.
  • Mi página web en Sites.
  • Mi planito para saber como llegar en Maps.

Pero fundamentalmente: Todos mis videos en Youtube y todas las fotos que tomé con mi cámara digital en los últimos años en Picasa, convencido en mi estupidez que si había algo que no me faltaría nunca en la vida, sería Google.

(¿Que pasaría si el Cloud Computing se nos presenta como esta nube?)

12 172

Por Nacho Van Droogenbroeck

Todo el mundo habla sobre los sistemas operativos basados en la nube y lo bueno que es tener los datos siempre “a mano” en todos lados (incluso ayer Juan hizo un análisis de eyeOS).

Ahora bien, ¿alguien leyó las nuevas políticas de Dropbox? La historia corta dice que si el gobierno de USA quiere ver nuestros archivos Dropbox se va a abrir de piernas y darles el acceso a los mismos. Entonces, uno pensará ¿pero si lo usas de manera licita no va a ver problemas, no? Y yo te diría que no se, como bien sabemos la administración de Obama está incautando dominios de sitios que ellos consideran que están cometiendo algún delito, en el caso de rojadirecta.com, ok, esta bien, ellos transmitían algo para lo que no estaban autorizados, pero ¿en el caso de Pokerstars.net? Incautaron el dominio porque decían que era un sitio de apuesta ilegal y todos sabemos que no es así es solamente un sitio para jugar online, es gratuito y no hay apuestas en el mismo. Esta situación seguramente se aclaró porque el sitio está online.

A lo que voy con todo esto y no importa si es algún gobierno o empresa, alguien, en algún lado tiene acceso a nuestros archivos, información que puede ser sensible. Mientras algunos ponen todo en la red, otros, como yo, seguimos usando Pen drives y creo que es la manera más segura de transportar datos, porque nosotros somos lo que controlamos, lo que hay dentro de nuestro dispositivo y nuestro equipo.

Digo (tal vez suene de paranoico) que no veo muy provechoso tener toda mi vida digitalizada y esto lo digo, no para ir en contra de la corriente, lo digo porque no me da ninguna gracia que una empresa haga dinero con mis archivos, analizándolos y dándome anuncios relevantes.

Chrome OS

(Chrome OS será un OS que usará “la nube” para guardar los datos del usuario)

¿Y qué pasa que el servidor donde están mis archivos se jode? Ok, tienen seguramente un respaldo en un Datacenter de Australia, ok, ¿hasta que restauren todo puede pasar un par de días, no? Si no, recuerden el caso de Gmail de hace unas semanas, se tardaron como una semana en restaurar los datos que se habían perdido. Si pasa lo mismo ¿podremos trabajar una semana sin nuestros archivos, los que usamos todos los días?

10 207

No puedo precisar con exactitud cuando fué la primera vez que me la encontré pero podría apostar (no mas de un fernet y de los de botella chica por las dudas) que fué antes del 2003. Por aquel entonces, a duras penas se parecía a algo remotamente utilizable o con algún futuro.
Estoy hablando de la visionaria -demasiado quizás- página web que ya por aquel entonces proponía un sistema operativo virtual en la nube cuando todavía no existía el concepto de cloud computing: Computadora.de -hoy en día fuera de servicio-, de la empresa Mexicana Sapotek.
La última vez que la ví, mi cuenta contaba con escasos 4Mb de capacidad online si la memoria no me falla y todo el entorno gráfico se parecía a un rudimentario windows 95 renderizado en el navegador a fuerza de pegar uno al lado del otro gifs animados por eventos de cursor en html.

Por lo que anduve viendo hoy para poder documentarme un poco antes de escribir todo esto, la empresa al momento de dejar de brindar el servicio por allá por el 2008 había mejorado muchísimo el servicio y tenía un nada despreciable stock de aplicaciones que ofrecía de manera gratuita al usuario lo que la convierte por lejos en pionera en el rubro, tan pionera que no parecía tener por aquel entonces ninguna razón de ser ni rentabilidad y que la llevó irremediablemente a la bancarrota como suele suceder con muchos visionarios.

Pero no es de este caso puntual del que quería hablar si no de otro bastante mas jovencito y muy en pañales todavía (pero completamente usable y funcional): EyeOS, un sistema operativo virtual basado en la nube, de código abierto para que cualquiera pueda descargar y montar en su propio servidor o para probar/usar online de forma gratuita desde la misma página web del producto.

Si bien no llegué a experimentar computadora.de en sus días de esplendor y supongo que debe haber sido algo bastante mejorcito que este EyeOS por lo que se ve en los escasos screenshots que son el único vestigio de lo que podría haber sido una mina de oro, AJAX de por medio, EyeOS me ha dejado maravillado por la simplicidad del entorno y por la usabilidad del mismo.

El sistema operativo en si mismo se puede extender por medio de la instalación de aplicaciones de terceros, que por ser de código abierto dispone ya de infinidad de aplicaciones para descargar e instalar en formato eyepackage. Las aplicaciones disponibles van desde widgets y juegos a clientes de correo y chat o reproductores multimedia de toda índole.

eye OS

(Escritorio de eye OS – clic para ampliar)

19 158

Si, el futuro está en la nube, el cloud-computing. Nada nuevo. Hasta mi vieja escuchó algo al respecto por que lo leyó en algún diario o lo escuchó en la radio AM. Tanto está en la nube el futuro que nadie se quiere quedar afuera, ni siquiera la piratería.

Como técnico de PC he visto evolucionar la piratería a la misma velocidad con que se incrementaba el ancho de banda de bajada y la capacidad de procesamiento del hardware. Me explico:

Hubo un tiempo en que no había PC -de dueño masculino o compartida con algún hombre de la casa- que pasara por mi taller que no tuviera almacenada en alguna parte del disco rígido, a veces oculta, otras a simple vista, pornografía a granel. A 320×200 y 72DPI podías encotrarte inclusive con varios cientos de imágenes almacenadas en los casos en que la patología era realmente grave.

Con la aparición de internet a 56K por dial-up y discos de mas de 1Gb de capacidad se empezó a ver otra cosa: Los microprocesadores podían descomprimir video comprimido en tiempo pseudo-real. Donde antes venían las PC con mucha pornografía en imágenes, empezó a verse cada vez mas pornografía en video y no había PC que no tuviera algún videíto -120×120 píxeles a 5FPS, 30 segundos de duración como mucho- de esos guardado por ahí.

La nube

Mas adelante apareció la tecnología MMX y se fué todo al carajo, un microprocesador podía reproducir el reluciente formato MP3 sin mucho esfuerzo, con el 50/60% de tiempo de microprocesador alcanzaba. Donde antes era impensable tener música almacenada en el dísco rígido ahora de golpe podías tener unos cuantos discos completos almacenados y disponibles a dos clicks de distancia. Para empeorar el asunto podías descargar un archivo .mp3 desde internet en mas o menos 15 minutos si sabías dónde buscar y para ponerle la frutillita al postre, apareció Napster, seguido de AudiogalaxyYa ni hacía falta saber dónde buscar. Es mas, ni siquiera hacía falta saber.

Así que donde antes veías pornografía, ahora veías música almacenada, y el usuario que antes no decía nada, ahora te avisaba:

– “No me vayas a borrar la música ¿Eh?