Luego de un año donde Samsung tuvo una inmensa prueba de fuego (nunca mejor dicho) llamada Galaxy Note 7, el gigante surcoreano parece haber apuntado todos los cañones a crear el Smartphone definitivo. En parte por la necesidad de que su buque insignia sea lo suficientemente bueno para recuperar la confianza de sus consumidores y mejorar las ventas de un 2016 que fue lógicamente en bajada después del battery gate y en parte también porque, nobleza obliga, la evolución lógica de un Smartphone fantástico cómo lo es el Galaxy 7 debería estar cerca de lo que podríamos llamar “estado de arte”.

Es muy probable que les llame la atención que alguien hable bien de Samsung. No les digo que mi opinión está bien y soy el único que tenga la razón pero los invito a hacer la prueba mental de recordar titulares y contenido de notas y comparativas y verán que casi históricamente esta empresa ha sufrido de una prensa que si bien no podríamos considerarla como “mala prensa” es probable que en ciertos aspectos haya menospreciado algunos de sus productos (incluso en este mismo sitio años atrás redactores como Nicolás escribían No, tu Samsung Galaxy no es el mejor teléfono que hay).

Esto ha tenido sentido en su momento. Materiales de construcción malos para el precio, duración penosa de la batería, una capa de personalización inflada y poco performante y más se ganaron el odio de medio mundo entusiasta. Es esa mi sensación y por eso creo, humildemente, que esta empresa está arrastrando sensaciones y problemas que tuvo varias generaciones atrás y ese “meh” generado en su momento a muchos entusiastas en lo más profundo de sus corazones ya no tiene vuelta atrás.

Día a día en varios grupos veo cómo usuarios avanzados y conocedores del mercado por poco no se mojan los calzones cuando ven noticias del próximo LG, HTC o Xperia (que luego terminan pasando sin pena ni gloria en el mercado) , pero a su vez le dan con un caño a Samsung. Y yo, que parecería ser de otro palo, me vengo maravillando con los Smartphones de alta gama de la marca desde el Galaxy S6.

Telefonazos

Por esas cosas de la vida en estos últimos meses han pasado por mis manos casi todos los últimos modelos de alta gama de Samsung. Tuve un año un Galaxy S6 Flat, luego un S7 Flat durante 2 meses y un Edge unas semanas. Luego y desde hace un tiempo tengo un Galaxy S6 Edge+ y sólo tengo una palabra para describirlo y describirlos a todos: son unos put*s telefonazos.

Quizás el Smartphone bisagra que podía cambiar la perspectiva general de la marca fue el Note 7. De hecho, la mayoría de las reviews que se hicieron antes de que se supiera que en realidad era un arma de destrucción masiva apuntaban a que se trataba del mejor Android del 2016 y probablemente el mejor Smartphone hecho hasta el momento. Algo que obviamente se tapó con tierra, o mejor dicho, con fuego.

Samsung Galaxy S8 y S8+

¿Que podría pasar si se toma como base el mejor Android del 2016, se le pone el hardware tope de 2017 y se le agregan mejoras de diseño y usabilidad? Probablemente estemos ante un equipo que roza la perfección, y según los suertudos periodistas que han tenido acceso a los Galaxy S8 y S8+, así es.

“El Samsung Galaxy S8 es el mejor teléfono que he tenido. Es una hermosa combinación de vidrio, metal y una pantalla absolutamente masiva en un cuerpo que es mucho más pequeño de lo que cabría esperar.” dice Dieter Bohn, redactor de The Verge y uno de los periodistas más respetados del medio. Y con eso detalles cómo los 8 cores corriendo a casi 2Ghz, los 4GB de RAM, el conector Jack de audio (!) y las pantallas QHD de 6,2 y 5,8 pulgadas del S8+ y S8 respectivamente pasan desapercibidas, porque hoy, en un mundo donde con un Moto G5 cualquier usuario puede obtener una experiencia de uso por demás satisfactoria, lo que destaca a los equipos de alta gama son los finos y exquisitos detalles, y sin dudas Samsung lo volvió a hacer muy bien en esta generación.

Detalles como una pantalla que además de ocupar casi todo el bezel se inserta de forma curva (no hay versiones flat como antes) en un cuerpo de aluminio, o de la cámara, que promete ser aún mejor que la de su predecesor que ya de por si estaba entre las mejores del mercado – si no la mejor, perdía por puntos con la del iPhone 7 plus y su increíble bokeh – que junto a agregados como el desbloqueo por detección facial o el scanner de iris sin dudas harán que este tanque si no la gana, seguro la empata.

¿Es perfecto? Para nada. Volviendo a los detalles hay cosas que no convencen, cómo un lector de huellas puesto atrás pero demasiado cerca de la cámara o el aspect ratio de la pantalla y esos bordes curvos que en lo personal no me terminan de convencer. Lo del botón home es algo que a mi me encanta usar y perderlo es un poco chocante (pero esto es tan personal que no podría llamarle una contra). También es probable que cómo todo Samsung la vida de la batería no sea excepcional.

La gran meseta y el aburrimiento

Es muy lindo ver cómo a nivel industrial estos dispositivos ya casi no tienen cosas para mejorar. Y antes de que alguien me tilde de demasiado optimista lo voy a volver a invitar a la reflexión con algunos detalles: Hoy estos equipos sacan fotos que en muchos casos se acercan a una DSLR básica, hoy se caen en el agua y no se dañan, hoy la pantalla es casi imposible de rayar y el cuerpo es de un material metálico exquisito, hoy – y esto es lo mejor – la experiencia de usuario es sensacional.

Y todo eso nos acerca a una situación en la que muchas compañías pueden presentar verdaderas joyas de la ingeniería pero a su vez todas en muchísimos aspectos, se parecen. Esto es genial, pero a su vez, aburrido.

Samsung, al parecer, has creado un Android que roza la perfección. La pelota ahora, está del lado de la competencia. Y la pregunta a hacernos es: ¿Le alcanzará con un dispositivo que apunta a ser fantástico para recuperar la confianza de sus clientes?

19 Comentarios

  1. Paco

    Personalmente lo que más me llama la atención del S8 son sus reducidos marcos aparte de, obviamente, su potente hardware. Lo que menos me gusta son esos absurdos laterales redondeados y la limitada capacidad de la batería.

    Por cierto ¿en qué demonios estaban pensando cuando decidieron poner ahí el lector de huellas? Hecho mucho de menos el zoom en las cámaras de los móviles, para mí es mucho más útil e interesante que chorrocientos megapíxeles o artificiales efectos de desenfoque.

  2. La parte delantera es simplemente hermosa, pero la parte trasera, es horrible! estéticamente nunca me gustaron los samsung.

  3. Rodolfo

    El ingeniero qué craneó el lector de huella atrás, es un campeón. Cagó todo lo lindo del equipo. Y como poseedor de un S7e, sinceramente no agradezco la pantalla curva. El hecho de no poder usar una protección adicional como cristal templado + Hard case, no es algo que, quienes compramos/invertimos en un equipo y queremos que nos perdure sin daños, nos guste. A

    ctualmente tengo colocado un film ArmorSuit que por más buena voluntad y paciencia que lo coloques, se empieza a levantar por las puntas a causa de la (aunque) leve presión del case, perdiendo lo estético del equipo.

  4. Forden

    No me gustan los bordes redondeados.

  5. Mariano Rodriguez

    Samsung mantiene y profundiza sus elementos característicos que sentó en base a su estrategia que lleva desde el S6.

    La curva es casi un sello característico de su gama premium y es un elemento bastante efectivo para dar esa ilusión de que se reducen los bordes laterales.

    Muchas de las mejoras también se basan en la suba del costo del terminal.

    Los dos puntos flojos del terminal me parecen el lector de huellas (debido a que no pudieron conseguir el sensor en pantalla a tiempo) y la capacidad de la batería (para asegurarse de no tener otro batterygate).

    Por lo demás, creo que de momento no hay mas que se le pueda pedir hoy en día a un terminal de estas características.

  6. luchobarrios

    Si no tiene ShatterShield es una bosta! se cae al piso una vez y adios potente hardware!

    Aguante la Linea Moto [ X | Z ] Force

    • Danko Balarezo

      Para eso existe Gorilla Glass

      • luchobarrios

        El gorila glass se rompe como cualquier vidrio. No se rayará, pero un impacto directo y chau pantalla.

  7. Tab

    Frontal excelente, lector de huellas peor lugar imposible, boton para bixbit al re pedo, actualizaciones al año del pedo… Una lastima, pero a samsung nunca mas alla del S2 y S3. Ahora con OP3 actualizado a 7.1 y todo de 10. Veremos si los chinos lograr sacar de este tipo de diseños la perfección misma.

  8. oem

    Hay algo que no se menciona, pero que a mí siempre me llamó la atención de las versiones Edge, en las curvas de la pantalla noto que:

    -La imagen se deforma justamente por la pantalla curva.
    -Parece que tuviera fuga de luz del panel justo donde termina la pantalla.
    -La Luz exterior se refleja mucho más en esta parte curva del vidrio.

    Motivos por los que sigo prefiriendo la pantalla plana aunque la curva tire más facha.

    Por eso te pregunto Guillermo, que opina de estos 3 puntos?

    Gracias!!!

    • Martín

      Estoy de acuerdo con vos. Yo estoy feliz con mi Sony Xperia z5 premium

  9. Sergio

    Samsung, al menos en los telefonos, siempre me parecio la firma que copia lo que hacen los demas. Siempre las “mejoras” de los samsungs vienen luego de que otro telefono, conocido o no, las hubiese implementado.
    Sin ser fan de Apple es facil notar como la manzana agrega algo, y luego samsung lo copia. El lector de huellas, la “retina” display, el sensor de presion, apple pay, siri y asi podria seguir. Ahora lo esta haciendo copiando el Mi Miix que me parecia sobervio. No son malos telefonos, pero me parece que siempre sigue las tendencias y por ello no creo q merezca tanta fama. En este telefono tenemos la imitacion de “continium” asi que ahi tenemos otra mas. La unica mejora propia de Samsung fue el borde curvado, al cual, sinceramente, no le veo utilidad y te distorciona los videos y el texto que leas. No veo que merezca la pena comprar “la imitacion” que comprar el original.
    pd: No me interesan los tope de gama, tengo un lumia 640, pero si cambiara a android, no iria por Samsung.

  10. Nicolás

    La unica contra de los Samsung es la cantidad de apps al cuete que ocupan espacio y no se pueden eliminar de forma sencilla.

    Como dicen varios lectores la pantalla curva tampoco es de mi agrado.

  11. Pai

    Han pasado por mis manos varios modelos de Samsung, hasta mi último Samsung, un Galaxy S3, recomendaba comprarlos, pero con el tiempo de uso llegué a la conclusión que tiene punto mas débiles que otros de los grandes vendedores/Marcas (Apple, Motorala, Huawei, etc), hablando de gama media/alta:

    – Pantallas muy débiles o mal diseño
    – Baterias pobres
    – Software basura (mucho software basura)
    – Y una de las peores cosas, sino la peor, las actualizaciones de OS.

    Creo que definitivamente, la experiencia con el sistema operativo marca un gran porcentaje de la opinion final sobre un teléfono. A mi entender Motorola y Huawei tienen equipos mejores con mas o menos las mismas prestaciones.

    • Pai, sos justo de los usuarios que hablo, de los que “se cansaron” de la marca (y con Razón).

      Ahora las cosas son distintas. Quizás no geniales, pero si mucho mejores.

  12. Emiliano

    Respecto al S8, me gusta el diseño frontal, pero la bateria a priori aparenta quedar muy justa y el lector de huellas da la sensacion que fue colocado a ultimo momento en el lugar mas incomodo y poco practico (al lado y pegado a la camara)… aunque sea lo hubieran colocado abajo y un poco mas separado pero bueno…

    Por otra parte, actualmente soy poseedor de un S7 Flat (vengo desde un Moto G2) y la verdad que es muy buen celu pero lo que mas me molesta es el software de Samsung (Touchwiz), es increible que teniendo semejante hardware se desperdicie tanto potencial con apps preinstaladas completamente inutiles, por nombrar alguna, trae una app de mantenimiento integrada en el sistema “Powered by CleanMaster” cuando es bien sabido que las mismas son completamente inutiles y solo estan para generar un efecto placebo en el usuario.

    Estoy con serias ganas de cambiarlo por un Moto Z Play, la verdad que es un celu que me cierra por todos lados: bateria gigante, android (casi) puro, y hardware muy correcto…. y capaz hasta le saco unos pesos en el cambio.

  13. nah….

    No necesito nada de lo que presenta. Hablo por telefono, uso whasap, messenger, telegran, navego y leo libros en un samsung galaxy fame con pantalla de 3,5 pulgadas. Me costo 700 mangos usado en mercadolibre,… vamos! si hasta tiene camara de 5 mpx. y tiene flash!

    Cuando no tenes “sensibilidades liberales” -muy probablemente implantadas- la vida se presenta de una forma simple y barata.

    Saludos.

  14. Ignacio Nicolas Feijoo

    lo del sensor de huellas fue un “me quedé a mitad de camino”. Está claro que los sensores de huellas tienden a desaparecer o a usar otros mecanismos para leer la huella. Samsung quiso hacer un lector de iris, pero solo llegó con la funcionalidad de reconocerte con la cam (se puede saltear usando una foto) o con el sensor trasero.

    Otra cosa que no entiendo de la alta gama es porque no pasan a otro material para evitarse poner plastico para las antenas. Ya hay un par de celulares cerámicos que no tienen esas banditas plasticas. Además, no ponen mas de 4gb por un tema de eficiencia energética pero le ponen pantallas de alta resolución que apenas distinguís de una muy buena pantalla hd.

    Pero bueno, yo sigo pensando que lo que se viene son los celulares “alta gama” por 400 dolares. Seguiré con mi op3t.

  15. Lucas AS

    No te ponen botón para cámara, pero si para una función que nadie va a usar…

    Me sigo quedando con mi galaxy A5.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here