Todos tenemos nuestros objetos de deseo, algunos perfectamente razonables, otros son tan solo sueños, pero todos tenemos esa lista secreta de cosas que simplemente NECESITAMOS tener. Entre esa lista, que tiene varios autos y una pista de carreras privada, está una impresora 3D. ¡No me van a decir que ustedes no quieren una!

¿Cómo alguien no querría un gadget que es capaz de imprimir sus propios repuestos? Eso es como tener un robot indestructible, a prueba de todo! Sin dudas, lo más interesante de una impresora 3D es que no hay límites a lo que puedes hacer con ellas. Desde un nuevo case para tu teléfono, pasando por muñecos de acción hasta maquetas para un arquitecto, la creatividad es lo único que te limita.

Como cualquier gadget que vayas a comprar, primero tenés que saber para qué lo querés usar, y en función de eso analizar qué te conviene comprar. Como elegir una impresora puede ser complejo acá van algunos conceptos y consejos para entender más a la hora de hacer una investigación.

El hardware

Hay tres tipos de impresoras, las más comunes y accesibles son las llamadas de Fused Deposition Modeling (FDM), que calientan el material de impresión y lo colocan capa por capa. Adicionales a estas se encuentran las de Stereolithography y las Selective Laser Sintering (SLS).

Hablando de materiales que usas para imprimir, tenés dos opciones. Poly Lactic Acid (PLA) y Acrylonitrile Butadiene Styrene (ABS). El PLA se enfría rápidamente, por lo que no hay menos posibilidades que se deforme, aunque bajo un intenso calor puede hacerlo. El ABS es más resistente y flexible, por lo que es ideal para piezas que deben encastrar, pero al tardar más en enfriarse corre el riesgo de deformarse.

No todas las impresoras permiten usar ambos tipos de insumos, en función de lo que quieras lograr deberías elegir el tipo de impresora.

La calidad de la impresora es medida a grandes rasgos de la misma forma que una impresora tradicional. Por su resolución y la velocidad con que imprime. A mayor resolución, mayor calidad obtenida en el modelo final. La velocidad es otro factor, pero si nos preguntan a nosotros, es preferible esperar un poco más en el proceso de fabricación a cambio de mejor calidad.

El software

Una vez que tengas la impresora, vas a necesitar los archivos generados especialmente para este fin. Si usas un programa de CAD para generar tus propios modelos, vas a necesitar crear un archivo STL, que es la abreviación de STereoLithography. Pero aquí no termina el proceso de preparación, ya que vas a necesitar usar ese archivo en conjunto con un programa de Slicing, que es básicamente el que le dirá a tu impresora como debe hacer el trabajo para obtener la representación final del modelo.

Hay varias opciones para esto, y muchas gratuitas, como los excelentes Blender y SketchUp, sobre los que hay miles de tutoriales disponibles de la enorme comunidad que los usa.

El precio

Lo fantástico del auge de estas impresoras es que sus precios cubren todos los rangos y posibilidades de bolsillos. Podés gastar desde us$150 hasta el infinito y más allá. Adicional a esto, hay que considerar el costo del material que usarás para imprimir los modelos. Un gran ejemplo de estas impresoras “buenas, bonitas y baratas” es la A8 3D Printer que está de oferta en Gearbest.

impresora-3d

Con precios tan accesibles, es muy difícil resistirse a meterse en este mundo. Lo que estoy seguro es que el día que tenga una, lo primero que voy a imprimir es el casco de Darth Vader. ¿Vos qué imprimirías primero?

PD: Gracias a nuestros sponsors de Gearbest que cuentan con excelentes precios y promociones, como la del 11/11 que te recomendamos.

3 Comentarios

  1. Andres Black

    Rapidamente voy a tratar de contar mis primeros días con una Anet A8 (alunar M508), muy similar a la de la foto, pero un poco mas nueva, estructuralmente mas estable.

    Armado: un par de horas, mucha paciencia y Pdfs. Calibración: llevo varios días y cada vez que la quiero usar esta descalibrada, lo bueno de todo es que hay una base grande de usuarios que suben piezas imprimibles a Thingiverse para mejorar la maquina, estoy tras un sensor de proximidad inductivo para que se auto calibre al imprimir.

    Se gasta mucho mas material de lo que había imaginado, mas cuando se imprime en alta resolución o cuando el infill (relleno) es alto. Se banca bien PLA, ABS y hoy probé Flex (termina quedando tipo goma) y funcionó bien.

    Es muy, pero muy difícil lograr un acabado profesional, casi imposible diría, se notan las capas de impresión, hay métodos para suavizar con acetona o thiner, pero para piezas mecánicas no creo que sean útiles.
    Es lento.

    Hay un montón de factores a tener en cuenta que nunca hubiera imaginado, pero la curva de aprendizaje es suave.
    Modelar en 3D es un embole, al menos con sketch up que teóricamente es uno de los mas sencillos.

    • Guille

      Esa era la review que me esperaba.
      Gracias.

  2. Andres Black

    PD: Lo primero que imprimi fue una pua de guitarra que me estaba haciendo falta para tocar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here